Archivado en Comunicados

23/09/2003

LA ACTUACI脫N DE CC.OO. ES TRANSPARENTE


CC.OO. denuncia la falsedad de la informaci贸n publicada el s谩bado por El Pa铆s


pdf
print
pmail
► Los medios siguen informando con profusi贸n sobre la pr贸xima renovaci贸n parcial del Consejo de Administraci贸n. No es habitual que un asunto como 茅ste acapare tant铆simo inter茅s informativo, cosa que s贸lo se explica por la batalla pol铆tico-electoral que se libra en la Comunidad de Madrid y por la profunda implicaci贸n de los medios en ella. El diario El Pa铆s, en concreto, dedic贸 el s谩bado el mayor espacio y el lugar mas destacado de su portada a la Entidad (llevamos 3 portadas de El Pa铆s en 6 d铆as), por delante de otras noticias de la m谩xima actualidad. El enorme titular dec铆a: “El PP firm贸 un pacto secreto con CC.OO. para controlar Caja Madrid”, en relaci贸n a la sustituci贸n de Jaime Terceiro por Miguel Blesa al frente de la Entidad, en 1996.

► La falsedad de estos contenidos informativos, destinados a producir el mayor impacto y el peor efecto, motivaron una respuesta inmediata de CC.OO., a trav茅s de un comunicado de prensa. No hay que ir lejos para comprobar la falsedad ya que el propio diario se hizo eco del Acuerdo, los d铆as 7 y 8 de septiembre del 96: “CC.OO. y el PP rubrican su acuerdo para que Blesa presida Caja Madrid”; “El sindicato liga su apoyo a Blesa al cumplimiento de los compromisos arriba mencionados”; refiri茅ndose tambi茅n este diario al “comunicado difundido por CC.OO.” y resumiendo, incluso, el Acuerdo, cuyos contenidos 铆ntegros fueron reproducidos en el diario 5 D铆as, del mismo grupo editorial.

► Esta clara manipulaci贸n cuestiona el rigor de este diario y constituye un flaco servicio de El Pa铆s a sus lectores. Peor a煤n, es un s铆ntoma m谩s de la progresiva deriva de los medios (incluso de los m谩s serios) hacia formas menos profesionales, pone de manifiesto la creciente confusi贸n para delimitar los l铆mites de lo period铆stico y la dificultad de los medios para reivindicar su pretendida independencia ante el poder pol铆tico y econ贸mico.

► El Acuerdo CC.OO.-PP no tuvo ni tiene nada de secreto. Durante los tres meses que dur贸 aquella crisis (de Junio a Septiembre de 1996), CC.OO. emiti贸 6 circulares sobre el asunto a la plantilla, incluyendo el texto 铆ntegro del Acuerdo. No obstante, ha pasado mucho tiempo y el 25% de la plantilla ha ingresado posteriormente, por lo que puede ser oportuno recordar las circunstancias que propiciaron este Acuerdo, sus contenidos y sus consecuencias.

Una crisis sin precedentes

► En aquel periodo, la Caja vivi贸 una crisis de profundo calado, por dirimirse en las m谩s altas esferas de la Instituci贸n; una crisis que, por su crudeza, prolongaci贸n en el tiempo e impacto medi谩tico, amenaz贸 seriamente con afectar a las s贸lidas bases en que est谩 cimentada esta Entidad.

► Recordamos que la Asamblea General de la Caja est谩 integrada por representantes de Comunidad de Madrid, Ayuntamientos, Impositores, Empleados y Entidades representativas; y que el Consejo de Administraci贸n refleja, b谩sicamente, una representaci贸n proporcional a la composici贸n de la Asamblea en cada momento, que va variando en funci贸n de los resultados de los procesos electorales: elecciones locales, auton贸micas, sindicales y entre los impositores, quienes tambi茅n eligen a sus representantes en la Entidad.

► Los aspectos institucionales de la Entidad est谩n presididos, tradicionalmente, por la b煤squeda del mayor consenso posible en cada ocasi贸n, como el valor que aporta a la Caja la necesaria estabilidad. Estos criterios han sido generalmente compartidos por todas las partes representadas en la Caja, lo que se traduce, entre otras, en una norma asumida por todos: el grupo mayoritario en la Asamblea es quien propone al candidato a presidir el Consejo.

► As铆, el anterior Presidente de la Entidad, Jaime Terceiro, fue propuesto por vez primera en 1988 por el PSOE (el grupo mayoritario en la Asamblea en ese momento) y fue elegido por unanimidad, incluyendo el voto de los representantes de CC.OO. Esa unanimidad se repiti贸 con motivo de su reelecci贸n, en la que el sentido del voto de CC.OO. estuvo relacionado con la responsabilidad institucional, m谩s que con nuestra identificaci贸n con el candidato. Y aqu铆 cabe mencionar que el PSOE tambi茅n ha votado luego a favor de Blesa, con motivo de su posterior reelecci贸n.

► Posteriormente, la composici贸n de la Asamblea fue cambiando y el PP fue ganando peso, al ganar el Ayuntamiento de Madrid en 1991, el sector de Impositores en el 93 y las elecciones municipales y auton贸micas en mayo del 95, pasando a ser el grupo mayoritario en la Asamblea.

► Sin embargo, cuando el PP decide promover el cambio en la Presidencia, en abril de 1996, el anterior Presidente se resisti贸 a dejar el cargo, inici谩ndose una peligrosa guerra sin cuartel pol铆tico-medi谩tica. La estructura jer谩rquica de la Entidad, los 贸rganos de decisi贸n y la plantilla asistimos inicialmente a los acontecimientos con incredulidad, que se fue transformando en estupefacci贸n, desconcierto, ansiedad y en s铆ntomas de par谩lisis en la gesti贸n (la inestabilidad afectaba a la toma de decisiones), con el consiguiente riesgo para el negocio. Quien lo recuerde as铆 lo certificar谩.

► La Entidad vivi贸 con Terceiro una transformaci贸n en sus estructuras, un importante crecimiento y la apertura de oficinas en todo el Estado pero, en 1996, sufr铆a una morosidad sin precedentes, adolec铆a de la falta de un proyecto empresarial y presentaba s铆ntomas preocupantes de desorientaci贸n en el negocio. Asimismo, Terceiro insist铆a cuantas veces pod铆a en la necesidad de privatizar las cajas de ahorros.

► Con Terceiro tambi茅n hubo una tensi贸n laboral permanente, hasta el punto de que los sindicatos convocamos la 煤nica huelga de empresa que ha vivido la Caja (1991). Cuando estall贸 la crisis, la tensi贸n laboral era total: el Consejo hab铆a congelado nuestro salario y los sindicatos enviamos una carta al Presidente, apoyada por 4.000 firmas de emplead@s; la Direcci贸n tambi茅n hab铆a rebajado el saldo del Fondo de Pensiones interno, y la negociaci贸n para exteriorizarlo no avanzaba, por el empe帽o en que nos trag谩ramos sus cuentas.

CC.OO. da un paso adelante

► En ese momento, pues, confluyeron las siguientes circunstancias: una crisis institucional sin precedentes, con el consenso roto y sin resoluci贸n durante varios meses; una presencia en los medios permanente y pol茅mica; un riesgo creciente de par谩lisis en el negocio; y una bronca laboral interna de enormes proporciones.

► 驴Qu茅 puede hacer un sindicato responsable en una situaci贸n as铆?. En lugar de asistir como meros espectadores CC.OO. decidi贸, como siempre, dar un paso adelante y trabajar activamente, en este caso a favor de la estabilidad institucional, como un valor a defender tambi茅n por l@s emplead@s. Y decidimos promover este valor por medio del di谩logo institucional, a trav茅s de nuestra representaci贸n en los 脫rganos de Gobierno.

► Para ello, CC.OO. elabor贸 un documento de trabajo con algunos de los que, pensamos, deber铆an ser principios orientadores de la actuaci贸n de la Entidad, as铆 como compromisos de soluci贸n de los principales problemas laborales pendientes. El documento se envi贸 a todas las fuerzas presentes en la Caja y tambi茅n a la plantilla. Hubo quien lo rechaz贸 de plano pero, como consecuencia de las intensas gestiones mantenidas, CC.OO. suscribi贸 con el PP el famoso Acuerdo, que es p煤blico y cuyos ejes son:

路 Principios de CC.OO. de sobra conocidos: defensa de la actual naturaleza jur铆dica de las cajas de ahorros, y de Caja Madrid en concreto. Potenciaci贸n de su Obra Social. Potenciaci贸n de medidas de apoyo al crecimiento socioecon贸mico de las zonas donde la Caja est谩 implantada. Apoyo a las cooperativas de vivienda social...

路 Igualdad en los 脫rganos de Gobierno: garant铆a de interlocuci贸n en condiciones de igualdad, porque hasta entonces los representantes de los emplead@s en el Consejo no gozaban de las mismas oportunidades que el resto. Garant铆a de presencia del representante de los trabajadores en la Comisi贸n Ejecutiva (el sindicato m谩s votado por los emplead@s -no necesariamente CC.OO.- tendr谩 voz y voto en el 脫rgano donde se toman las decisiones mas sensibles de la Caja) ...

Medidas laborales : garant铆as respecto a nuestro salario, creaci贸n de un Fondo de Pensiones Externo ...
► El acuerdo CC.OO.-PP permiti贸 el voto de este sindicato a favor del cambio en la Presidencia y contribuy贸 decisivamente a cerrar uno de los cap铆tulos mas delicados de la historia de esta empresa. A su vez, las importantes medidas laborales se llevaron a efecto en su integridad (entre ellas, la creaci贸n de nuestro Fondo de Pensiones) y el resto del acuerdo se ha cumplido razonablemente.

► Creemos que el balance de la iniciativa de CC.OO. es positivo para la Entidad y para l@s emplead@s. Estamos a tu disposici贸n para analizar esta actuaci贸n, basada en criterios de responsabilidad, firmeza y transparencia.

Madrid, 23 de septiembre de 2003