Archivado en

SALUD LABORAL

El s铆ndrome del trabajador quemado


Las causas de la enfermedad son la mala organizaci贸n empresarial y una inadecuada predisposici贸n del empleado


pdf
print
pmail
 
VISITANOS SI QUIERES ESTAR INFORMADO

SECCI脫N SINDICAL FRATERNIDAD MUPRESPA

 

El actual ritmo laboral, cada vez m谩s acelerado, suele provocar periodos de estr茅s entre la mayor铆a de trabajadores. Pero estar estresado no es lo mismo que estar quemado. El burnout, como se denomina a este s铆ndrome en los pa铆ses anglosajones, aparece tras un proceso de agotamiento mental, f铆sico y emocional continuo. Los expertos advierten de que si no se diagnostica a tiempo suele desencadenar en una depresi贸n aguda, hasta el punto de forzar la baja laboral. Las causas de esta enfermedad son una mala organizaci贸n empresarial y una inadecuada predisposici贸n del empleado.

La primera vez que se escuch贸 el termino burnout fue en 1974, en boca del psic贸logo cl铆nico alem谩n Herbert Freudenberger. Desde entonces, se le han dado innumerables definiciones a esta enfermedad, muchas de las cuales coinciden en tres aspectos fundamentales: agotamiento emocional, aislamiento laboral y vac铆o existencial, derivado de la creencia de que el trabajo que uno hace carece de sentido.

A pesar de que el absentismo laboral causado por este s铆ndrome supone un coste elevado para las empresas, el burnout todav铆a no est谩 regulado. Si bien algunos Tribunales de Justicia ya lo han reconocido como "enfermedad profesional", en la mayor铆a de casos "no se suele asociar con el desarrollo del trabajo", lamenta la psic贸loga Maribel Novella, profesora del M谩ster de Prevenci贸n de Riesgos Laborales de la Universidad Polit茅cnica de Catalu帽a.

En su opini贸n, esta enfermedad depende mucho de la personalidad de cada uno, as铆 como de los aspectos negativos que tenga que afrontar durante su jornada laboral. Las personas que potencialmente pueden desarrollar este s铆ndrome suelen haber estado "muy motivadas" al acceder a un nuevo empleo, y haber ido perdiendo fuerzas e ilusi贸n al ver "incumplidas sus expectativas", explica Novella. En la mayor铆a de casos, por otra parte, los afectados reconocen haber sido explotados por su empresa, que no cumpl铆a con el contrato firmado.

Esto es, precisamente, lo que le sucedi贸 a E. O., de 29 a帽os, que recientemente ha recibido el alta m茅dica despu茅s de estar quemado durante tres meses. Tras pasar por varios empleos, fue contratado como ejecutivo de cuentas por una agencia de publicidad de Barcelona, "un puesto que llevaba a帽os deseando", recuerda.

En su contrato se dec铆a que su horario era de 9:00 a 14.30 y de 15.30 a 18.30, por lo que percibir铆a unos 1.700 euros al mes. Sin embargo, durante los dos primeros a帽os no sali贸 casi ning煤n d铆a antes de las nueve de la noche. "Trabajaba 15 horas m谩s a la semana", cuenta E. O., que desde los primeros meses fue consciente de que "estaba siempre estresado". Poco a poco, su motivaci贸n se fue diluyendo. Pero, al ser una persona "muy exigente" consigo misma, fue absorbiendo cada vez m谩s clientes, hasta que un d铆a cometi贸 un error que da帽贸 la imagen de la agencia.

Aquel incidente fue su punto de inflexi贸n. Llegaron las noches de insomnio en las que no pod铆a alejar su pensamiento de sus responsabilidades laborales. "El trabajo me estaba desquiciando", confiesa E. O. Lo cierto es que cada vez se sent铆a "m谩s irritado, frustrado e impotente" por no poder escapar de aquella desagradable situaci贸n. E. O. recuerda que se aisl贸 "de todo y de todos", hasta que una tarde sufri贸 "un colapso f铆sico y an铆mico", que le oblig贸 a acudir a su m茅dico de cabecera primero y m谩s tarde a un psic贸logo, del que todav铆a es paciente.

E. O. sigue trabajando en las mismas condiciones, pero su situaci贸n personal ya no es la misma. "Lo 煤nico que ha cambiado he sido yo, mi forma de concebir mis responsabilidades". Ahora, s贸lo espera encontrar otro trabajo que le permita desarrollar sus aptitudes sin perjudicar su salud. La historia de E. O. refleja el drama que padece el 15% de los trabajadores, sobre todo en los sectores de servicios, sanidad y educaci贸n, seg煤n varios estudios acad茅micos.

Para hacer frente a este s铆ndrome, los expertos en recursos humanos recomiendan a las empresas invertir en cursos de formaci贸n preventiva. El Deutsche Bank, por ejemplo, hace muchos a帽os que "se apoya en profesionales de la psicolog铆a para crear un entorno de trabajo que impida la aparici贸n de este s铆ndrome", afirma su responsable de Formaci贸n, Carles Lombart.

En el caso de esta entidad financiera, el apoyo lo han encontrado en el Instituto de Formaci贸n Avanzada (Infova), que imparte cursos a unas 8.000 personas cada a帽o, el 50% de los cuales est谩n relacionados con este s铆ndrome. "Lo primero que han de saber los directivos es que el burnout no es el problema, sino una posible consecuencia de su modelo de gesti贸n", afirma su director general, Gonzalo Mart铆nez.

Para crear un ambiente laboral saludable, contin煤a Mart铆nez, "es imprescindible mejorar la comunicaci贸n interna", as铆 como "clarificar los roles y las responsabilidades". En este sentido, "la formaci贸n no debe ser una acci贸n aislada, sino un proceso con varias metodolog铆as", con sesiones de seguimiento que pueden durar hasta seis meses, explica este experto.

Pero los empleados tambi茅n han de poner de su parte. "Hay que trabajar con ellos la queja y el victimismo, que son la antesala del quemado", afirma el director general de Infova. Lombart, por su parte, destaca lo "gratificante" que resulta escuchar a los empleados que pasan por estos cursos, donde aprenden a mejorar su capacidad para abordar los problemas que el mundo laboral les genera.

BORJA VILASECA
El Pais