Archivado en Comunicados

Siempre se salvan


L@s jefes de zona, coordinadores de negocio, directores de particulares o de empresas, y sus jefes en la Direcci√≥n comercial¬Ö siempre se salvan de cualquier accidente, quebranto, fallido y, en definitiva, perjuicio para la Entidad, de los que √ļltimamente estamos sobrados, por desgracia.


pdf
print
pmail

Es curioso comprobar como ni uno s√≥lo de los expedientesdisciplinarios abiertos en el √ļltimo a√Īo a un buen n√ļmero de compa√Īer@s, cerrados en pocos casos con salidas de la Caja y en muchos con destituciones de responsables de oficinas, haya salpicado ni lo m√°s m√≠nimo a ninguno de estos jefes comerciales.

Despu√©s de 3 a√Īos de imposici√≥n del ¬ďestilo Banesto¬Ē en todas las √°reas del negocio, del destrozo que este estilo ha supuesto en la identidad de los trabajadores de la Caja con su empresa, del da√Īo irreparable a muchas personas (empleados y clientes), ningun@ de estos jefes ha sufrido ni en sus bolsillos, ni en sus carnes, la millon√©sima parte del perjuicio ocasionado.

Sus contratos blindados con salarios injustificados, sus exigencias de venta fuera de toda raz√≥n y mercado, sus formas zafias y mezquinas en contra de losderechos y la dignidad de quienes pretenden dirigir, no han sido modificados ni un √°pice en este per√≠odo. Nadie de la Direcci√≥n General les ha queridocontrolar en ning√ļn momento, ni cuando las situaciones eran sangrantes (s√≥lo trasladaron al jefe de zona de Andaluc√≠a que hab√≠a echado a la competencia a m√°s de una decena de directores), ni cuando son parte responsable de importantes quebrantos sucedidos en muchos territorios (Norte, Catalunya, Levante, Centro, Sur e Insular)

Continuamente CC.OO. hemos trasladado a todos los estamentos de la Caja (incluido el Director General) el malestar y la preocupaci√≥n por estos comportamientos y sus consecuencias graves. Hemos insistido en que no s√≥lo sean sancionados los responsables directos de estas situaciones de quebranto, sino que el castigo sea proporcional a sus jefes comerciales, que han alentado pol√≠ticas de venta a cualquier precio, han dado instrucciones para que dejen de realizar controles administrativos en las oficinas (incluso salt√°ndose la normativa), y que han tenido conocimiento m√°s que suficiente de las operaciones (aprobadas por ell@s) que han ocasionado da√Īos irreparables a Caixa Galicia.

No pod√≠a ser de otra manera cuando muchos de ell@s han sido fichados y seleccionados desde la pol√≠tica del ¬ďpalo y tente tieso¬Ē, algunos a sabiendas de sus tortuosos pasados y otros promocionados desde el fracaso de su experiencia como responsables de oficina.

Este es el perfil del directivo que¬Ö¬Ö¬Ö¬Ņ SIEMPRE SE SALVA ?