Archivado en Comunicados, Empleo

Exito de las movilizaciones

SCH: Entre todos y todas hemos parado los despidos


El pasado 7 de junio se celebro la reunión de la Comisión de Empleo del SCH integrada por los Sindicatos y la Empresa. Esta reunión llega tras un importante conflicto en el banco como consecuencia del endurecimiento de la política disciplinaria, de los reiterados despidos, y de las presiones para obtener bajas como medio de reducir la plantilla, tal y como hemos denunciado los sindicatos en estas ultimas semanas por medio de una intensa campaña de movilizaciones


pdf
print
pmail
Como ya todos sabéis, el Banco ha puesto en marcha un Plan de Prejubilaciones que permite hacer los ajustes de plantilla por una vía no traumática, abandonando el camino de las bajas forzadas. Las condiciones de la prejubilación serán las contenidas en el Acuerdo suscrito al efecto con fecha 17 de Julio de 2003 y se llevará a término de manera prácticamente inmediata.

Para llegar a esta situación COMFIA-CCOO, junto con la mayoría de representaciones sindicales de SCH (excepto el FITC) y contando con toda la plantilla, ha desplegado una intensa movilización que, afortunadamente, ha conseguido su objetivo, que la empresa cesara en su pretensión de llevar a cabo un proceso de reducción de empleo encubierto y por tanto, desajustado a derecho y contrario a las buenas prácticas en materia de relaciones laborales.

La actuación del FITC se califica por sí sola, se desmarcaron inmediatamente del resto y se han dedicado a desmentir lo que los hechos nos confirmaban todos los días.

De este proceso que hemos vivido conviene sacar algunas conclusiones y tenerlas en cuenta:

1. Toda agresión injustificada a un solo trabajador, a una sola trabajadora es suficiente para desplegar la solidaridad de toda la plantilla y la acción sindical pertinente. Nadie estamos exentos de sufrir el mismo caso.

2. Es necesario dar una respuesta contundente y valiente, como la que hemos dado en esta ocasión, sólo así tenemos posibilidades reales de hacer frente al conflicto.

3. COMFIA-CCOO, como legítimos representantes de las trabajadoras y trabajadores, hemos defendido con fuerza los intereses de toda la plantilla, interviniendo directamente en los casos que hemos sabido de primera mano y en todos aquellos que hemos conocido por distintas vías. En ningún momento la intervención sindical ha resultado baldía.

4. Es, por tanto, más oportuna que nunca la afiliación sindical porque aporta la fuerza necesaria para hacer valer de manera más efectiva nuestros intereses.

5. No debemos bajar la guardia. Es de prever que la empresa intente, posiblemente con métodos menos agresivos, seguir insistiendo en hacer "bajas voluntarias". Ningún problema si la voluntariedad es tal. Sin embargo, que nadie acepte una propuesta que no desee, que se solicite la presencia sindical en el momento que se intuya que la entrevista va por derroteros sospechosos. Que nadie se precipite a la hora de tomar una decisión que afecta a su empleo y futuro profesional.

6. Tendremos que observar el mayor rigor posible en el cumplimiento de responsabilidades y en el ejercicio de nuestros deberes y atribuciones. Los derechos se defienden mejor si no se da ninguna clase de "excusa" a la empresa para emprender acciones disciplinarias, tan difíciles de corregir una vez decididas. Sabed que lo más importante, incluso por encima de la consecución de objetivos, es mantener el empleo y las condiciones de trabajo.

Las delegaciones de voto para la Junta que nos habéis enviado han sido un elemento clave para propiciar el final favorable del conflicto, por ello no consideramos relevante el hecho de intervenir en esta ocasión, al tiempo que no lo descartamos cuando las circunstancias lo hagan necesario.

Queremos constatar que tenemos todavía faena por hacer y que, ahora mismo, la prioridad es trabajar en la línea de conseguir la externalización del fondo de pensiones, que además de garantizar a cada trabajador y trabajadora la propiedad individual del fondo, obligaría a hacer dotaciones para las pensiones de las personas ingresadas después del 80, objetivos que reiteradamente COMFIA-CCOO viene reivindicando.

No podemos, no debemos, resistirnos a manifestar nuestra opinión sobre las lamentables declaraciones del Consejero Delegado Alfredo Sáenz, en relación al Estado del Bienestar, fruto del esfuerzo y sacrificio colectivo de muchas generaciones. Poner en cuestión los derechos sociales que garantizan la cobertura de necesidades básicas como la educación, la sanidad, las prestaciones por desempleo y las pensiones, es del todo irresponsable, sobre todo cuando se hace desde la prepotencia de quien las tiene incluso excesivamente cubiertas.