Archivado en

CCOO Asepeyo

Salud. La UE quiere prohibir las resonancias magnéticas.


El miedo a desarrollar una enfermedad de tipo oncológico por el uso masivo de tecnologías no se limita a las antenas de telefonía móvil. Así, la UE ha puesto en tela de juicio la utilización de resonancias magnéticas para el diagnóstico de tumores cerebrales, lesiones de articulaciones o defectos de vasos sanguíneos.


pdf
print
pmail

Por ello, se ha elaborado una directiva que obligará a los especialistas en radiología a prescindir de esta tecnología a partir de abril de 2008. La futura normativa no ha gustado nada a los médicos (precisamente al colectivo que se pretende proteger con la iniciativa), quienes anteponen el uso de unas pruebas que salvan muchas vidas a su propia salud.



Ni más ni menos que 16.000 expertos en radiología reunidos en Viena ya se han manifestado en contra del texto y han afirmado que en los 25 años de aplicación de esta tecnología nunca se han dado indicios de que sea perjudicial y que, sin embargo, ésta ha ayudado al diagnóstico de 500 millones de personas.



El flamante texto establece límites de exposición tan bajos a los campos electromagnéticos que los profesionales estarían obligados a evitar la resonancia magnética. Esos límites quedarían superados con una distancia de un metro o un metro y medio del paciente, pero ello impediría la realización de 400.000 exámenes al año en los que es necesario que el personal quede tan cerca

.

Esta es la primera directiva que intenta proteger a nivel europeo a los profesionales médicos de los riesgos de los campos electromagnéticos. Hasta ahora, los países de la UE regulaban esta cuestión de forma interna. En nuestro país era el Instituto Nacional para la Salud y la Seguridad Ocupacional quien elaboraba las recomendaciones.



Fuente de Datos: lavozdigital

 [VISITA NUESTRA PÁGINA]