Archivado en

LEGAL

El Gobierno dar谩 m谩s derechos de informaci贸n a los comit茅s


# 聲 Los representantes de los trabajadores tendr谩n los mismos datos que el consejo # 聲 Los empresarios quer铆an sanciones para los que vulneren el deber de sigilo


pdf
print
pmail
FRANCISCO J. DE PALACIO
MADRID
El Gobierno reforzar谩 el derecho de informaci贸n y consulta de los comit茅s de empresa mediante una ley que reformar谩 el Estatuto de los Trabajadores. El Consejo de Estado ya analiza el anteproyecto y lo enviar谩 en breve al Parlamento. La medida, que deber铆a entrar en vigor a principios del 2007, obligar谩 a las empresas a mantener un intercambio de informaci贸n y de opiniones con los comit茅s que har谩n tambi茅n una labor de vigilancia sobre el cumplimiento de la normativa laboral y social.
El art铆culo 64 del Estatuto de los Trabajadores ya se adelantaba a la directiva comunitaria del 2002 sobre el marco general de relativo a los derechos de informaci贸n y consulta de los comit茅s de empresa. Sin embargo, el Gobierno ha aprovechado su trasposici贸n para reforzar este principio e intentar que todas las empresas lo cumplan.
La reforma ha sido elevada a consulta a los agentes sociales y se ha llegado a un acuerdo. Los secretarios de acci贸n sindical de UGT y CCOO, Antoni Ferrer y Ignacio Fern谩ndez Toxo, coinciden en que, hasta ahora, pocas sociedades espa帽olas, salvo las m谩s grandes y las que fueron p煤blicas, cumplen con la obligaci贸n de facilitar informaci贸n trimestral al comit茅 sobre la situaci贸n econ贸mica de la empresa, la evoluci贸n futura de sus actividades, el programa de producci贸n y ventas, la situaci贸n econ贸mica, los procesos de fusi贸n, absorci贸n o modificaciones del estatus jur铆dico de la compa帽铆a y otras cuestiones que estipula el Estatuto de los Trabajadores. "La mayor铆a se limita, con reticencias, a ofrecer datos sobre contratos, plantilla y planes de formaci贸n", dice Ferrer.

PLANES DE FUTURO
La ley reforzar谩 el derecho de los comit茅s a recibir la misma informaci贸n que la direcci贸n entrega a los socios incluso sobre estrategias presentes y futuras. Tambi茅n obligar谩 a que ambas partes trabajen juntas con "esp铆ritu de cooperaci贸n" y remacha el derecho de los comit茅s a emitir informes en base a la informaci贸n recibida ante la toma de decisiones del empresario.
Durante la elaboraci贸n del anteproyecto de ley, las patronales exigieron quedar exentos de ofrecer informaci贸n sobre lo que pudiera constituir secreto industrial, financiero o comercial o que pudiera ocasionar graves perjuicios a la estabilidad de econ贸mica de la empresa. La nueva norma ha aceptado esta exigencia patronal pero solo con car谩cter excepcional y siempre que los datos "no tengan relaci贸n con el volumen de empleo de la empresa", con lo que pr谩cticamente queda desvirtuada esta salvedad.
Para poder elaborar estos informes, el anteproyecto establece que la informaci贸n deber铆a ser facilitada "en un momento, de una manera y con un contenido apropiado" para favorecer al comit茅 un examen adecuado. Las consultas deben establecerse en reuniones con el empresario y permitir obtener una respuesta, una negociaci贸n o un intercambio de opiniones.

USO RESTRINGIDO El texto refuerza el deber de sigilo, sin imponer las sanciones a los comit茅s que exig铆a la patronal en caso de filtraciones. Proh铆be que los miembros del comit茅 y los expertos que los asistan, incluso cuando hayan dejado su mandato, puedan utilizar fuera de la empresa esa informaci贸n.
Toxo y Ferrer explican que este es solo un primer paso para que los comit茅s participen activamente en el gobierno de las empresas con su presencia en los consejos de administraci贸n o en 贸rganos paritarios. "Esto es lo 煤nico que permitir谩 abrir la llave de la flexibilidad laboral en las empresas", advierten.