Archivado en

SINIESTRALIDAD LABORAL

Las muertes en accidente laboral aumentan el 44% en Catalunya


El número de trabajadores fallecidos subió hasta 137 entre enero y noviembre del año pasado. La mitad se deben a infartos y causas naturales y a siniestros de tráfico en las horas de trabajo


pdf
print
pmail
 El 2006 fue un mal año en cuanto a siniestralidad laboral en Catalunya. Entre enero y noviembre, se contabilizaron 137 trabajadores fallecidos por accidente durante la jornada laboral, lo que supone un incremento del 44% respecto a los 95 registrados en los mismos meses del 2005.
Las 137 víctimas mortales en 11 meses del 2006 es la cifra más alta desde el 2004, que registró 140 muertos en el mismo periodo, y contrasta con un leve descenso del 1,5% de enero a octubre en el conjunto de España, con 836 fallecidos.
La fuerte reducción de los muertos en el trabajo que se consiguió en el 2005 se ha invertido no solo en el número de víctimas, sino también en el índice de siniestralidad. Este indicador, utilizado por la Administración para mostrar una tendencia estable a la baja, relaciona los accidentes con la cifra de trabajadores. En noviembre se situó en 5,27 fallecidos por cada 100.000 empleados, frente a los 3,88 del 2005.

ALZA MODERADA EN CONSTRUCCIÓN
Esta vez, la construcción no ha sido el principal culpable del empeoramiento de la siniestralidad. El sector ha pasado de 32 muertos en los primeros 11 meses del 2005 a 34 en el mismo periodo de este año, un 6% más. En cambio, la industria y los servicios han registrado un 61% y un 69% más de muertes en el trabajo, con 34 y 66 fallecidos, respectivamente. Como ejemplos, las víctimas en las empresas hoteleras se han doblado y han llegado a cuatro.
En cuanto a las zonas donde se han cebado los accidentes, Barcelona y Girona han registrado un aumento de las víctimas mortales del 77% y del 36%, respectivamente. En contraposición, Lleida tuvo el mismo número de muertos y en Tarragona bajó un 31%.

MENOS HERIDOS GRAVES
El fuerte aumento de los accidentes mortales contrasta con una reducción del número de heridos graves, que pasaron de 1.346 en el periodo de enero a noviembre del 2005 a 1.156 este año, un 14% menos. Los heridos leves también se incrementaron (un 7,3%), hasta 150.989.
Los datos han cogido a la Conselleria de Treball casi en pleno traspaso de poderes a los nuevos responsables. En unas declaraciones a este diario, la nueva consellera de Treball, Mar Serna, advirtió de que hay una tendencia muy acusada al alza de los accidentes por causas no traumáticas, entre las que destacan los infartos y los derrames cerebrales. Serna lamentó que el sistema estadístico está basado en el derecho a percibir una prestación de la Seguridad Social, "pero no desde el punto de vista preventivo".
El director de Relacions Laborals, Salvador Álvarez, concretó que, hasta octubre, únicamente 61 fallecidos de 129 se produjeron por un accidente derivado de la actividad productiva o de servicios. Más de la mitad se deben a causas no traumáticas (36) y a accidentes de tráfico (32) de profesionales como repartidores y conductores.
Los trastornos musculoesqueléticos causados por sobreesfuerzos y malos gestos son cada vez más importantes y explican ya el 34% de los accidentes laborales, según aseguró el director del Centro de Salud en el Trabajo de Barcelona, Jordi Martínez, en una jornada de la fundación Prevent.

ACTUACIÓN DE LA GENERALITAT
"Desde Treball, hemos de actuar de forma directa para reducir la cifra de 61 muertos en las empresas con políticas de prevención laboral. En el resto de causas es más difícil intervenir", indicó Álvarez.
La Generalitat ha anunciado que, este año, mantendrá el seguimiento especial sobre las empresas con más infracciones de la ley de prevención de riesgos. Para Álvarez, "hay que ir más allá de los avisos con la actuación de la inspección y la colaboración de las mutuas para reducir la siniestralidad en esas empresas".

ANTONI FUENTES
El Periodico