Archivado en Comunicados

Cierre Oficinas Agosto - BBVA

¿ Qué hacer ?


El próximo mes de Agosto está previsto que cierren 400 Oficinas de Banca Comercial, por un periodo de tiempo que oscila entre los 11 y los 29 días (relación al final de esta circular), durante los cuales los trabajadores y trabajadoras de estas oficinas que no estén de vacaciones, se incorporarán a otra, más o menos próxima. Como experiencia especial, cerrarán sólo la Caja en 4 Oficinas de Málaga, 1 de Jerez y 1 de Torrent.



pdf
print
pmail

Uno de los muchos efectos negativos del Proyecto Clima es la reducción, simultánea, de plantilla que han sufrido todas las oficinas, especialmente las dependientes. Esto comporta que si ya en circunstancias normales se hace difícil atender las tareas diarias, en los momentos en que por diferentes razones hay una falta excepcional de personal (vacaciones, cursos, bajas, etc.) la situación es directamente insostenible. Y más con tanto cambio de personas y de funciones.

La solución natural a esta situación en una empresa que declara beneficios millonarios cada trimestre, es la contratación de personal eventual. Pero, claro, ya sabemos que el principal objetivo del Proyecto Clima es la reducción de gastos. No importan las consecuencias sobre los clientes ni la plantilla, en definitiva sobre el negocio.

El Banco insiste en que la organización del trabajo es patrimonio de la empresa, pero quienes finalmente sufrimos las consecuencias de tanta desorientación, falta de planificación y decisiones alocadas, somos los trabajadores y las trabajadoras. Por ello, queremos alertar de algunas de las incidencias que sin duda se producirán en estas oficinas el próximo mes y dar las correspondientes orientaciones de cómo actuar cuando se produzcan, para evitar de esta manera situaciones no deseadas.

·       El registro de firmas de la Oficina cerrada debe trasladarse a la oficina receptora. Si esto no sucede, no hemos de atender, sin previa autorización, ningún pago u operación que requiera la comprobación de la firma del cliente. Si lo hacemos, después las consecuencias las pagaremos nosotros.

·       El efectivo para recargar el cajero de la Oficina cerrada no debe ser transportado nunca, en ningún caso, por un empleado desde la  oficina receptora, pese a la probable proximidad de las dos oficinas. El transporte de fondos, tal y como determina la ley,  debe realizarse mediante un furgón blindado y por una empresa de seguridad especializada. Si vamos por la calle paseando una saca con efectivo y somos víctimas de un atraco, las consecuencias las pagaremos también nosotros.

·       Resultará inevitable desplazarse a menudo a la oficina cerrada, ya que hay documentación que es necesario consultar en muchas ocasiones (expedientes, listados, etc.). Esto sólo lo podrá hacer un apoderado, puesto que requiere tener las llaves de la Oficina, pero siempre representará un cierto riesgo para la seguridad del trabajador. Intentemos evitar al máximo esta situación, y si no es posible, procuremos hacerlo  siempre extremando las precauciones, como por ejemplo no ir solos.

  • Es previsible que en la oficina receptora, en algunos casos, haya falta de espacio. No hemos de aceptar el no disponer de un puesto de trabajo con las condiciones adecuadas.
  • Durante los días que permanezca cerrada la oficina, se perderá inevitablemente productividad, lo que afectará la consecución de objetivos. Es necesario pedir una revisión de los presupuestos.
  • Por la experiencia que tenemos del año pasado en Madrid, dónde ya se cerraron 30 oficinas, pueden producirse problemas en: la recepción de las valijas, las impresoras de oficina, la ausencia de responsables de la oficina cerrada en la oficina receptora, etc. Cualquiera de estas incidencias, que creamos puedan comportar consecuencias en la operativa normal, hay que ponerlas inmediatamente, por escrito, en conocimiento de los responsables (director de CBC, director de zona, RRLL, etc.).
  • Ya hemos tenido noticias de que en algún caso se ha presionado a los trabajadores de la oficina que cierra para que modifiquen las vacaciones y las cojan en agosto para aprovechar el periodo de cierre. Obviamente, esto es inaceptable. Si sucediera, es necesario ponerse en contacto con CC.OO. para solucionar la situación.

Capítulo aparte merece también la repercusión que esta iniciativa tendrá sobre los clientes: según el BBVA el Proyecto Clima “mejora la capacidad comercial y de acercamiento al cliente”. Pues bien, no parece que cerrando la oficina habitual del cliente, desviándolo a otra, incrementando las colas de caja -al sumar clientes de dos oficinas-, empeorando la atención telefónica (el desvío de llamadas y de fax, el año pasado funcionó muy mal), etc. vaya a mejorar mucho la calidad de la atención y el acercamiento al cliente.

Todo esto está provocando que en los últimos meses el BBVA esté perdiendo cuota de mercado (si bien hay clientes que mantienen la cuenta, están desviando muchas operaciones a la competencia), y esta situación no hará más que incrementar la fuga de clientes. Además somos el único banco que cerramos oficinas en Agosto.

Al final, sin embargo, ”los responsables de la organización del trabajo” no tendrán nada que ver con este desastre, y los únicos culpables seremos los de siempre: los trabajadores y las trabajadoras.

Si la tuya es una de las oficinas afectadas, tanto como oficina cerrada o como receptora, y tienes alguna duda o conflicto por esta cuestión, ponte en contacto con CC.OO.  Nosotros no cerramos en Agosto.

Para ampliar información, para cualquier duda o consulta, dirígete a nuestros/as Delegados/as.

CCOO, tu sindicato útil y eficaz.

Julio 2008

 

 

ver Comunicado en pdf

ver Relación en pdf