Archivado en

SINIESTRALIDAD LABORAL

El parón en la construcción no frena las muertes en la obra


Un total de 261 trabajadores de la construcción perdieron la vida en accidentes laborales ocurridos durante el año 2008, 17 personas menos que en el año anterior, según datos de la Federación Estatal de la Construcción, Maderas y Afines de CC OO (Fecoma). La federación subraya que estos datos ponen de manifiesto que, a pesar del importante descenso de la actividad que ha sufrido el sector durante este periodo como consecuencia de la crisis, tan sólo se ha visto reflejado en la disminución de los accidentes laborales graves y leves, con respecto al año anterior


pdf
print
pmail
En concreto, recuerdan que el número de siniestros mortales no ha experimentado un descenso proporcional a la caída en el número de trabajadores en la construcción ya que en 2007 fallecieron un total de 278 obreros frente a con 2.693.500 trabajadores en activo, mientras que en 2008 han muerto 261 trabajadores, frente a 2.230.000 personas ocupadas (463.500 menos que el año anterior.

Por comunidades autónomas, Andalucía (50), Comunidad Valenciana (25), Castilla y León (24) y Madrid (24) destacan como las cuatro regiones en las que más siniestros laborales se produjeron en el sector durante el año pasado.

Según los datos del Ministerio de Trabajo, entre enero y septiembre de 2008 hubo 154.089 accidentes en jornada laboral en la construcción. De estos, 204 fueron mortales, 1.712 graves y 152.173 leves. En itinere, el Ministerio registró en el período un total de 7.479 accidentes en el sector, siendo la media de los últimos años de 100 trabajadores muertos por esta causa.

La principal causa de muerte por accidente laboral en la construcción a lo largo de 2008 fueron las caídas en altura (42%), seguidas de las muertes por golpes o aplastamientos (22%). Entre el 36% restante figuran, en su mayor parte, las muertes por atropellos y las producidas como consecuencia de descargas eléctricas.

Los obreros de entre 17 y 30 años, los más afectados

Asimismo, las muertes por accidente laboral en el sector tuvieron lugar, especialmente, entre los obreros cuyas edades oscilan entre los 17 y los 30 años, con 49 muertos, mientras que fallecieron un total de 18 muertos de entre 59 a 65 años.

Ante esta situación, la federación manifiesta su "total rechazo" ante los abusos que, como consecuencia de la crisis, están llevando a cabo una gran cantidad de empresarios, en materia de horas extraordinarias y prolongaciones de jornadas, "dos de las causas principales que hacen aumentar las tasas de mortandad en épocas de poco empleo".

En este sentido, Fecoma-CC OO exige al Ministerio de Trabajo que incremente las inspecciones en obras, así como que garantice el cumplimiento de la legislación laboral en materia de contratación, estabilidad en el empleo y prevención de riesgos laborales.

Al mismo tiempo, la Federación insistió en que es necesario tomar medidas encaminadas a facilitar la jubilación anticipada a los 60 años para los trabajadores de obra y la paralización de todas las obras en las que exista riesgo inminente para la vida de los trabajadores.

CINCO DIAS