SIN AVANCES Y SIN PALABRAS

Archivado en

Negociación en la Caja (4)

SIN AVANCES Y SIN PALABRAS


La foto de la V2, que refleja la situación de las oficinas, está desenfocada, es anómala y nada tiene que ver con el esfuerzo, desempeño e implicación de la plantilla.


pdf
print
pmail

ð La Caja ha señalado en la reunión del viernes que no ve necesario efectuar modificaciones en cuanto a los objetivos 2007; argumentando, por ejemplo, que el número de oficinas que se sitúan por debajo de 3 puntos en su V2 en octubre es inferior al de otros años. La Dirección mantiene una estrategia evasiva, pero su posición no se sostiene, ya que existen al menos dos realidades irrefutables y de difícil encaje, se diga lo que se diga:

1.- Los resultados empresariales experimentan este año un aumento espectacular.   2.- La puntuación media de las oficinas en la consecución de sus objetivos anuales experimenta un descenso sensible.

ð Pensemos en el papelón de las oficinas, en cómo queda reflejado su trabajo en este contexto. Los argumentos de la Caja no nos sirven a los empleados para quitarnos de la cabeza que la foto de la V2, que refleja la situación de las oficinas, está desenfocada, es anómala y nada tiene que ver con el esfuerzo, desempeño e implicación de la plantilla.

ð No estamos hablando de incidencias puntuales en algunas oficinas, ni de problemas en zonas concretas, por lo que alguna responsabilidad tiene que tener la Caja en este descenso progresivo de los resultados de la red. Puede haber varias explicaciones, que no han de ser excluyentes: una es que, efectivamente, se han producido errores de planificación, con un asignación de objetivos en absoluto acordes con la realidad del sector; pero puede también que lo que se pretenda con estos objetivos es lo que finalmente está ocurriendo, esto es, su descenso general.

ð No queremos pensar en tal ejercicio de irresponsabilidad ya que, en un contexto tan duro y competitivo como el actual, lo peor que nos puede ocurrir es que aparezcan fisuras, desánimo y desconfianza internas por errores de gestión, frivolidades directivas ó políticas laborales desaconsejables. Lo que sí podemos confirmar es que esta situación alimenta ya una amplia confusión entre los profesionales, de consecuencias todavía difíciles de calcular.

ð Este es el tipo de riesgos, muy serios, a los que nos enfrentamos cuando, por ejemplo, se insiste en algo tan infumable como que lo de los objetivos de este año no es para tanto. No sólo sí lo es, sino que además tiene otras implicaciones: hablamos del desarrollo profesional de las personas; de su retribución y masa salarial, actual y futura; y de algo esencial, como es su ilusión y su grado de confianza en los gestores y en un proyecto común. 

ð No tiene ningún sentido que la plantilla reciba un golpe duro y gratuito, por lo que CC.OO. exige una revisión de la situación de los objetivos del 2007; así como, a partir de ahora, unos objetivos anuales claros en su composición; transparentes, en los criterios que los animan; y equilibrados, en relación a la evolución del mercado.  

ð A su vez, la Dirección ha venido a esta reunión con las manos vacías en lo que se refiere al actual proceso negociador, sin ninguna propuesta ni novedad. No alcanzamos a entender los motivos de una actitud que no suma, estableciendo una nueva cita para el 18 de diciembre. Esperamos que la Caja aporte elementos para avanzar en el proceso negociador.

Madrid, 3 de diciembre de 2007