Archivado en Empleo, ERE

CONSTITUIDA LA COMISIÓN REPRESENTATIVA DEL ERE

Banco Santander plantea cerrar 1.150 oficinas Y prescindir de 3.700 personas


Hoy se ha constituido la comisión representativa que tendrá que negociar el Expediente de Regulación de Empleo que Banco Santander plantea al amparo de los artículos 41 y 51 del Estatuto de los Trabajadores. En la reunión de hoy Banco Santander ha planteado su pretensión de cerrar 1.150 oficinas y reducir la plantilla en algo más de 3.700 personas.



pdf
print
pmail

Esta reducción afectará principalmente a la red comercial y a sus estructuras intermedias de apoyo aunque también afectará a los servicios centrales en la medida en la que se reduce la red a la que dan soporte. La reducción de plantilla para Banco Santander tiene como objetivo racionalizar solapamientos, redundancias y las duplicidades existentes, una vez concluida la integración tecnológica de los Bancos Popular y Pastor en Banco Santander.
Además hoy se ha constituído la comisión representativa que el art. 41 del Estatuto de los Trabajadores fija en 13 miembros, en la que CCOO contará con 5 integrantes gracias a los apoyos obtenidos en las pasadas elecciones sindicales. CCOO propone que las dos organizaciones minoritarias que no alcanzan el mínimo para formar parte de la mesa puedan asistir como invitadas a las reuniones.


Para CCOO es altamente preocupante una cifra tan elevada de destrucción de puestos de trabajo y a nuestro juicio está claramente sobredimensionada, así como el riesgo de exclusión financiera que tan alta cifra de cierres de oficinas pueda conllevar. Por lo tanto nuestro primer objetivo será tratar de reducir las cifras planteadas por el Banco.

CCOO va a exigir en la negociación que se abre a partir de hoy que Banco Santander renuncie a cualquier tipo de medidas de naturaleza traumática, primando la voluntariedad en las adscripciones con una dotación suficiente de recursos para ello. Además, no es concebible que se puedan plantear condiciones diferentes de las ya negociadas en el pasado en el centro corporativo o en servicios centrales.
Junto a lo anterior, explorar posibles recolocaciones en el perímetro del grupo para destruir el menor empleo posible, y además mirar por la plantilla que permanece en el banco con una visión de futuro, invirtiendo en su empleabilidad a través de la formación y la recualificación profesional para afrontar con garantías de éxito los desafíos de la transformación digital. Es imprescindible situar al capital humano como uno de los pilares fundamentales de Banco Santander, desterrando objetivos cortoplacistas como los sado-talleres de castigo.
La siguiente reunión ha quedado fijada para el jueves 16, esperamos conocer entonces a través del informe técnico preceptivo las necesidades de reorganización planteadas por la empresa donde esperamos expliquen las razones productivas y organizativas alegadas.