Malditos sábados de otoño e invierno

Archivado en Comunicados, Jornada

¿De verdad responde a una necesidad del negocio?

Malditos sábados de otoño e invierno


07-10-2008 CCOO ha firmado acuerdos de cierre de todos los sábados del año en Barclays y Deutsche Bank; de libranza de la mitad de los sábados en BBVA; y en el Grupo Santander, Banesto dispone de 1/3 de los sábados libres. (PDF: Cas) (PDF: Gal)


pdf
print
pmail

 

 

¿Es necesario trabajar los sábados?

 

 

 

 

 

 

 

¿Es rentable?

 

 

 

 

 

 

¿De verdad responde a una necesidad del negocio?

 

 

 

 

 

De nuevo ha llegado el duro momento de empezar a trabajar los sábados. Y de nuevo, la mayoría de la plantilla nos repetimos las mismas preguntas que llevamos haciéndonos desde hace años: ¿Es necesario trabajar los sábados? ¿Es rentable? ¿De verdad responde a una necesidad del negocio?
En COMFIA-CCOO, pensamos que el trabajo en sábado no representa una necesidad de negocio para el Banco. Hace tiempo que nos dimos cuenta de que la rentabilidad de las oficinas abiertas en sábado era, cuanto menos, discutible. Desde 1986 hemos ido avanzando en el cierre de los sábados, hasta los 6 meses que tenemos ahora, sin que el negocio se haya resentido lo más mínimo. La última constatación es que hasta ha dejado de funcionar el servicio de valija de los sábados. Además, si el PLAN ÓPTIMA tiene como uno de sus objetivos la reducción de costes, parece evidente que cerrar las oficinas los sábados representaría una aportación en ese sentido.

Otros bancos de nuestro entorno disponen de libranzas o de cierre parcial de la red de oficinas: CCOO ha firmado acuerdos de cierre de todos los sábados del año en Barclays y Deutsche Bank; de libranza de la mitad de los sábados en BBVA; y en el Grupo Santander, Banesto dispone de 1/3 de los sábados libres.

Ya nos toca. El negocio ha cambiado, el entorno económico, la tecnología, las demandas de la sociedad, nos permiten plantearnos un futuro con las oficinas bancarias cerradas los sábados, sin que ello suponga consecuencias negativas para el negocio; antes al contrario, está demostrado que las mejoras en la distribución de la jornada benefician a todos.

En diversas ocasiones hemos intentado negociar un acuerdo para librar todos los sábados en Banco Sabadell. Hasta ahora no ha sido posible pero quizás ha llegado el momento de volver a intentarlo. 

Un acuerdo de cierre definitivo de sábados, con medidas de flexibilidad en la jornada que faciliten la conciliación de la vida personal y familiar, y procuren un entorno de trabajo mejor, donde la empresa y los trabajadores y las trabajadoras puedan compatibilizar sus intereses. Esta es nuestra apuesta.

Octubre de 2008