Chaves y Blanco desbloquean la absorción de Caja Castilla-La Mancha por Unicaja

Archivado en Noticias, Fusiones

Chaves y Blanco desbloquean la absorción de Caja Castilla-La Mancha por Unicaja





pdf
print
pmail
La fusión por absorción de Caja Castilla La Mancha (CCM) por Unicaja se desbloqueó en la noche del pasado martes 10 de febrero, tras una larga conversación mantenida entre el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, y el vicesecretario general del PSOE, José Blanco. Hasta ese día, Chaves se había mostrado muy poco dispuesto a dar por buena esa posible fusión interregional, al considerarla contraria al interés prioritario de la Junta, centrado en la fusión entre Unicaja y la sevillana Cajasol, entendida como eje en torno al cual debería articularse una futura caja única andaluza.
De hecho, Braulio Medel, presidente de la entidad malagueña, había estado reuniéndose a lo largo de la primera semana de febrero con altos cargos del Banco de España, así como con la consejera de Economía de la junta castellano manchega, María Luisa Araujo, y con el propio Hernández Moltó, presidente de CCM, sin estar demasiado convencido de la viabilidad de la operación, sabedor como era de la posición contraria de Chaves a una operación que inevitablemente distraería a Unicaja del verdadero objetivo de la Junta andaluza.  
Pero la llamada de Blanco a Chaves del martes 10 cambió la situación. De acuerdo con fuentes cercanas al partido socialista, el hombre fuerte de Ferraz hizo ver al presidente andaluz la importancia de evitar el escándalo político que supondría que la primera Caja española intervenida manu militari por el Banco de España fuera una presidida por un militante socialista y radicada en una Com u nidad Autónoma gobernador por el PSOE desde el principio de la democracia. Había que evitar ese trago, y la única forma de hacerlo era metiendo en juego a Unicaja, en una fusión por absorción que, además, garantizaba mayoría socialista en la Asamblea General de la Caja resultante.
Las 'ayudas' del Banco de España
Blanco, además, convenció a Chaves de que la operación no iba a perjudicar en absoluto sus planes para esa caja única andaluza, puesto que Unicaja iba a contar con las ayudas pertinentes del  Banco de España, vía Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), cosa que, por cierto, no está del todo clara, por muy favorable a la operación que sea la postura del gobernador del banco, Miguel Ángel Fernández Ordóñez (Mafo).
Y dicho y hecho. Al día siguiente, miércoles 11, en un denominado Foro Cinco Días que tuvo lugar en Sevilla, Chaves sorprendió a propios y extraños al asegurar, en contra de lo que había venido siendo su tesis habitual, que su objetivo de crear una gran caja de Andalucía "es compatible" con que Cajas de la región protagonicen "fusiones por absorción" con entidades de otras autonomías. La operación, en el fondo temida por un Medel muy poco interesado en m e terse en el pozo sin fondo de CCM, había quedado desbloqueada.
La conversación entre Chaves y Blanco vino precedida por los intensos contactos desplegados en las últimas semanas entre el vicepresidente económico de la Junta de Andalucía, el ex ministro José Antonio Griñán, y el secretario federal de Economía y Empleo del PSOE, Octavio Granado, el hombre que ha pilotado la operación de encontrar una solución dentro de las filas socialistas para una CCM cuya crisis de solvencia no admite más dilación. Fuentes de Unicaja citadas ayer por el diario El País, confirmaron la existencia de contactos con CCM, aunque precisaron que no hay nada cerrado.

16-02-2009

www.cotizalia.com