Archivado en

Sentencia favorable a COMFIA CCOO contra CAJA RURAL DE GRANADA


La sentencia sobre la demanda interpuesta por nuestro compañero de COMFIA y miembro del comité de empresa por la decisión de Caja Rural de Granada de cesarlo como director de oficina y trasladarlo a otra como administrativo ha condenado a la Caja a reintegrarlo a su anterior puesto de director y a indemnizarlo con 6.000 € por los daños morales ocasionados, declarando nulo el cese.



pdf
print
pmail

Sobre la sentencia favorable de nuestro compañero Jesús Rey no han quedado dudas. Ha quedado palpablemente demostrado que su injustificado traslado y pérdida económica y profesional eran solo un artilugio para atentar contra un derecho fundamental recogido en la Constitución, el de libertad sindical y por tanto el derecho a actuar y criticar con libertad cualquier asunto que directa o indirectamente pueda afectar a los trabajadores.

Así y todo, no se debía de haber llegado a esta solución judicial. No creemos que sea esta la vía que rija las relaciones laborales de una empresa, máxime cuando la Caja tiene una larga trayectoria de dialogo y entendimiento y, menos aún, en la complicada coyuntura que estamos atravesando.

Así y todo más que nunca, es necesario mantener la cohesión de todo el colectivo, apostando decididamente por encontrar situaciones de encuentro y de acuerdo, y evitando todo conflicto que no sea estrictamente necesario, bien porque puedan solucionarse o porque no afecten a cuestiones esenciales para el buen funcionamiento de esta Caja.

Por eso desde Comfia CCOO redoblamos los esfuerzos para evitar un conflicto que, dado lo que se estaba poniendo en cuestión, no podiamos, ni debiamos dejar pasar. Así promovimos reuniones, contactos y posibilidades de entendimiento de todo tipo y a todos los niveles: con nuestro compañero Jesús y la Dirección General, con la dirección de RR. HH., y hasta la propia Presidencia de la Caja, a través de la Sección Sindical, del Comité de Empresa e, incluso apelamos a dirigentes nacionales de este sindicato para que siguieran con las negociaciones por si la cuestión estaba en nuestra actitud o poca capacidad de acuerdo. Asimismo paralizamos y evitamos respuestas más contundentes y habituales en estos casos, apelando a la solidaridad de otros sectores y otros compañeros. E incluso se retrasaron comunicaciones hasta prácticamente el dia previo al juicio. Todo ello persiguiendo un acuerdo que era posible y que debía evitar llegar a los tribunales.

Finalmente hubo juicio; y tras él, un resultado contundente: reincorporación a su puesto de trabajo anterior, indemnización económica, y hecho probado de vulneración de derecho de libertad sindical.

Aunque la sentencia ha sido recurrida en suplicación, no podemos sino congratularnos de su resultado y desde aquí dar las gracias a todos los que nos han felicitado y de alguna forma han apoyado a nuestro compañero.

Esta sentencia judicial tan favorable a nuestro compañero nos da la razón a lo todo expresado siempre por nosotros, y estamos convencidos de que debemos seguir intentando crear lugares de entendimiento y dialogo.

COMFIA CCOO. Granada 10/09/08