Archivado en Comunicados, Prevision Social

Comunicaco conjunto CC.OO. - Accam

INFORMACIÓN SOBRE EL FONDO DE PENSIONES


Lo que proceda, debe hacerse desde el rigor y la unidad de acción de las organizaciones sindicales que tenemos por objeto la mejor defensa de los intereses de trabajadores y beneficiarios del Plan, lo cual consideramos que sólo se puede llevar a cabo de forma efectiva, desde la unidad de acción y criterio. Quienes suscribimos este comunicado mantenemos este compromiso y aunque no podemos responder por los demás, intentaremos que este consenso se extienda al conjunto de organizaciones sindicales.


pdf
print
pmail

 

¿QUIÉN ES Y QUÉ HACE LA COMISIÓN DE CONTROL? ¿QUÉ HACE LA ENTIDAD GESTORA?

 

La Comisión de Control del Plan y del Fondo de Pensiones está constituida por 16 personas. 9 representan a los trabajadores del Grupo Caja Madrid (CCOO 4;  ACCAM 3; UGT 2). Las 7 restantes representan a la Caja y resto de empresas del mismo. Para la toma de decisiones de calado, como el cambio de Entidad Gestora, se requiere una mayoría cualificada del 70 %.

 

Las funciones de la Comisión de Control son básicamente las siguientes:

 

·         Supervisar el funcionamiento y ejecución del Plan de Pensiones. El cumplimiento de sus cláusulas en lo referido a derechos de partícipes y beneficiarios. Representar judicial y extrajudicialmente sus derechos colectivos en el plan.

 

·         Examen y aprobación anual de la actuación de Caja Madrid Pensiones, recabando de ella la información que precise.

 

·         Elaborar una declaración comprensiva de los principios generales de la política de inversión.

 

·         Ejercer en beneficio de partícipes y beneficiarios los derechos derivados de los valores integrados en el Fondo.

 

 

Por su parte, la Entidad Gestora, Caja Madrid Pensiones  tiene, entre otras, las siguientes funciones:

 

·         La selección de las inversiones a realizar. Ordenar al depositario (Caja Madrid) la compra y venta de activos del fondo.

 

SITUACIÓN DE LAS INVERSIONES DEL FONDO

 

Sufrimos con intensidad la mala situación de los mercados. En enero la Entidad Gestora consideró que 2008 era un ejercicio que tendría un comportamiento positivo de la renta variable. Valoración errónea que no previó la profundidad de la crisis.

 

La mayor crítica que efectúa la Comisión de Control sobre la gestión de nuestro Fondo de Pensiones no es si la posición en renta variable ha sido mayor o menor, sino que las decisiones de mantener una posición u otra en cada momento no han sido acertadas en 2008, año de mayor intensidad por la crisis financiera, y tampoco en ejercicios anteriores.

 

Sabemos  que la rentabilidad del fondo no está siendo la esperada, que el valor que debe aportar la gestión del Fondo es muy inferior al previsto y que la preocupación que mantenemos partícipes y beneficiarios sobre la evolución negativa de la rentabilidad, es ya muy importante.

 

ACTUACIONES DE LA COMISIÓN DE CONTROL

 

La Comisión de Control y en ella los representantes de los trabajadores, ha llamado la atención sobre esta situación desde hace tiempo, exigiendo y provocando cambios en la gestión de inversiones que, hasta la fecha, no han dado el resultado deseado.

 

En su última reunión ha acordado trabajar en las próximas semanas sobre distintas propuestas con objeto de decidir cuales de ellas resultan positivas y deben adoptarse. En síntesis:

 

·         Revisar la política de retribuciones a la Entidad Gestora.

 

·         Demandar de Caja Madrid y resto de empresas del Grupo como entidades promotoras y a la Entidad Gestora, acciones concretas para mejorar la gestión de inversiones del fondo y el resultado de la misma.

 

o        En este apartado, hay medidas de actuación que exceden del ámbito de la Comisión de Control y deben ser protagonizadas por las organizaciones sindicales, a través de negociaciones específicas, demandando a la Caja la adopción de decisiones concretas para mejorar los resultados del Plan.

 

o        El reciente Acuerdo de 24 de junio de 2008 elevó las aportaciones para los trabajadores del Grupo Caja Madrid consolidándolo como el mejor sistema de pensiones complementarias de trabajadores de una empresa en España. Eso ya está conseguido pero no agota nuestras demandas en cuanto a la responsabilidad de la Caja con la gestión de nuestro Plan de Pensiones.

 

·         Transformación del actual modelo de Plan de Pensiones con objeto de mantener en niveles bajos el riesgo de las personas más próximas al inicio del cobro de prestaciones, sin menoscabo de mantener una política de inversiones adecuada al conjunto del colectivo y a los objetivos de rentabilidad establecidos.

 

·         Revisar la Declaración Comprensiva de los Principios de la Política de Inversión, como se viene haciendo periódicamente desde la puesta en marcha del Plan de Pensiones, con el fin de ratificarla o modificarla para adaptarla a la situación actual de los mercados financieros; todo ello, desde una perspectiva temporal de inversión. La rentabilidad de un fondo procede en un porcentaje muy elevado de las decisiones tomadas a largo plazo. Los movimientos bruscos e injustificados derivados del pánico o euforia coyunturales, suelen penalizar doblemente los resultados.

 

  • Cesión de la gestión de una parte del fondo a una o más gestoras externas mediante la adquisición de fondos gestionados por terceros, con el fin de establecer una comparación con la actual política de gestión.

     

 

  • Adquisición de un mayor grado de implicación por parte de la Entidad Gestora, aportando los medios materiales y humanos necesarios para garantizar un resultado positivo de las inversiones.

     

 

Lo que proceda, debe hacerse desde el rigor y la unidad de acción de las organizaciones sindicales que tenemos por objeto la mejor defensa de los intereses de trabajadores y beneficiarios del Plan, lo cual consideramos que sólo se puede llevar a cabo de forma efectiva, desde la unidad de acción y criterio. Quienes suscribimos este comunicado mantenemos este compromiso y aunque no podemos responder por los demás, intentaremos que este consenso se extienda al conjunto de organizaciones sindicales.

 

 

Madrid, 12 de noviembre de 2008