Archivado en Comunicados, Empleo

Citibank no acaba de deshojar la margarita

CITIBANK, ¿UNA EMPRESA CON FUTURO?


La opacidad y la falta de definición de la Dirección de CITI sobre el futuro del negocio provoca una situación de enorme preocupación entre la plantilla y los propios clientes.



pdf
print
pmail

A nadie se le escapa que de un tiempo a esta parte, los trabajadores y trabajadoras de Citi en general y Citibank en particular estamos viviendo unos momentos complicados, de gran incertidumbre. Agudizándose más este sentimiento en la red de oficinas, tras el impacto que la quiebra del banco de inversión Lehman Brothers está teniendo en nuestra Empresa.

Por si esto fuera poco, el pasado día 18 la corporación anunció la eliminación de alrededor de 50.000 puestos de trabajo en los próximos meses. Arrojando muchas más sombras sobre la actual situación. Y ayer Citi sufrió su día más negro con la mayor caída en bolsa de su historia.

Después de esto la pregunta es obvia ¿Cómo podría afectar a Citibank España el anuncio de estas medidas?

El pasado miércoles, 19-11-08, la Dirección de nuestra Empresa emite un comunicado, que tiene relación con lo anteriormente citado, donde se dice que se entiende la preocupación de la plantilla “pero” se nos vuelven a reiterar algunos mensajes “positivos” hechos por la Corporación, como: “Los indicadores de Citi, que según la dirección deben animarnos a no bajar la guardia y a seguir esforzándonos en el día a día para mantener el ritmo de nuestro negocio”.

En lo referente a los negocios de consumo en España, Citibank y Citifin, se comenta que se están analizando uno por uno para ajustarnos a los importantes retos que se están planteando ante la crisis económica mundial. Además se indica que: “Como siempre en situaciones anteriores en las que se han requerido ajustes o cambios de estrategia, nuestros empleados son para nosotros la mayor preocupación”.

En este extremo hay cierta coincidencia con el sentimiento de la plantilla: Para nosotros la Dirección es la mayor preocupación.

Nosotros queremos hacer las siguientes reflexiones. Cuando se habla de mantener el ritmo de nuestro negocio. ¿A qué ritmo se refieren? ¿De qué negocio estamos hablando?

Abunda en nuestra organización, y especialmente en la red de oficinas, una sensación de impotencia que no es capaz de combatir la Dirección con las medidas tomadas hasta el momento. Estas medidas ya se han puesto en práctica en anteriores ocasiones sin que demostraran su eficacia. No se aportan soluciones imaginativas que intenten corregir, o por lo menos limitar, la caída de nuestra cuota en un mercado claramente deprimido.

En servicios centrales la situación no es mejor, con constantes rumores de pérdida de empleo que empeoran la sensación de crisis que a todos nos embarga.


Aquí la falta de coherencia entre los mensajes oficiales de la compañía y la realidad que vivimos los empleados es nítida, y muestra de ello son las últimas decisiones que se han tomado en los distintos negocios, 5 despidos en Citibank, en Citifin aplicación de comisiones de servicios, como castigo por no acogerse a una baja, que por otra parte y según el acuerdo firmado son de carácter voluntario.

En estas circunstancias, y sin contar todavía con un diagnóstico claro ni un plan para invertir la situación, la preocupación por nuestro futuro es patente y se ha instalado de forma generalizada y preocupante entre todos los trabajadores y trabajadoras de nuestra empresa. Se está generando un deterioro de la confianza mucho mayor que el ocasionado por el comportamiento adverso de los indicadores económicos convencionales.

La erosión que desde hace tiempo está sufriendo el conjunto de la plantilla como consecuencia de una falta total de transparencia, de falta de estrategia clara, está generando un ambiente de trabajo dominado por la desconfianza y el miedo, cosa que, además de ser emocionalmente muy duro, anula toda iniciativa y toda creatividad. Porque las personas angustiadas no rinden y, lejos de dar lo mejor de sí, se limitan a subsistir lo mejor que pueden.

Frente a esa justificada sensibilidad de los trabajadores y trabajadoras de Citi, es necesario que las actuaciones de la Dirección huyan de la opacidad y el secretismo. Es imprescindible que la Dirección de Citi en España dé explicaciones, con la misma celeridad con la que hasta ahora se han estado exigiendo objetivos, dedicación, etc.

Los trabajadores y trabajadoras exigimos que se acabe con esta agonía diaria que venimos padeciendo, y que con las noticias que aparecen, no hacen más que acrecentar la inquietud y el desasosiego y nos hacen ver que pertenecer a Citigroup, ya no nos asegura nuestro futuro.


Seguiremos trabajando, seguiremos informando.