Archivado en

CCOO Asepeyo

España, a la cola de la UE en ayudas a las familias


La Administración destina menos del 1% del PIB para subvencionar políticas que fomenten la natalidad


pdf
print
pmail

El reciente anuncio del Gobierno de dar 2.500 euros por nacimiento de un hijo a partir de este año supone un avance en términos absolutos pero no servirá para escalar posiciones en relación a Europa. España seguirá ocupando el último puesto en subvenciones familiares en porcentaje del PIB, según los últimos datos de Eurostat.

De hecho, esta nueva ayuda a la natalidad sólo equivale a 0,12 puntos de PIB (unos 1.200 millones de euros siempre teniendo en cuenta que en este año nazcan 481.000 niños, como en 2006). El presidente del Instituto de Política Familiar, Eduardo Hertfelder, indicó ayer a Cinco Días que, independientemente del partido que gobierne, 'España no apuesta por la familia'. Del mismo modo, la Unión de Consumidores de España advirtió ayer que los 2.500 euros prometidos cubren 'sólo' el 40% del gasto de un bebé en su primer año.

Dinamarca y Luxemburgo se sitúan en el lado opuesto en cuanto a ayudas a familias se refiere ya que destinan el 3,9% y el 3,8% del PIB respectivamente. Un ejemplo: Los luxemburgueses reciben 216 euros mensuales para mantener a sus hijos en caso de que sea el primero. Pero la cifra se multiplica por cinco cuando se trata del cuarto hijo: por este nuevo miembro de la familia, sus padres percibirán 1.195 euros al mes, según figura en un estudio del sistema de información mutua sobre protección social europeo (Missoc) de 2006.

La secretaria de Estado de Servicios Sociales, Amparo Valcarce, recalcó ayer que la medida tomada por el Ejecutivo socialista fomentará la natalidad, cuya tasa se situó en 1,37 hijos por mujer en 2006.

El caso más evidente de que la inversión en políticas familiares ha conseguido el objetivo perseguido es Francia. En 2006, el entonces primer ministro Dominique de Villepin, anunció incluso nuevas medidas que se iban a llevar a cabo para fomentar la natalidad, que ya entonces era alta (1,9 hijos por mujer), y promover la conciliación laboral y familiar. Entre otras, las familias galas perciben 512 euros al mes durante tres años. Además, el Gobierno galo ha doblado la desgravación fiscal por gastos de guardería hasta los 6 años. Ahora su tasa de natalidad supera los 2 hijos, la más alta de Europa.

Alemania también ha marcado tendencia en enero. La canciller Angela Merkel inició una revolución en las políticas familiares. Entre otras medidas, ofrece más ayudas fiscales a los padres que se dediquen al cuidado de sus hijos. De aquí a 2013, se deberán crear 455.000 plazas nuevas en guarderías. También se darán 1.800 euros por el nacimiento de cada hijo.

Bajas por maternidad

Las trabajadoras españolas tienen derecho a 16 semanas de baja por maternidad remuneradas al 100%. Este dato le sitúa en las últimas posiciones europeas en cuanto a bajas maternales, junto a Francia y Países Bajos según un estudio de la consultora Mercer HR. Para poder disfrutar de la prestación por maternidad en España, a las mujeres mayores de 21 años se les exige un periodo mínimo de cotización.

Muy por delante se sitúan las suecas que tienen hasta 96 semanas para cuidar de sus hijos o las del Reino Unido, cuya baja puede alcanzar 40 semanas. A la cola del ranking está Portugal, que sólo permite que las mujeres se ausenten de su trabajo durante 12 semanas, en las que perciben el 100% del salario.

Las bajas por paternidad, que en España se reconocieron en marzo de este año, tienen asimismo un reparto desigual por países. Mientras que en España, los hombres tienen derecho a pedir 15 días de permiso retribuido (que es abonado a la empresa por la Seguridad Social), en Alemania, desde enero, los hombres gozan de un año de permiso con el 67% del salario, ampliable a 14 meses.

Criar a un hijo con 134 euros al mes

España destina una media de 134 euros al año por persona a políticas familiares según los últimos datos disponibles de Eurostat (2004). En estos 134 euros están incluidos prestaciones sociales por hijo a cargo y subvenciones para guarderías. Esta cifra se sitúa muy lejos de los 2.291 euros por año y persona que perciben en Luxemburgo o los 798 euros de los alemanes. Además tendría que multiplicarse por tres para conseguir llegar a la media de la UE-25, que se fija en 466 euros al mes; cuantía 'aún insuficiente' según cree el presidente del Instituto de Política Familiar en España, Eduardo Hertfelder.

Dentro de España las ayudas varían según las comunidades autónomas (Asturias, Valencia y Extremadura no dan ninguna ayuda directa), aunque hay otras de carácter estatal comunes a todos. Desde 2003 las madres trabajadoras reciben 100 euros al mes hasta que el hijo cumple 3 años y se concede un 'premio' por el tercer hijo (y sucesivos) por una cuantía de 450 euros.

El parto o adopción múltiple también está subvencionado; para hacer el cálculo se tiene en cuenta el número de hijos que se han tenido y, por otro, el Salario Mínimo Interprofesional de cada año, que en 2007 es de 570 euros al mes.



Las cifras 16 semanas de baja laboral por maternidad, remuneradas al 100 % del salario, es el tiempo al que pueden optar las trabajadoras españolas.

1,4 hijos por mujer es la tasa de fecundidad registrada en España en 2006. A pesar del avance, se sitúa por debajo de la media de la Unión Europea.

1.195 euros al mes, es la cantidad que da Luxemburgo a las familias para mantener a su cuarto hijo.

Paula Carrión
Cinco Dias