Archivado en Comunicados, Salud Laboral

La carga mental se entiende como el esfuerzo intelectual

Riesgos psicosociales


08 02 08 El 24 de enero, hemos vuelto a pedir a la empresa que nos indique de forma concreta las medidas correctoras que piensan aplicar y en los plazos que lo piensan hacer.


pdf
print
pmail
Riesgos psicosociales


Haciendo algo de memoria, ya que en esta empresa estas cosas acostumbran a ir muy lentas, recordaréis que a finales del mes de septiembre y a primeros del mes de octubre de 2006 se realizó la evaluación de riesgos psicosociales, a través de un cuestionario de 75 preguntas que el Servicio de Prevención nos envió vía intranet.


El 31 de julio de 2007, 9 meses y medio después, la empresa nos envió los resultados de esta evaluación. En estos resultados se reflejaba de forma evidente que la carga mental es motivo de insatisfacción por parte de los empleados estén donde estén. Según la metodología del método de evaluación que se utilizó, se hace necesaria una intervención en el plazo más breve posible.


Este concepto de carga mental se entiende como el esfuerzo intelectual que debe realizar el trabajador para hacer frente al conjunto de demandas que recibe el sistema nervioso en el curso de la realización de su trabajo.
De los resultados de la encuesta se desprende que:


· El tiempo y la intensidad de atención que los empleados dedican a su trabajo es alto.
· Consideran escaso el tiempo asignado a cada tarea.
· Casi la totalidad de los encuestados se siente fatigado al finalizar el trabajo.
· Mayoritariamente los encuestados responden que utilizan una elevada cantidad de información, que a veces resulta complicada.
· Un porcentaje muy significativo de los encuestados, más del 60%, consideran que a veces deben saltarse los métodos establecidos (normativa) para poder realizar su trabajo. Esto es considerado y vivido como un aspecto muy estresante.

Desde el 31 de julio hemos tenido 4 reuniones con la empresa para hablar de este tema: una para explicarnos los resultados y tres más para hablar de qué medidas correctoras se tendrían que aplicar para mejorar el tema de las cargas mentales, pero hasta hoy las únicas propuestas concretas presentadas han sido las de CCOO (que reproducimos en el reverso de esta hoja).


El 24 de enero, hemos vuelto a pedir a la empresa que nos indique de forma concreta las medidas correctoras que piensan aplicar y en los plazos que lo piensan hacer. Por lo tanto, si en un período de tiempo razonable continuamos sin tener ninguna respuesta, nos veremos obligados otra vez a denunciar el tema ante la Inspección de Trabajo, de igual manera como pasó para que la empresa realizara la evaluación de riesgos psicosociales.


Continuaremos informando


Febrero de 2008

Propuesta de medidas correctores de aplicación inmediata

· Ampliación de los equipos de suplencias.
· Formación especifica para los RA y Soporte de Zona sobre el Adm.
· Que las oficinas tengan siempre los empleados determinados en la plantilla homologada.
· Que los cuadros de vacaciones sirvan realmente para prevenir y cubrir las ausencias planificadas.
· Establecer un sistema rápido de detección de los problemas relacionados con el Adm para que se pueda reaccionar de forma inmediata atendiendo a la demanda de recursos.
· Establecer un sistema de comunicación directo entre la oficina y organización para conocer las peculiaridades y necesidades específicas de las oficinas.
· No contabilizar como 100% a los empleados de nueva incorporación hasta que no tengan la formación y la experiencia mínima para poder desarrollar su trabajo con normalidad.
· Establecer sistemas de rotación de funciones en las oficinas en las que por el número de empleados sea posible.
· Formación para toda la plantilla para mejorar los recursos personales de actuación sobre situaciones de estrés derivadas del entorno laboral.
· Establecer medidas específicas de control sobre la prolongación de jornada.
· Control personal de tiempo en el caso de prolongación de jornada a través de la intranet indicando el motivo.
· Planificación racional de las campañas comerciales con la intención de que no se solapen y se conviertan en abusivas e incrementen en gran medida las cargas de trabajo.
· Definición y redistribución de las funciones y tareas.
· Establecer por normativa, basándose en las funciones y tareas, el personal mínimo del que debe disponer una oficina, evitando las oficinas con 1 ó 2 empleados.
· Racionalización de la normativa de trabajo para evitar incumplimientos forzosos.
· Aplicar prioridades de actuación y organización en las tareas diarias (1, 2, 3...), de igual forma que se hace con la agenda comercial de los gestores.
· Incorporar un campo extra específico para poder añadir tiempos extras de pequeñas tareas diarias que no estén incluidas en el Adm.