Archivado en Comunicados, Fusiones

Ibercaja y Caja Castilla La Mancha inician contactos para una fusión





pdf
print
pmail

A grandes males, grandes remedios. Ibercaja y Caja Castilla La Mancha (CCM) mantienen contactos exploratorios tendentes a una eventual fusión entre ambas entidades, una operación que, con el respaldo del Partido Socialista, busca resolver la delicada situación financiera por la que atraviesa la entidad castellano manchega, a cuenta de la crisis financiera e inmobiliaria en curso. Ibercaja es la sexta entidad de ahorro española, con activos totales de 45.000 millones de euros. CCM, por su parte, es la duodécima, con 25.000 millones.

La operación revestiría el carácter de una fusión por absorción de la caja que preside Juan Pedro Hernández Moltó por parte de Ibercaja. Fuentes de toda solvencia consultadas por este diario señalan que los directores generales de ambas entidades, José Luis Aguirre Loaso (Ibercaja) e Ildefonso Ortega Rodríguez-Arias (CCM) se han reunido ya en más de una ocasión al objeto de explorar las posibilidades de la operación. Hay constancia también de un encuentro en Madrid -aprovechando una reunión en la patronal CECA- entre Amado Franco , presidente de Ibercaja, y el propio Hernández Moltó.  

Se ignora si las respectivas gerencias han intercambiado ya algún tipo de información sensible, aunque la impresión general en los distintos frentes consultados es que nos hallamos todavía en un estadio muy preliminar de las conversaciones. Una fuente próxima al Banco de España aseguró ayer que "los contactos, conocidos dentro del Banco, forman parte, de momento, de una operación de tanteo. Si la operación se hubiera producido hace un año, podría haber sido un éxito. A día de hoy, el asunto se antoja muy complicado: Castilla la Mancha no es una pequeña caja rural, sino un plato difícil de digerir".

La opción Ibercaja como eventual rescatador de CCM ha surgido después de que fracasara un intento previo con la malag! ueña Unicaja que preside Braulio Medel , una de las cajas españolas más saneadas a tenor de su tasa de morosidad (el 2,18%, frente a la media del sector del 3,65%). A través de Octavio Granado , secretario de Política Económica y Empleo del PSOE -además de secretario de Estado de la Seguridad Social-, el partido socialista ejerció a finales del pasado año una fuerte presión sobre Unicaja a favor de la apertura de conversaciones con CCM.

Medel: "Los contactos entre entidades son normales"

La relación de Granado con ! Medel -un hombre cercano al socialismo- es muy estrecha, pero "aunque las presiones han sido intensas, don Braulio se ha resistido como gato panza arriba a una operación de esa clase", aseguran las fuentes. La explicación oficial con la que se pretendía respaldar la fusión estaba centrada en Ciudad Real, provincia en la que ambas entidades compiten con una fuerte implantación de Unicaja. A preguntas de este diario, Medel ni negó ni confirmó la existencia de tales presiones, asegurando que "los contactos entre entidades son normales".

En este caso, la explicación a Ibercaja se llama Guadalajara. La aragonesa es la primera entidad de ahorro por número de oficinas (más de 60) en esa provincia, donde está presente desde muchos años, por encima incluso de la propia CCM. Un portavoz de Ibercaja negó ayer sin mucho énfasis la existencia de conversaciones: "! No hay nada". Por su parte Ildefonso Ortega, director general de CCM, aseguró ayer que "no tenemos previsto ninguna fusión con Ibercaja; jamás me he reunido con nadie de esa entidad para hablar del tema. Por encima de cualquier rumor, lo puede decir con claridad: no vamos a fusionarnos con Ibercaja". En noviembre pasado , el Banco de España estrechó su marcaje sobre Caja Castilla La Macha, al enviar a la entidad un equipo de cinco inspectores, con la misión de llevar a cabo "una actuación preventiva que pretende mantener un acceso directo, casi en tiempo real, a la operativa diaria de la caja". Se trataba de la segunda inspección de CCM en 2008. El impacto caus! ado dentro de la Caja por equipo tan numeroso provocó las protestas de Hernández Moltó ante Fernández Ordóñez (Mafo), que transigió con enviarlo a trabajar en un piso de Madrid, fuera de las miradas indiscretas de clientes y empleados.
www.cotizalia.com