Archivado en Comunicados

Fideliz@cción: Estamos de Rebajas


Caixanova parece haber anticipado el período de rebajas del comercio, del mes de Enero.


pdf
print
pmail
El Proyecto Fideliz@cción ha recibido desde antes de ponerlo en marcha varias rectificaciones por parte de la Entidad. Ya nada se parece a como nos fue presentado a los sindicatos en su momento.
Y es que el escenario económico se agrava con el tiempo y nadie sabe cómo va a acabar esta historia. Por eso, desde CCOO lo advertimos desde el principio: éste no es el momento y éstas no son las formas. No se trata de hacer leña, se trata de reivindicar nuestro papel y el de los trabajadores y trabajadoras de Caixanova.
En CCOO seguimos viendo en este proyecto la necesidad de la Caja de adaptar definitivamente a los trabajadores/as a las funciones comerciales. Por eso se dejó fuera desde un principio al personal de fuera de Galicia, discriminándolos, y por eso nos encontramos con continuas adaptaciones del proyecto inicial que buscan parar el goteo de bajas que se registran y que, al final, alguien cobre.
Desde CC.OO, les damos la solución: que repartan el presupuesto destinado a este proyecto entre TODO el personal de la red de oficinas de Galicia, y se incremente en la cantidad necesaria para recompensar en la misma medida al personal de la red del resto de España, y acabar así con la discriminación en que se ha incurrido.
Todos y todas estamos empeñados en la viabilidad de Caixanova. Nos dejamos la piel en primer lugar en defender los ahorros ya depositados en la Entidad y en avalar la solidez económica de la Caja, además de resaltar su función social. Por supuesto que recibimos con agrado cualquier incentivo o una cantidad de dinero a mayores que llevarnos a nuestra casa, pero en CCOO no podemos defender la parcialidad ni las medidas unilaterales ni los continuos parches, auténticas rebajas.
 La profesionalidad de los trabajadores y trabajadoras de Caixanova está fuera de toda duda, así es reconocido por la Dirección. No necesita de los continuos mensajes y presiones que reciben, día si, día no, que contradicen la voluntariedad aireada desde el inicio y que, en realidad, está claro que NO EXISTE.
Y es que la medallitis siempre fue una epidemia en esta Caja. Los que nos merecemos esa medalla somos los curritos del mostrador, los cajeros y demás personal en “primera línea de fuego”. Desde luego que hay que cambiar la manera de trabajar de muchos jefecillos que no saben o no quieren o no se enteran; el futuro de Caixanova, su viabilidad, está en juego.
Cada vez se hace más evidente la existencia de un doble lenguaje: el de la dirección y el de las distintas jefaturas que padecemos día tras día. Cambien Vds., hagan algo, y todos y todas se lo agradeceremos.
Mientras tanto seguiremos arrimando el hombro.