Archivado en Comunicados, Salario

Hay cajas rurales que no defienden a sus plantillas


No se trata de cumplir el convenio colectivo, sino de castigar los bolsillos de los trabajadores. Un 60% de las empresas consultadas han decidido tocar el bolsillo de sus trabajadores/as. Por el contrario, algunos equipos directivos llevan a√Īos subi√©ndose los salarios, por encima del 10%, en algunos casos.


pdf
print
pmail

Hemos realizado una prospecci√≥n en el sector de cajas rurales para poder detectar las empresas que van a detraer a los trabajadores el 1,2% correspondiente al a√Īo 2009 y aquellas que no lo van a hacer. Se pueden deducir, ya en estos momentos, algunas primeras conclusiones:


 

  • Se ven afectados, por la detracci√≥n, aproximadamente el 58% de los trabajadores de las cajas rurales que hemos testado. Y UN 42% NO VAN A DETRAER IMPORTE ALGUNO.

  • Hemos detectado las presiones ejercidas por UNACC y por las direcciones de algunas cajas rurales sobre el resto, influencia que est√° provocando que haya cajas rurales reacias a detraer el 1,2% pero que finalmente lo van a hacer para no destacarse. Ruralcaja, la segunda caja rural del sector, no detrajo en 2009 y si lo hace ahora. ¬ŅQu√© ha cambiado? . Hay otras entidades con similar actitud.

  • Van a detraer el 1,2%, cantidades como las de la tabla que hay m√°s abajo, que en su conjunto no suponen ning√ļn ahorro de costes significativo.


Las cajas que detraigan el 1,2% no est√°n cumpliendo mejor el convenio.UNACC no ha dicho la verdaden la circular que ha emitido a las cajas rurales

Los acuerdos que est√°n alcanzando algunas cajas rurales con sus representantes sindicales (las del 42% que no detraen el 1,2% a la plantilla) no suponen que renuncien al ajuste del IPC a finales de 2010. Al contrario, est√°n recogiendo cl√°usulas que establecen que, cuando se conozca el IPC de 2010 se producir√° el ajuste definitivo del convenio colectivo, porque est√°n seguros de que ser√° un ajuste m√°s fino que el que el resto de cajas rurales van a practicar ahora, metiendo la mano en el bolsillo de los trabajadores/as del sector por la totalidad del a√Īo 2009.

UNACC, en la circular que ha emitido a las cajas rurales recomendando la aplicación dura de la letra del convenio, no ha dicho la verdad. Los sindicatos presentes en la Comisión Paritaria (CCOO, UGT y FITC) no rechazamos la aplicación del 1,19% para 2010, pues se trata de un tema menor comparado con la detracción del 1,2% de 2009 con carácter retroactivo.

Intentando confundir a los trabajadores han lanzado una informaci√≥n sesgada e incorrecta. El 0,19% de diferencia en las tablas de 2010 apenas supone unos pocos euros. Lo que si es realmente trascendente para los trabajadores es lo que le van a detraer, el 1,2% de todo 2009. Unas cajas lo hacen en enero o febrero (de una sola vez), otras en 3 veces, y otras lo van a prorratear en todo el a√Īo(como si se tratara de las rebajas, con facilidades de pago). Es lamentable una actitud tan mercantilista y cicatera. Arrebatarle 240,79 euros a un nivel 10 no puede considerarse una haza√Īa.



La √ļltima palabra no est√° dicha. Comfia-CCOO est√° trabajando por la recuperaci√≥n salarial para todos/as los trabajadores/as de estas entidades

Vamos a luchar para que ninguna caja rural pueda detraer ni un solo euro a sus trabajadores. Ni este a√Īo el 1,2%, ni el 0,6% que detrajeron en 2009 con relaci√≥n al IPC de 2008. Hemos trasladado a la Asesor√≠a Jur√≠dica nuestro criterio de que legalmente no se puede detraer dicho importe, y tenemos fundadas esperanzas de que as√≠ sea.

Las cajas rurales que han optado por ajustar los importes de 2009, a la vista de c√≥mo est√° evolucionando el IPC, puede que sean deudores de sus plantillas antes del verano. ¬ŅQu√© har√°n, devolver√°n los importes o se los guardar√°n en las cuentas de resultados?. En estos momentos ya ha crecido el IPC el 1,1%, y estamos en el mes de enero. No hab√≠amos pedido que nos regalen nada, pero la falta de sensibilidad y de responsabilidad de los Consejos Rectores, √ļltimos responsables de esta decisi√≥n, es manifiesta.

Madrid, 1 de febrero de 2010.

COMFIA CCOO Rurales