Archivado en Comunicados, Empleo

EMPLEO - BBVA

Los peligros de la desinformación (NO a las Bajas Incentivadas)


En 2008 conseguimos parar la campaña de otoño de bajas incentivadas, con información y con el Protocolo de Garantías alcanzado en Julio. En 2009, en algunos comités de las DTs se está preparando una nueva campaña, que pretenden más intensa y extensa.



pdf
print
pmail

El “colectivo tipo” es el de empleados/as entre 2 y 8 años de antigüedad, porque la indemnización resulta obviamente más barata que el coste de cualquier prejubilación. No obstante, también podrían ofrecerla a personas con más antigüedad, en puestos amortizables o por cualquier otro criterio.

En cualquier caso hay que saber que no somos culpables de nada si vienen a ofrecernos la baja incentivada. También te pueden llamar a ti. Es una campaña más para reducir plantilla, aunque se prescinda de personas válidas. Por ej., en 2008 ya se cambió el criterio de consolidar a la gran mayoría de los contratos en prácticas para hacerlo sólo al 30%, tirando a la basura no solo las expectativas e ilusiones personales de cientos de jóvenes, sino también el coste y esfuerzo de selección y formación que se había realizado con este colectivo, y que además terminó –con ese bagaje añadido- en la competencia.

Quieren trabajar a favor de viento, porque el entorno de crisis facilita el miedo y las presiones. Pero en BBVA contamos con un Protocolo de Garantías de Empleo –que algunos (como CGT, CIG, ELA y LAB) despreciaron en su día- que garantiza que las bajas solo serán voluntarias o vegetativas.  Por eso, la respuesta puede y debe ser: NO, no me interesa.

Te dicen que el Banco no cuenta contigo en su proyecto de futuro, que tienes una baja rentabilidad, que se podría llegar a un acuerdo económico beneficioso para que reorientes tu vida profesional, y otras lindezas, y además que no es conveniente que se lo cuentes a nadie, … Si encuentran a alguien desinformado o incauto que se las cree, se asusta, no consulta, y firma, después se da cuenta de que está en la calle (pero “te has ido tú, no te han echado”), sin empleo, sin seguro de paro y con una deuda con Hacienda.

CCOO rechazamos tajantemente y desaconsejamos aceptar cualquier baja con esta fórmula. Para que no avance este “sub-producto”, para que defiendas tus derechos, INFORMA a tu sindicato, CONSULTA a tus Delegados, EVITA el peligro, NO te quedes SOLO/A. Dí NO. Y tu mejor garantía: con CCOO tienes el respaldo que necesitas para ser más fuertes.

Febrero 2009

leer Comunicado en pdf