Archivado en Comunicados

Importante desencuentro entre la formación y el trabajo

EN 2003 EL SALARIO MEDIO ANUAL DE LOS JÓVENES FUE EL 64% DEL SALARIO MEDIO DE LA POBLACIÓN TRABAJADORA


La Secretaría de Comunicación de CC.OO. ha hecho público un comunicado en el que afirma que “en 2003 el salario medio anual de los jóvenes fue de 12.493 euros, lo que representa el 64% del salario medio del conjunto de la población trabajadora, teniendo además las mujeres de este colectivo una brecha salarial cercana a los 4.000 euros respecto de sus compañeros”. Este dato se incluye en el informe elaborado recientemente por la Secretaría de la Juventud de CC.OO. que también advierte del notable desencuentro que se observa entre la formación y el trabajo de los jóvenes españoles.


pdf
print
pmail
Destaca igualmente el informe de CC.OO., otra brecha salarial que parece estar creándose con los nuevos trabajadores y trabajadoras que se incorporan al mercado laboral. En 2002, la Tesorería General de la Seguridad Social reconoció que los nuevos cotizantes de aquel año presentaban unas bases de cotización un 37,3% menores que los cotizantes más antiguos. “Sólo el 46,8% de los ocupados entrevistados se manifestaban satisfechos o muy satisfechos con su salario y no es de extrañar que la razón que más influye entre los trabajadores más jóvenes (20 años) para cambiar de empleo sea la mejora económica”.
El estudio de CC.OO. advierte del notable desencuentro entre la formación y el trabajo que se observa entre los jóvenes. Es en el colectivo de entre 25 y 29 años en el que mayores porcentajes de ocupados, uno de cada tres, consideran que el nivel de formación requerido en su puesto de trabajo es inferior a la formación que ellos tienen, y son los universitarios.

Otra variable a estudiar, concluye CC.OO., es el papel de la formación continua. Sobre la importancia de ésta, cabe decir que a pesar de que los estudios hablan de un 83% de asalariados que consideran muy o bastante útil la formación profesional continua recibida en su empresa para el desarrollo de su trabajo, el 55,7% considera que sus posibilidades de promoción guardan poca o ninguna relación con la formación que tienen.