Cómo sostener el alto volumen de empleo creado en los sectores más intensivos en mano de obra y de menor productividad

Archivado en Documentacion, Empleo

Cómo sostener el alto volumen de empleo creado en los sectores más intensivos en mano de obra y de menor productividad


Es urgente cambiar el actual modelo de crecimiento, volcando los esfuerzos públicos y privados en la inversión productiva para ganar en productividad y en empleo cualificado.


pdf
print
pmail

El reto a afrontar es cómo sostener el alto volumen de empleo creado en los sectores más intensivos en mano de obra y de menor productividad. 26-1-07. S. Empleo de CC.OO.


En el 4º trimestre de 2006 el empleo aumentó en 106.200 personas respecto al trimestre anterior (0,53%), pero también aumentó el paro en 45.600 personas (2,58%).


Todo el incremento del empleo se produce entre las mujeres, con 134.300 nuevas ocupadas, mientras que entre los hombres hay 28.100 ocupados menos. Sin embargo las mujeres se ven más afectadas por el paro que los hombres; hay 42.100 nuevas paradas (4,19%) y 3.500 nuevos desempleados (0,46%). Ese mejor comportamiento del empleo entre las mujeres se debe a que prácticamente todo el nuevo empleo creado es a tiempo parcial y éste se ofrece mayoritariamente a las mujeres.


Todo el nuevo empleo creado en el 4º trimestre es indefinido (193.000 personas; 1,8%), mientras que los temporales descienden en 92.700 personas (-1,64%). Las empresas han aprovechado el último mes de bonificaciones para transformar contratos temporales en fijos.


El año 2006 se cierra con la siguiente evolución: El empleo aumenta en 687.600 personas, a un ritmo de crecimiento del 3,56%, inferior al del año anterior, que se situó en el 4,8%. Este incremento es más positivo entre las mujeres, con 405.800 nuevas ocupadas (5,23%) que entre los hombres, con 281.700 nuevos ocupados (2,44%). Casi todo el incremento del empleo es asalariado (624.500 personas), de las cuales 406.100 tienen un contrato indefinido y 218.400 un contrato temporal.


El aumento del empleo se debe, un año más, al fuerte ritmo de crecimiento de la Construcción, que aportan 200.300 nuevos ocupados (8,27%) y a los Servicios, con 540.900 nuevas ocupaciones, aunque en este caso el ritmo de crecimiento es menor que en 2005 (4,29% frente al 6,17%). La Industria solo gana 31.300 nuevos ocupados (0,95%), lo que significa una ligera mejoría respecto al año anterior. La Agricultura pierde 84.900 ocupados (-8,44%), cuando el año 2005 había incrementado la ocupación un 2,5%.


La tasa de temporalidad es del 33,82%, inferior en ocho décimas a la del 3º trimestre, pero superior en una décima a la del año 2005, ya que el fuerte incremento del empleo indefinido en el segundo semestre del año no ha sido suficiente para conseguir reducir el mayor ritmo de crecimiento del empleo temporal en el conjunto del año (3,87% y 4,08% respectivamente).


El paro se reduce en 30.600 personas (-1,66%), un porcentaje también inferior al del año 2005. Toda la reducción del paro se concentra entre los hombres, con 57.400 parados menos (-6,99%), mientras que entre las mujeres aumenta en 26.800 personas (2,63%). La tasa general de paro es del 8,3%, cuatro décimas inferior a la del año 2005. Los hombres rozan casi el pleno empleo, con una tasa del 6,06%, mientras que la de las mujeres es del 11,36%.


La población extranjera: casi el 60% del nuevo empleo creado en 2006 ha sido con estos trabajadores y trabajadoras, con un ritmo de crecimiento de su ocupación del 18,7%, mientras que entre la población española lo ha hecho al 1,62%. Por el contrario, entre la población inmigrante se ha producido un incremento del paro del 42,3% (105.700 personas), mientras que entre la población española se reduce un -8,57% (-136.300 personas). La tasa de paro de los españoles es del 7,72% y la de los extranjeros del 12,02%.


CCOO valora positivamente el aumento de la ocupación y la reducción del paro durante el año 2006, aunque se refleja una cierta desaceleración en ambos casos respecto al año 2005. La economía española sigue sosteniendo su crecimiento en la Construcción, en los Servicios más intensivos en mano de obra y en el empleo de trabajadoras y trabajadores inmigrantes.


El reto que debe afrontar la sociedad española y en particular el gobierno, ya no es tanto la reducción del paro con carácter general –aunque sí en el caso de las mujeres y de los jóvenes- sino cómo sostener estos nuevos empleos, poco cualificados e inseguros, si cae la actividad en la Construcción y el consumo interno. Por esto es urgente cambiar el actual modelo de crecimiento, volcando los esfuerzos públicos y privados en la inversión productiva para ganar en productividad y en empleo cualificado.


Secretaria de empleo de CCOO