Archivado en Noticias, Fusiones

El Pais - 01-03-09

El Gobierno usar√° todas las armas contra las crisis de cajas y bancos





pdf
print
pmail
El Ejecutivo planea utilizar el Fondo de Garantía, las inyecciones de capital que permite Bruselas y las fusiones para evitar la caída de las entidades

"El Gobierno est√° llamando a los bancos, a trav√©s de los responsables del Banco de Espa√Īa, para advertirles de que puede entrar en su capital. Si no hay crisis, ¬Ņpara qu√© quieren entrar en las entidades, para reforzarlas o para mangonearlas?", acusa sin sutilezas ni matices Crist√≥bal Montoro, portavoz de Econom√≠a del PP.

Responsables de algunas entidades financieras consideran que Montoro, con estas declaraciones p√ļblicas, quer√≠a pinchar un proyecto que impuls√≥ una parte del Gobierno. En concreto, todos apuntan al ministro de Industria, Miguel Sebasti√°n. Seg√ļn fuentes populares, que corroboran otras de la banca, Sebasti√°n es partidario de seguir el modelo de Sarkozy, que ha inyectado capital p√ļblico, de forma obligatoria, a todas las entidades francesas, seg√ļn su tama√Īo. Los bancos y las grandes cajas se oponen radicalmente a esta medida. Est√°n convencidos que tras ella llegar√° el control estatal sobre la concesi√≥n de cr√©ditos. Ser√≠a como entrar en la cocina de las entidades y decidir el riesgo que se asume. La banca no olvida aquella frase de Sebasti√°n: "Se nos acaba la paciencia con los bancos", tras acusarles de cerrar el grifo de los cr√©ditos.

Sin embargo, el Ministerio de Econom√≠a, dirigido por Pedro Solbes, afirma que es falso que se vaya a implantar capital p√ļblico de forma obligada a todo el sector. "El plan es utilizar, en primer lugar, los Fondos de Garant√≠a de Dep√≥sitos (FGD). Adem√°s, se pueden recapitalizar entidades con dinero p√ļblico, sin olvidar las fusiones bajo la intervenci√≥n y el control del Banco de Espa√Īa", comentan fuentes de Econom√≠a.

Es decir, se utilizar√° toda la artiller√≠a disponible contra las crisis que atraviesen las entidades financieras. El que se use una u otra arma "depender√° de cada caso" y de la situaci√≥n general. El ministerio transmite tranquilidad: "En Espa√Īa no hay una crisis general del sistema financiero, como ocurre en otros pa√≠ses". No obstante, el propio vicepresidente del Gobierno advirti√≥, el lunes pasado, que el Gobierno "est√° preparado para intervenir", en referencia al sistema financiero espa√Īol.

Las perspectivas oficiales (y sobre todo las no oficiales) hablan de un aumento del paro y de una ca√≠da del mercado inmobiliario que se traducir√°, sin duda, en una angustiosa escalada de la morosidad. La relaci√≥n es directa: cuantos m√°s impagados hay, se necesitan m√°s provisiones, lo que reduce los beneficios. Cuando las provisiones no son suficientes, las entidades entran en p√©rdidas y los morosos se comenel capital. Aqu√≠ es cuando empiezan los problemas de solvencia y llegan las intervenciones del Banco de Espa√Īa, como ocurri√≥ con Banesto.

Las entidades financieras no pueden abrir la persiana si no tienen un nivel de capital del 8%. Antes de traspasar esa l√≠nea roja, el supervisor les pide un plan de viabilidad. Si √©ste no es convincente, el Banco de Espa√Īa las mete en la UVI para buscar una soluci√≥n. Ese camino ya lo ha recorrido Caja Castilla-La Mancha, que negocia su fusi√≥n con Unicaja.

Salvo este caso, el resto del sector parece que aguanta, tras casi 20 meses de crisis, con m√°s o menos goteras. Pero la clave es el factor tiempo. "No hay duda de que la banca espa√Īola es solvente, pero si la crisis dura demasiado puede haber entidades m√°s fr√°giles", ha reconocido con realismo Solbes.

El nivel de impagados todav√≠a es bajo, cercano al 4%, pero crece a toda velocidad. Adem√°s, el incremento no va a ser homog√©neo: habr√° grandes diferencias en funci√≥n del cr√©dito inmobiliario. En algunos casos, como Caixa Catalunya, Caja Madrid o Caja Castilla-La Mancha, los cr√©ditos malos ya representan alrededor del 5% del total, con posibilidades de alcanzar el 9% este a√Īo. En otros, como el Santander, BBVA, Popular o La Caixa, las cifras de morosos est√°n por debajo del 3% y podr√≠an no cruzar el umbral del 4% este a√Īo.

En su comparecencia en el Congreso, Miguel √Āngel Fern√°ndez Ord√≥√Īez, gobernador del Banco de Espa√Īa, abri√≥ la puerta a posibles recapitalizaciones y sostuvo que el FGD puede desempe√Īar un papel "importante" para sanear entidades. Sin embargo, el Fondo suma apenas 7.500 millones de euros y puede quedarse corto, sobre todo si quiebran entidades de tama√Īo medio. Las ayudas no saldr√°n gratis. Cuando se recapitalice una entidad, el Gobierno exigir√° que se saneen los activos malos. Y cuando haya fusiones, la entidad resultante deber√° tener la solvencia necesaria.

¬ŅQu√© pasar√° con los ejecutivos? Econom√≠a quita hierro a esa cuesti√≥n. "En Banesto hab√≠a irregularidades que acabaron en un juicio, pero si no existen esos problemas, no hay por qu√© echar a los gestores". El sector discrepa abiertamente. "Si los malos gestores siguen en su puesto tras recibir ayuda del Gobierno, podr√≠an perjudicar a las dem√°s entidades". Ponen el ejemplo de una entidad zombi que, tras una inyecci√≥n de capital, ofrezca grandes remuneraciones por los dep√≥sitos y cr√©ditos a bajo precio. "Eso debilitar√≠a a los competidores sanos, provocar√≠a un efecto domin√≥".