LA REALIDAD DEL SECTOR

Archivado en Comunicados

26/11/2003

LA REALIDAD DEL SECTOR


RADIOGRAFÍA DEL CONVENIO (II)


pdf
print
pmail

ESTUDIO SECTORIAL SOBRE CAJAS DE AHORRO IMPULSADO POR CC.OO.

A principios de 2003, tras varios años de intentos, conseguimos impulsar la realización de un Estudio sectorial sobre Cajas de Ahorros, elaborado por Santillana Formación y financiado por  la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo. El estudio se ha centrado en los procesos y cambios del sector, las ocupaciones existentes y las necesidades formativas. De este estudio, amplio y contrastado (inventario respondido por 30 cajas, encuesta telefónica a 1600 trabajadores, grupos de discusión, entrevistas a expertos y gestores, etc), emerge información estructural sobre la organización del trabajo y los métodos de gestión. 

Resultados del estudio

Aunque algunos datos obtenidos puedan parecer obvios, no son resultado de la simple intuición, sino de un trabajo riguroso y sistemático.

Cambios tecnológicos y organizativos

Según el estudio, el sector se halla inmerso en un cambio fundamental desde un enfoque de gestión administrativa hacia otro básicamente comercial y de atención al cliente.

Las principales modificaciones vienen por los cambios tecnológicos y por el aumento de la diversidad, de la intensidad y de la complejidad del trabajo.

Los trabajadores prevén para los próximos años variaciones en los procesos de trabajo: aumento de la gama de productos y de la actividad comercial, cambios en las aplicaciones de gestión operativa, modificación de productos y mayor polivalencia.

Procesos de externalización de servicios en atención telefónica y servicios informáticos. 

La polivalencia, una realidad:

Los cambios mencionados implican, en el contexto de las pequeñas oficinas de la red comercial, un importante crecimiento de la polivalencia en los puestos de trabajo: los trabajadores tienen que abarcar un amplio abanico de tareas. En palabras de un entrevistado, “de subdirector para abajo, todos somos lo mismo”.

Son mínimas las diferencias entre las funciones que desarrollan oficiales y auxiliares.

Un importante porcentaje de los Jefes desarrollan funciones de dirección y subdirección de oficina, aunque se detectan proporciones significativas de Oficiales y Auxiliares que  también las realizan.

Tanto Jefes como Oficiales y Auxiliares llevan a cabo, en gran medida, venta de productos financieros y parafinancieros y tramitación de préstamos.

Los Oficiales y Auxiliares efectúan principalmente cobros y pagos en caja (aunque un 35% de los Jefes manifiestan también realizar esta función), mientras que los Jefes muestran mayor dedicación a valoración de riesgos, asesoramiento de los clientes y visitas comerciales (aunque un 50% de Oficiales y Auxiliares también lo hacen).

Formación y cualificación:

Se detecta un alto nivel educativo y de cualificación formal en las nuevas incorporaciones. Globalmente cabe destacar un elevado nivel formativo de los trabajadores de las Cajas de Ahorros: Más de la mitad tienen estudios superiores y otro 31% tiene títulos equivalentes al Bachillerato.

El déficit en materia de carrera profesional:

El tiempo de permanencia en las categorías profesionales resulta en general bastante elevado: tres de cada cuatro trabajadores permanecen en su actual categoría desde hace tres o más años, y un 55% desde hace 9 o más años. En la categoría de Auxiliar, en principio pensada para la iniciación profesional, un 36% permanece en ella desde hace 9 o más años, y un 60% desde hace 3 o más años.

Un 35% de los trabajadores valoran positivamente las posibilidades de promoción en su caja, mientras que un 36% expresa una opinión negativa al respecto (pocas posibilidades, o ninguna). La realidad del sector parece ser bastante heterogénea en este aspecto, tanto entre entidades como entre las diferentes ocupaciones.

Los trabajadores destacan como condiciones para ascender: el criterio personal de los directivos, la capacidad del trabajador y los concursos, pruebas o exámenes. Un 41% de los trabajadores considera que los sistemas de promoción que se aplican en sus empresas no son justos, mientras que un 27% opina lo contrario.

Dificultades específicas del colectivo de mujeres:

Importante incorporación de las mujeres en los últimos años: Entre los menores de 35 años, la proporción de mujeres supera a la de hombres.

Las mujeres ascienden en menor proporción a las categorías superiores que los hombres. Menor presencia de mujeres entre las categorías más altas y muy amplia representación entre los auxiliares.

Las mujeres que tienen que atender en el contexto familiar hijos u otros personas dependientes tienen también problemas específicos de acceso a formación y promoción.

Los retos de este convenio

El convenio debía afrontar esta realidad bajo dos premisas:

Estableciendo y manteniendo sistemas de promoción que valoren nuestro desempeño:

A) la experiencia: la recuperación del ascenso por antigüedad, principal vía de desbloqueo en el colectivo de auxiliares.

B) la capacitación: ascenso por oposiciones.

C) la responsabilidad: clasificación de oficinas  y niveles mínimos para dirección.

Estableciendo medidas contra las dificultades específicas del colectivo de mujeres: principio de igualdad de oportunidades, protección frente al acoso sexual y medidas de conciliación de la vida familiar y laboral.

En este marco, hemos abordado una nueva clasificación profesional más ajustada a la realidad que, además de las vías de carrera profesional, fija limitaciones a la polivalencia absoluta, tanto en sentido ascendente como descendente.