Archivado en

SALUD LABORAL

Trabajo quiere dar a las empresas más control sobre las bajas laborales


La Seguridad Social quiere dar más poder a las empresas para que puedan controlar a los trabajadores que están de baja médica durante los primeros quince días del cobro de la prestación.


pdf
print
pmail
 
VISITANOS SI QUIERES ESTAR INFORMADO

SECCIÓN SINDICAL FRATERNIDAD MUPRESPA

 

Las empresas españolas se gastaron el pasado año 3.000 millones de euros en pagar prestaciones por incapacidad temporal (comúnmente conocidas como bajas médicas) de sus trabajadores.

Según la ley, los facultativos médicos otorgan la baja a un trabajador y le reconocen la prestación a partir del cuarto día de ausencia en su puesto de trabajo. Desde ese momento es la empresa la que empieza a abonarle la prestación por incapacidad temporal (IT) y, a partir de día 16 de ausencia en el puesto de trabajo es la Seguridad Social la que se hace cargo del pago de la prestación. Es en el pago de esos diez días en los que las empresas se gastaron los 3.000 millones citados. La caja de la Seguridad Social se gastó además otros 6.300 millones el pasado año en pagar prestaciones por incapacidad permanente.

Sin embargo, al estar pagando una prestación de la Seguridad Social las empresas no pueden durante esos diez días ejercer ningún control sobre el asalariado que está de baja.

Eso es lo que quieren cambiar ahora los responsables del Ministerio de Trabajo, mediante una modificación legal, que están negociando con la patronal y los sindicatos, según dijo ayer el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado. La medida, que aún no está definida, permitirá a los empresarios ejercer un mayor sobre sus empleados en caso de enfermedad.

Se trata de una de las medidas que estudia el Gobierno para aumentar el control del gasto en incapacidad temporal y que se añadirán a las que ya se han empezado a poner en marcha este año. Entre ellas, Trabajo está habilitando en todas las provincias a los médicos del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) para que vigilen el 100% de los procesos de bajas que duran más de 12 meses y que evalúen la conveniencia de una prórroga de la prestación de otros 6 meses.

Hasta este año, eran los médicos los Servicios de Salud, dependientes de las comunidades autónomas, los que otorgaban y controlaban estas prórrogas. Pero, según Granado, el hecho de que una Administración (las autonómicas) reconozcan una prestación que luego no pagan ellas, porque lo hace la Seguridad Social, 'es un mal modelo de gestión'.

Trabajo reforzó en 2004 un sistema de convenios con las comunidades para incentivar que los gobiernos autonómicos controlen más el gasto en IT, que lleva años disparado por encima del 10% (salvo en 2005, que creció un 8,9%). En el primer semestre de este año el gasto ha crecido sólo un 5%.

Granado reconoció que las mutuas siguen controlando las bajas mejor que los Sistemas de Salud, de forma que un proceso de baja dura una media de diez días menos si lo gestiona una mutua y también tiene un coste menor.
Hospitales con el 25% de la plantilla enferma

El secretario de Estado de la Seguridad Social denunció ayer que el gasto en incapacidad temporal en España es 'además de económico, un problema de comportamiento social'. En su opinión, los trabajadores españoles ven la prestación que reciben cuando están de baja 'como un derecho por haber cotizado'. Y criticó lo extendida que está esta práctica cuando hay dificultades en la empresa. De hecho, aseguró tener constancia de algunos centros sanitarios en los que el 25% de los trabajadores han llegado a estar de baja al mismo tiempo. Así, también reprochó a las empresas que cuando tienen problemas canalicen los ajustes de plantilla a través de la incapacidad temporal.

http://www.cincodias.com