Archivado en Negociacion Colectiva

Relaciones Laborales - Castilla y León

Fuego cruzado


Realmente podemos considerarnos combatientes de élite, ya que hemos tenido que aprender a desempeñar nuestro trabajo cotidiano a pesar de las continuas agresiones que sufrimos desde los dos ámbitos que hoy se afanan en protagonizar el tan mal entendido ahorro de costes a cualquier precio.


pdf
print
pmail
Así por babor, los directores de zona, hacen circular correos en los que se comunica que el Banco no va a contratar personal para suplir vacaciones durante el periodo estival, recomendando implícitamente que los que se queden soporten la carga de trabajo de los ausentes, aunque en ningún momento se hace referencia a ninguna variación o exención en cuanto al cumplimiento de los distintos objetivos asignados, ya que lo seguro es que será muy difícil, salvo fortuna, ni tan siquiera tener tiempo para pensar en ellos.

Y por estribor, el departamento de recursos humanos, establece una sistemática de comunicaciones a determinadas personas, en las que se refiere al bajo rendimiento observado y puesto de manifiesto en los distintos procesos de calificaciones, etc. Ya se están observando casos de despidos en los que la puntuación obtenida en el proceso de calificación por “debajo de la media de su colectivo” se utiliza como argumento.

Conviene que estas comunicaciones sean conocidas por los sindicatos con el fin de poder presentar contestación oportuna, toda vez que de todos es sabido que el proceso de calificación es cualquier cosa menos objetivo (ya existen sentencias reconociendo el carácter subjetivo de las calificaciones) , así como conservar cualquier tipo de documentación, correo, estadística, ranking, que defienda nuestra posición. Para este Banco, lejos de la imagen corporativa que se pretende ofrecer al conjunto de la sociedad, el ahorro de costes por la vía de prescindir de determinadas personas “desencajadas” es un objetivo en sí mismo. Lo irracional es que cualquier lista tiene un número uno y un número cien. Que siempre habrá un veinte por ciento en cola. Y que para estar en las primeras líneas habrá que recurrir a la “sangre” y que caiga quien caiga .

No nos dejemos seducir por filosofías de Directores y Zonas que por lo visto nunca entenderán que un equipo que funciona es un equipo que tiene capacidad de comunicarse y de aportar, incluso desde la crítica, al trabajo y su eficaz organización.

Pero si llegara ese día y solo hasta ese día, animamos a todos a que durante este periodo de vacaciones cumplamos con rigurosidad el horario de trabajo legalmente establecido, para forzar a que los Directores y sus Zonas establezcan mecanismos de sustitución y apoyo a las oficinas que lo necesiten.
Seguramente alguien en casa lo agradecerá.

Seguimos trabajando,
Seguimos informando.


Junio 2004

Ver en formato pdf (108 kb)