Archivado en Noticias, Fusiones

Braulio Medel se reúne con Hernández Moltó para negociar la absorción de CCM por Unicaja





pdf
print
pmail
El presidente de Unicaja, Braulio Medel, se entrevistó el pasado 2 de febrero con la vicepresidenta 2ª de la Junta de Castilla La Mancha y Consejera de Economía, María Luisa Araujo, al objetivo de conocer la postura de su departamento y de la propia Junta castellano manchega en torno a la eventual fusión por absorción de Caja Castilla La Mancha (CCM) por la entidad malagueña, una operación auspiciada por el secretario federal de Economía y Empleo del PSOE, Octavio Granado, y urgida por el Banco de España, que naturalmente daría su visto bueno.
La Ley 31/1985, de Regulación de las normas básicas sobre órganos rectores de las Cajas de Ahorro, contempla la posibilidad de fusiones entre entidades con sedes sociales en distintas Comunidades Autónomas, siempre y cuando así lo autoricen los Gobiernos de las CC.AA. respectivas, que deberán determinar, además, la representación que corresponde en los órganos de Gobierno de la Caja resultante a las Administraciones públicas, Ayuntamientos y entidades varias. Teniendo en cuenta que Andalucía y Castilla La Mancha están gobernadas por el PSOE, la mayoría socialista estaría asegurada en la Asamblea General de la nueva entidad y en sus órganos de Gobierno.
Quedaría por dilucidar, no obstante, una cuestión siempre espinosa como es la ubicación de la nueva sede social. Sin embargo, y de acuerdo con las fuentes consultadas, cercanas a la Junta castellano manchega, la situación de la CCM es tan apurada, que la Comunidad que preside José María Barreda está dispuesta a autorizar cualquier fusión en la órbita del PSOE renunciando, naturalmente, a la sede social en favor de Málaga, y sin exigir ninguna condición especial.
Tras entrevistarse con la consejera Araujo, Medel se reunió dos días después, el pasado 4 de febrero, con Juan Pedro Hernández Moltó para desbrozar el camino hacia esa fusión por absorción. Con el acuerdo prácticamente hecho, a expensas de contar con el visto bueno del presidente andaluz Manuel Chaves -porque Octavio Granado ha ido por delante liberando obstáculos y a Moltó no le queda más opción que rendir amablemente las llaves de la ciudad-, Medel reclamó a su colega la necesidad  de disponer cuanto antes de información pormenorizada acerca de la solvencia, rentabilidad y líneas de negocio de CCM, para poder evaluar las posibilidades prácticas de la operación.
Urgidos a compartir información sensible
Medel había intentado obtener esta información confidencial en su visita al subgobernador del Banco de España, José Viñals, de la que ayer daba cuenta este diario, y al director general de Supervisión, Francisco Javier Aríztegui. Ambos, sin embargo, tras prometer, e incluso urgir, su apoyo a la operación, declinaron facilitar esa información, arguyendo que el Banco de España no puede revelar datos de ninguna de las entidades supervisadas,  remitiendo a Medel a un encuentro con Moltó, que es quien estaba obligado a facilitarla.  
En Toledo, sin embargo, fuentes cercanas a la Junta aseguran que Medel ya ha hecho saber su malestar porque, a lo largo de esta semana, prácticamente no ha recibido ninguna de las informaciones sensibles que Moltó se comprometió a enviarle para empezar a trabajar en firme cuanto antes, de acuerdo con la urgencia manifestada tanto por el Banco de España como por el propio Granado.
Teniendo en cuenta que la solvencia de la CCM está muy depauperada, los distintos actores intervinientes en este drama dan por sentado que el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) tendrá que arrimar el hombro con una panoplia de ayudas para hacer digerible la operación a Unicaja, y que antes de dar el sí definitivo Medel tendrá que negociar tales ayudas a cara de perro con el Banco de España. La operación podría anunciarse oficialmente la próxima semana.

15-02-2009

www.cotizalia.com