Archivado en

SRV, un sistema que no termina de arrancar


La retribución variable que hoy se abona, correspondiente al ejercicio 2007, no termina de identificarse por el conjunto de la plantilla como un incentivo al trabajo, sino más bien como la herencia “graciable” en tiempos de rebajas.


pdf
print
pmail

Un sistema implantado que arrastra dos incumplimientos importantes: 

  • Su Universalidad, al seguir sin aplicarse al importante colectivo de los trabajadores en Servicios Centrales.
  • Su Transparencia, porque no es posible tener referencias del cálculo al no estar disponible el acceso individual a cada emplead@.

A pesar de ello, la representación sindical hemos tenido posibilidad de realizar propuestas de modificación, que en el caso de las realizadas por CC.OO. han tenido su fruto en dos cuestiones: 

  • Que las gratificaciones cobradas por los compañeros y compañeras de SS.CC. en estos dos últimos años, sean consideradas para la promoción a niveles (hasta el Nivel VI de Convenio) establecido en el acuerdo del SRV
  • Que el interruptor de morosidad sea desactivado y reajustado en los casos donde una aplicación estricta de las directrices comerciales en la captación de negocio, hubiera disparado este índice.

Para este año se terminaron de ajustar las cantidades variables para determinados colectivos fuera de sistema (divisiones paralelas y analistas). Sin embargo, no dejan de aparecer nuevos colectivos a los que se les quiere compensar su trabajo extraordinario (refinanciadores y su entorno, por ej.) a través de cantidades variables que no tienen cabida en el SRV 

De esta forma, con la cantidad de dificultades que arrastra este Sistema, cualquiera diría (sin conocer sus pocos años de vida) que está más en proceso de derrumbe que de consolidación, o lo que es lo mismo, la transformación de una herramienta para la motivación general en una vuelta al pasado donde siempre cobraban los mismos.