Archivado en Comunicados

13/11/2002

POR UNA CAMPAÑA ELECTORAL LIMPIA Y VERAZ




pdf
print
pmail
► L@s emplead@s de la Caja merecemos una campaña electoral basada en un intercambio respetuoso de puntos de vista entre los sindicatos. Así es como está ocurriendo, en general.

► Algún sindicato, sin embargo, ha iniciado una espiral de acusaciones. CC.OO. no va a entrar a este juego al que otros necesitan recurrir, aunque sí parece conveniente aclarar algunos aspectos :

· Algún sindicato ha completado una cantidad enorme de sus candidaturas con afiliados de CC.OO. Hombre... ¡esto no se hace!. La mayoría de l@s compañer@s ni siquiera sabían que habían pasado a ser candidatos de otro sindicato que no es el suyo por lo que, al enterarse, se produjo una renuncia masiva.

· CC.OO. hemos intentado ser flexibles en este asunto, sin tener ninguna necesidad. Propusimos a la Mesa Electoral que se ampliara el plazo para presentar candidaturas, permitiendo rehacerlas a los sindicatos afectados, pero esta vez en buena lid. La empresa y demás formaciones estuvieron de acuerdo.

· Para ser rigurosos, debemos recordar que las cuotas participativas las inventó el PSOE en 1988. Desde ese momento, CC.OO. ha defendido la naturaleza jurídica tradicional de las cajas de ahorros, literalmente contra viento y marea. Otros han llegado tarde a esta lucha, y además se conducen en ella con considerable torpeza.

· La única conspiración que hay aquí es la de importantes grupos económicos por hacerse con el control de un bocado tan apetitoso como las cajas de ahorros. Todo lo demás que se quiera decir son descalificaciones cuyo único efecto es que nos debilitan para enfrentarnos a un asunto tan serio y a enemigos tan poderosos.

► CC.OO. presenta 594 candidatos en estas elecciones, frente a 220 la última vez. Hay 3 motivos:

· El aumento de plantilla que, afortunadamente, se ha producido en los últimos años, permite ampliar los Comités de Empresa y celebrar elecciones en más circunscripciones.

· A pesar de la ambigüedad legal en ciertos casos puntuales, la presión de CC.OO. ha forzado a la Caja a celebrar elecciones en provincias donde nunca antes se había votado.

· El apoyo que hemos encontrado entre l@s compañer@s a la hora de integrarse en las listas de CC.OO. ha sido muy importante, situándose a gran distancia del resto de sindicatos.

► Siendo imprescindibles las aportaciones que realizan todos los sindicatos, CC.OO. es el motor de la iniciativa sindical en Caja Madrid. Hagamos del 20-N una fiesta de la democracia y la participación.

Madrid, 13 de noviembre de 2002