Archivado en Comunicados

Así no es posible el acuerdo

Armonización de jornada-horario-dietas-km (Area de Consultoria.- Obstáculos para llegar a un acuerdo


A pesar de que habíamos llegado a un acuerdo en las condiciones básicas para la armonización de calendarios y dietas-km, siempre con la premisa de implantarlo ya, lamentamos decir queva a ser imposible que entren los cambios en la jornada de verano de este año, la dirección no deja de poner obstáculos a la firma de un acuerdo. RRHH condiciona el acuerdo a unas cláusulas que hacen imposible cualquier avenencia



pdf
print
pmail

Destacamos la siguiente:

En caso de que algún trabajador de los grupos A y B (1742 horas anuales) solicitara a la Empresa el cambio voluntario a la jornada y horario de los grupos C y D (1800 horas anuales) y la empresa estuviera de acuerdo en operar dicho cambio, ambas partes podrán acordarlo mediante la suscripción del correspondiente pacto novatorio

Esta cláusula que la empresa considera IRRENUNCIABLE, los que llevan más tiempo en Indra Sistemas, saben que significa "solicitar el cambio voluntario".

Consideramos INADMISIBLE este párrafo, que nunca había estado presente en el proceso negociador y que ahora resulta de vital importancia para la Dirección. La dirección quiere que legalicemos el proceso para llevar a los colectivos con el calendario de 1742 horas (Indra-Metal y Azertia) al calendario de 1800 horas anuales (el de Soluziona y nuevas contrataciones) mediante la firma de cartas individuales de renuncia a sus condiciones actuales, presumiblemente sin compensación por el cambio y bajo presión Este proceso, de no incluirse dicha cláusula, no puede llevarlo a cabo legalmente, y por tanto de forma abierta y generalizada. En estas condiciones el acuerdo, en vez de garantizar el mantenimiento de las condiciones existentes, no seria más que papel mojado.  Esto no tiene nada que ver con la buena voluntad negociadora.

 Si bien este es el principal escollo, hay otros que también obstaculizan el acuerdo, Podemos citar el interés de la Dirección en incluir al menos 18 días de vacaciones en los meses de julio y agosto y una redacción al menos confusa del trabajo en el domicilio del cliente, que podría contravenir el Convenio de Consultoria.

Para intentar encontrar una solución y conseguir llevar a cabo los cambios de jornada de verano este año, hemos ofrecido a la empresa plasmar por escrito únicamente los numerosos puntos de acuerdo alcanzados sin incluir esta cláusula ni otros puntos de desencuentro. De momento nos encontramos con su total negativa e inflexibilidad.

Lamentamos esta actitud de RRHH y la fecha (dos de julio) en la que nos han contestado finalmente, queimpide que se puedan implantar las nuevas condiciones este verano.

Creemos que la armonización de jornadas y calendarios es un proceso necesario para la empresa y por tanto emplazamos a la dirección a reconsiderar su posición para poder plasmar en un acuerdo razonable los frutos alcanzados tras meses de negociación.