El adiestramiento fuera de la oficina

Archivado en

Innovando que es gerundio

El adiestramiento fuera de la oficina


Caixa Galicia celebra en A Coruña y Madrid 7 sesiones de OUTDOOR TRAINING con sus empleados de "alto potencial" durante el mes de Febrero 2008.


pdf
print
pmail


El departamento de Recursos Humanos de Caixa Galicia ha puesto en marcha un nuevo programa de formación al aire libre, que utilizando una técnica de aprendizaje experiencial, desarrollará las habilidades personales de los participantes (cerca de 250 profesionales de todala Red Comercial) bajo la atenta mirada de los monitores, para trasladar al trabajo las competencias clave:  Trabajo en equipo, orientación de resultados, comunicación y éxito profesional.

Las técnicas usadas provienen de la utilización que las grandes empresas estadounidenses hicieron, después dela II Guerra Mundial, de las técnicas de combate adaptándolas a la formación de ejecutivos para fomentar la corporación y preparar mejor a sus equipos de trabajo contra la competencia.


La realidad del "Outdoor training" en CAIXA GALICIA

Hace un año nos presentan a la representación sindical un nuevo plan de formación, el PLAN TALENTUM, cuyos destinatarios eran los compañeros y compañeras recién incorporados con grandes posibilidades de promoción interna. Hasta ahí, bien.

Su formación en oficina, a distancia, on-line y presencial parecía complementarse. El objetivo a corto plazo: su progresión, a través de la venta comercial y el cumplimiento de objetivos. La meta a medio plazo: su incorporación, a lo largo de un año, a puestos de dirección en oficinas.

Desde CC.OO. conseguimos desviar las exigencias de la consecución inmediata de objetivos y marcar la meta en una preparación suficiente para ocupar esos puestos de responsabilidad en tan pocos meses. Sin embargo, mes a mes, se iban incorporando muchos de estos compañeros a esos puestos de dirección sin la formación necesaria y con muchas presiones desde la Dirección Comercial.

En la actualidad, gran parte de estos compañeros y compañeras, sindicalizados muy rápidamente, atraviesan a diario un calvario de llamadas, correos, agendas, reuniones comerciales, presiones para prolongar su jornada, presiones para no coger vacaciones, multiconferencias, videoconferencias, amenazas veladas, llamadas de atención, comparativas de resultados, etc, etc, etc. y el fin de semana: ENTRENAMIENTO AL AIRE LIBRE (Outdoor Training).

Una experiencia tan rica que supera cualquier propuesta de conciliación de la vida personal y profesional. Tan rica que no contempla ninguna compensación dineraria por estar "entretenid@s" el "finde" con tus "coleguis" del "curre".

Por mucha diversión, por mucha desinhibición en un entorno natural, por mucho roce en equipo, la realidad (con los mismos) vuelve el lunes a visitarles.

Hemos criticado en numerosas ocasiones desde la Sección Sindical de CCOO de Caixa Galicia esta forma tan postmoderna y tan falta de rigor de hacer cantera. La realidad, lamentablemente, nos enseña la multitud de compañeros y compañeras que abandonan la Caja (una vez formados) para marcharse a otras entidades, la poca estabilidad de los puestos de dirección de oficinas en los lugares donde se necesita echar raíces, el cansancio temprano de muchos responsables de oficina con suficiente talento.

Los responsables de estos despropósitos en Caixa Galicia, EDUARDO VIOQUE (Director Comercial) y MARÍA CAMINO AGRA (Directora de Desarrollo de Directivos) son, con el consentimiento de la Dirección General, responsables de la fuga de talentos en cadena que Caixa Galicia vive desde hace dos años y que sólo CC.OO., como sindicato mayoritario en ella, ha denunciado y presentado soluciones para cambiar el rumbo.

Mientras, un reciente fin de semana en Cambre (importante población coruñesa) los participantes en este ENTRENAMIENTO AL AIRE LIBRE, provocaron un verdadero altercado entre los conciudadanos, buscando objetos y compras sin dinero como adolescentes en viaje de fin de curso, y unas cuantas quejas de tenderos y clientes de la Caja por su comportamiento poco cívico. Además un compañero resultó herido en uno de los juegos sin que hasta el momento se le haya tratado como accidente de trabajo.

Estas son las enseñanzas para la nueva generación de directivos. Menos mal que no jugaban a guerrillas con balas de tinta, o de fogueo, o de productos bancarios imprescindibles.