Archivado en Noticias, Fusiones

El Economista - 27-02-09

El presidente de CCM, dispuesto a irse para allanar la fusión con Unicaja





pdf
print
pmail

El camino para la integración entre Caja Castilla-La Mancha (CCM) y Unicaja se muestra cada vez más despejado. Tras la luz verde dada el miércoles pasado por el Consejo de Administración de la entidad manchega a la operación, su presidente, Juan Pedro Hernández Moltó, se encuentra dispuesto a renunciar a sus responsabilidades ejecutivas si con ello facilita la unión entre ambas, según fuentes consultadas por este periódico.

El directivo lo tiene claro: si el problema pasa por su puesto, él se marcha.Es más, está abierto a rechazar un hipotético cargo en la entidad financiera resultante de la fusión, que, en principio, sería la vicepresidencia, ya que el primer ejecutivo de la entidad andaluza, Braulio Medel, parece tener asegurada la presidencia.

Además, tal y como ha publicado elEconomista en los últimos días, esta decisión encajaría con las limitaciones que el Banco de España quiere imponer a la integración de las dos cajas de ahorros: según su criterio, la anterior ejecutiva no debe permanecer en el grupo financiero fusionado y tiene previsto exigir su salida.

Esta exigencia de la institución que lidera Miguel Ángel Fernández Ordóñez viene determinada por los 1.000 millones de euros de ayuda que la entidad financiera con sede en Cuenca recibiríapara facilitar su absorción por parte de Unicaja. Además, la consecución de esta maniobra corporativa dejaría a Braulio Medel al frente de la caja andaluza más allá de los comienzos de 2010, cuando tanto él como gran parte de los consejeros que hayan cumplido dos mandatos deben salir de la entidad.

Los representantes de trabajadores, impositores y otras organizaciones sí tienen garantizada su presencia en la Asamblea de la caja de ahorros.