Archivado en

la Caja debe abordar soluciones a los objetivos de 2007

La Caja ya no tiene excusa


Nada puede explicar ni justificar la desproporci贸n en la asignaci贸n inicial de los objetivos


pdf
print
pmail

En estos d铆as se han anunciado a bombo y platillo los espectaculares resultados de nuestra Entidad en el ejercicio 2007, que se concretan en unos beneficios del 177%, ni m谩s ni menos, superando de largo los objetivos fijados para el ejercicio.

 

Como trabajadores de la Caja no podemos por menos que alegrarnos y mostrar nuestra satisfacci贸n por la buena marcha de la empresa, aunque simult谩neamente se nos vienen a la mente algunas sensaciones y preguntas.

 

En primer lugar, y por mucho que se diga que la composici贸n del negocio hace tiempo que ha cambiado, que los resultados de la Entidad no tienen por qu茅 corresponderse, por ejemplo, con los de la red de oficinas, etc. ... ALGO HABREMOS HECHO LOS TRABAJADORES PARA QUE LA CAJA HAYA ALCANZADO ESTOS RESULTADOS; y manifieste adem谩s, a帽o tras a帽o, una tendencia que s贸lo cabe calificar como muy positiva.

 

En este contexto de balances empresariales brillantes, contrastan m谩s y llaman m谩s la atenci贸n los problemas crecientes asociados a los objetivos anuales en la red. Nada puede, en efecto, explicar ni justificar la desproporci贸n en la asignaci贸n inicial de los objetivos; las incidencias y desajustes que se producen durante los diferentes ejercicios (cambios de orientaci贸n comercial, errores de gesti贸n, presiones m谩s all谩 de lo razonable, mayor burocracia, problemas con las herramientas y aplicaciones, etc., etc.); ni la tendencia a la baja que se viene constatando en la V2 de los centros de trabajo.

 

Estos problemas producen tensi贸n, desmotivaci贸n y p茅rdida de confianza entre los trabajadores. Pero el peor sabor de boca que se nos queda a los trabajadores es que la empresa anuncie resultados gal谩cticos mientras, en la pr谩ctica, parece bloquearse cualquier avance o soluci贸n a las demandas que le venimos efectuando.

 

En primer lugar, la Caja debe abordar soluciones a los objetivos de 2007, tal y como le demanda la plantilla, de forma un谩nime. As铆 mismo, no es de recibo que se haya iniciado una negociaci贸n laboral para abordar las inquietudes de los empleados y los asuntos que de verdad preocupan; y que la Caja no responda y el proceso se encuentre casi paralizado.

 

La Caja debe mover ficha, favoreciendo soluciones y un buen clima laboral

 

Madrid, 23 de enero de 2008

 

 

 

 

Ayudanos a conseguir mejores condiciones laborales. Af铆liate