Archivado en Noticias, Jornada

EL BANCO DE ESPAÑA NO SE FIA

El Banco de España sigue sin fiarse e intensifica las inspecciones a bancos y cajas.


A vueltas con los riesgos que han asumido las cajas de ahorro en el sector inmobiliario, el Banco de España ha intensificado de nuevo las inspecciones a estas entidades para conocer de primera mano las inversiones que tiene cada una ellas en el temido sector del ladrillo.



pdf
print
pmail
Según fuentes no oficiales del Banco de España, los inspectores de este organismo han realizado ya una primera batida por todas las entidades, tanto bancos como cajas de ahorro, grandes o pequeñas. “Se ha estado haciendo en las últimas semanas esa inspección general a todas las entidades, al margen de las inspecciones que se llaman ordinarias, es decir, aquéllas que son rutinarias y que en el caso de los grandes bancos y cajas son permanentes, con personal en la propio entidad”, explican.

Finalizado ese proceso, ahora el organismo que dirige Miguel Angel Fernández Ordóñez ha iniciado una segunda ronda entre las entidades que más riesgos han asumido o que no han detallado toda la información requerida. Dos de esas entidades son la valenciana Bancaja y la Caja Castilla-La Mancha.

Bancaja es uno de los acreedores de la inmobiliaria Llanera, que está en suspensión de pagos, y tiene intereses en otras inmobiliarias. En cuanto a Caja Castilla-La Mancha, la entidad manchega es una de las más expuestas al sector inmobiliario con participaciones en Colonial, Astroc o Metrovacesa. Ambas entidades han reconocido las inspecciones aunque las han calificado de “rutinarias”.

“No son rutinarias”, asegura una fuente no oficial del Banco. “Se han hecho inspecciones a todas y ahora se están repitiendo a algunas entidades y eso es porque se quiere ampliar la información o se quiere revisar algo concreto”, explica esta fuente. “El Banco de España está preocupado por esta situación y, lógicamente, le interesa mucho más tener vigilada a una gran entidad como Bancaja que a una más pequeña como Caja Castilla-La Mancha”, asegura.

Suelo, promociones, hipotecas

Ni que decir tiene que estas inspecciones quieren constatar la cartera de suelo de las cajas de ahorro, las sociedades conjuntas, si las tiene, con promotores locales y la cantidad y calidad de las hipotecas concedidas. Como ha advertido el Banco de España ya en algunas ocasiones, y ha recogido este diario, el 70% de los créditos concedidos por las cajas han sido a agentes económicos (empresas o familias) relacionados con el negocio inmobiliario.

Otras fuentes no oficiales del Banco han asegurado a este diario que la determinación del organismo en este asunto es total y que, “finalizados los análisis, las entidades que veamos que están muy expuestas o que tienen muchos riesgos, pues se les obligará a vender parte de sus activos o de sus inversiones en empresas cotizadas”. Fuentes oficiales del Banco han declinado hacer declaraciones.

Carlos Ribagorda
Cotizalia