Archivado en

En Madrid

Por la paz y la libertad, contra el terrorismo 13 de Enero 2007, a las 18 horas Colón Puerta de Alcalá


Condenamos el atentado terrorista de ETA en Barajas. Dos jóvenes trabajadores de este país, nacidos en Ecuador, han sido asesinados: Carlos Alonso Palate y a Diego Armando Estacio. Con ellos, los trabajadores inmigrantes nuevamente pagan con su vida un alto precio por disponer de trabajo lejos de sus lugares de origen.


pdf
print
pmail
Una vez más un crimen de ETA, tan inútil como macabro, vuelve a convocarnos en las calles de Madrid.

Manifestamos nuestro afecto, apoyo y solidaridad con las victimas y sus familias, los heridos y cuantos sufrieron las consecuencias de tan salvaje atentado. Y hacemos un reconocimiento expreso de todas cuantas personas nacidos en otros países, contribuyen con su trabajo y dedicación al desarrollo de la sociedad española y su régimen democrático.

La banda terrorista ETA con este sangriento atentado ha decidido dar por concluido la tregua permanente que hace unos meses anunció y terminar con más de tres años sin asesinatos. Se quiebran con ello, nuevamente, la esperanza y los deseos de paz de la sociedad española, y especialmente de la sociedad vasca, manifestados de forma permanente.

El pueblo de Madrid, pueblo trabajador y defensor de la Paz, ha vuelto a recibir un duro golpe de quienes convierten la violencia en el instrumento permanente del terror que pretenden sembrar en la conciencia de los pueblos. Sin embargo, Madrid ha resistido como lo ha hecho toda la sociedad española a pesar del altísimo precio que han pagado por mantenerse firmes en sus convicciones democráticas y unidas frente al chantaje terrorista. Este final de tregua, sólo servirá para prolongar el sufrimiento, ni antes ni ahora alcanzará objetivo político alguno.

Queremos hacer efectivo un futuro de paz, sin violencia, de vida y libertad para todos. Es preciso manifestar un firme compromiso con este objetivo y la profunda convicción en la necesidad de la unidad y la firmeza en contra de los que matan. Las divergencias entre los demócratas, hoy, no tienen justificación.

Los madrileños y las madrileñas debemos contribuir a la unidad de todos los partidos democráticos, de todas las organizaciones sociales y comprometernos como ciudadanos con las Instituciones Democráticas, para hacer frente al terrorismo, poner fin a la violencia y sentar las bases de una paz duradera.

Por la Paz, contra el terrorismo. ¡Acude a la manifestación!