Archivado en

Trabajo y Asuntos Sociales

CONSEJO DE MINISTROS


A PROBADO EL PROYECTO DE LEY DE AUTONOM脥A PERSONAL Y DEPENDENCIA


pdf
print
pmail
 
VISITANOS SI QUIERES ESTAR INFORMADO

SECCI脫N SINDICAL FRATERNIDAD MUPRESPA

 


 

 

A PROBADO EL PROYECTO DE LEY DE AUTONOM脥A PERSONAL Y DEPENDENCIA

  • Se establecer谩 en Espa帽a un nuevo derecho universal y subjetivo de ciudadan铆a que garantiza atenci贸n y cuidados a las personas dependientes, es decir, aquellas que no se pueden valer por s铆 mismas, en su mayor铆a ancianos.
  • A partir de 2007, todos los espa帽oles que lo soliciten ser谩n evaluados para determinar su grado y nivel de dependencia y las prestaciones a las que tienen derecho.
  • El Gobierno aportar谩 m谩s de 12.638 millones de euros para poner en marcha el Sistema Nacional de Dependencia, que ser谩 creado por Ley.
  • Se priorizar谩 la prestaci贸n de servicios (ayuda a domicilio, centros de d铆a y de noche, teleasistencia, ayudas t茅cnicas, plazas residenciales), adem谩s de las prestaciones econ贸micas.

El Consejo de Ministros ha aprobado la remisi贸n a las Cortes Generales del Proyecto de Ley de Promoci贸n de la Autonom铆a Personal y Atenci贸n a Personas en Situaci贸n de Dependencia.

Esta Ley configurar谩 el Sistema Nacional de Dependencia como cuarto pilar del Estado del Bienestar, tras el Sistema Nacional de Salud, el sistema educativo y el sistema de pensiones, que fueron desarrollados en la d茅cada de los 80.

La dependencia en Espa帽a

Las personas dependientes (ancianos y discapacitados graves que no se pueden valer por s铆 mismos) son aquellas que necesitan ayuda para realizar las actividades b谩sicas de la vida diaria: levantarse de la cama, asearse, comer, etc茅tera.

En Espa帽a, y seg煤n los datos del Libro Blanco de la Dependencia, se calcula que hay m谩s de 1.125.000 personas dependientes, aunque esta poblaci贸n, seg煤n las previsiones, aumentar谩 en los pr贸ximos a帽os.

Tabla Personas Dependientes

La mayor铆a de las personas dependientes en Espa帽a tienen m谩s de 65 a帽os. Seg煤n los expertos que elaboraron el Libro Blanco de la Dependencia, m谩s del 80 por 100 de las personas que no se pueden valer por s铆 mismas en nuestro pa铆s supera esta edad.

La atenci贸n a estas personas se realiza, sobre todo, en el 谩mbito familiar y recae especialmente en las mujeres (representan el 83 por 100 de los cuidadores familiares) que, en la mayor铆a de los casos, se ven imposibilitadas de llevar a cabo actividad laboral alguna. De hecho, y seg煤n datos del Libro Blanco, s贸lo uno de cada cinco familiares cuidadores tiene un empleo.

En la actualidad, la atenci贸n de las Administraciones se presta desde el sistema sanitario y desde el 谩mbito de los servicios sociales con una cobertura claramente insuficiente y con importantes diferencias entre Comunidades Aut贸nomas y entre las 谩reas urbanas y rurales.

As铆, en nuestro pa铆s s贸lo el 3,5 por 100 de las personas mayores de 65 a帽os cuentan con un servicio de ayuda a domicilio, el 2,84 por 100 con teleasistencia, el 3,86 por 100 con una plaza en una residencia y el 0,54 por 100 en un centro de d铆a, lo que sit煤a a Espa帽a muy por detr谩s de los niveles de cobertura de los pa铆ses europeos.

Tabla Plazas

El derecho y los principios generales de la Ley

La futura Ley reconocer谩 un nuevo derecho de ciudadan铆a en Espa帽a, universal, subjetivo y perfecto, el derecho de las personas que no se pueden valer por s铆 mismas a ser atendidas por el Estado, y garantiza una serie de prestaciones. Este derecho podr谩 ser exigido administrativa y jurisdiccionalmente.

La Ley se inspira en los siguientes principios:

  • El car谩cter universal y p煤blico de las prestaciones.
  • El acceso a las prestaciones en condiciones de igualdad.
  • La participaci贸n de todas las Administraciones en el ejercicio de sus competencias.

Sistema Nacional de Dependencia

Se constituir谩 el Sistema Nacional de Dependencia, con el fin de promover la autonom铆a personal y garantizar la atenci贸n y protecci贸n a las personas en situaci贸n de dependencia en todo el territorio del Estado, con la colaboraci贸n y participaci贸n de todas las Administraciones P煤blicas en el ejercicio de sus competencias. Este Servicio se configurar谩 como una red de utilizaci贸n p煤blica, diversificada, que integre de forma coordinada, centros y servicios, p煤blicos y privados, debidamente acreditados.

Adem谩s, se crear谩 el Consejo Territorial del Sistema Nacional de Dependencia, como instrumento de cooperaci贸n para la articulaci贸n del sistema. Este Consejo ser谩 presidido por el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales. En el seno del Consejo Territorial del Sistema Nacional de Dependencia, la Administraci贸n General del Estado y las Comunidades Aut贸nomas acordar谩n un Plan de Acci贸n Integral para la promoci贸n de la autonom铆a personal y la atenci贸n a las personas en situaci贸n de dependencia, que definir谩 el marco de la cooperaci贸n interadministrativa que se desarrollar谩 mediante los correspondientes convenios.

Por otro lado, se constituir谩 el Comit茅 Consultivo del Sistema Nacional de Dependencia para hacer efectiva la participaci贸n institucional de las organizaciones sindicales y empresariales, adem谩s de las Administraciones p煤blicas (Administraci贸n General del Estado, Comunidades Aut贸nomas y entidades locales) en el sistema.

Valoraci贸n y reconocimiento de la dependencia

La situaci贸n de dependencia se clasificar谩 en los siguientes grados:

  • Grado I. Dependencia moderada: Cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades b谩sicas de la vida diaria, al menos una vez al d铆a.
  • Grado II. Dependencia severa: Cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades b谩sicas de la vida diaria dos o tres veces al d铆a, pero no requiere la presencia permanente de un cuidador.
  • Grado III. Gran dependencia: Cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades b谩sicas de la vida diaria varias veces al d铆a y, por su p茅rdida total de autonom铆a mental o f铆sica, necesita la presencia indispensable y continua de otra persona.

En cada uno de los grados de dependencia se establecer谩n dos niveles, en funci贸n de la autonom铆a de las personas y de la intensidad del cuidado que requiere.

Los grados y niveles de dependencia, a efectos de su valoraci贸n, se determinar谩n mediante la aplicaci贸n del baremo que se acuerde en el Consejo Territorial y que se apruebe reglamentariamente por el Gobierno. Los menores de tres a帽os que presenten graves discapacidades tendr谩n una escala de valoraci贸n espec铆fica y el sistema atender谩 sus necesidades de ayuda a domicilio y, en su caso, prestaciones econ贸micas vinculadas o de cuidados en el entorno familiar.

El procedimiento para el reconocimiento de la situaci贸n de dependencia se iniciar谩 a instancias de los ciudadanos. 脡stos ser谩n evaluados por los 贸rganos que designen las Comunidades Aut贸nomas. A partir de 2007 todos los ciudadanos que lo deseen podr谩n solicitar la evaluaci贸n.

El reconocimiento del derecho ser谩 expedido por la Comunidad Aut贸noma correspondiente y tendr谩 validez en todo el Estado.

 

PRESTACIONES DEL SERVICIO NACIONAL DE DEPENDENCIA

Desde 2007 las personas ser谩n evaluadas para determinar su grado y nivel de dependencia y las prestaciones a las que tendr谩n derecho.

Para hacer efectivas las prestaciones reconocidas a la persona en situaci贸n de dependencia los servicios sociales de las Comunidades Aut贸nomas establecer谩n un Programa Individual de Atenci贸n.

El Servicio incluir谩 las siguientes prestaciones:

1) Prestaci贸n de servicios a trav茅s de centros y programas p煤blicos o concertados seg煤n cat谩logo

Los beneficiarios tendr谩n derecho a una serie de servicios seg煤n su grado y nivel de dependencia.

El cat谩logo de servicios incluir谩:

  • Servicio de Prevenci贸n de las situaciones de dependencia.
  • Servicio de Teleasistencia
  • Servicio de ayuda a domicilio:

- Atenci贸n de las necesidades del hogar

- Cuidados personales

  • Servicio de Centro de D铆a y de Noche:

- Centro de D铆a para mayores

-Centro de D铆a para menores de 65 a帽os

-Centro de D铆a de atenci贸n especializada

- Centro de Noche

  • Servicio de Atenci贸n Residencial:

-Residencia de personas mayores dependientes.

-Centro de atenci贸n a dependientes con discapacidad ps铆quica

-Centro de atenci贸n a dependientes con discapacidad f铆sica

2) Prestaciones econ贸micas

2.1. Prestaci贸n econ贸mica vinculada a la contrataci贸n del servicio

En caso de que no se disponga de la oferta p煤blica de servicios que requiera el beneficiario en funci贸n de su grado y nivel de dependencia, se proceder谩 al reconocimiento de una prestaci贸n econ贸mica vinculada para que la persona pueda adquirir el servicio en el mercado privado.

La prestaci贸n econ贸mica de car谩cter personal podr谩 recibirse cuando el beneficiario cumpla determinados requisitos, y estar谩, en todo caso, vinculada a la prestaci贸n de un servicio.

La cuant铆a de la prestaci贸n econ贸mica estar谩 en relaci贸n con el grado de dependencia y de la capacidad econ贸mica del beneficiario.

2.2 Compensaci贸n econ贸mica por cuidados en el entorno familiar.

Siempre que se den las circunstancias familiares y de otro tipo adecuadas para ello, y de modo excepcional, el beneficiario podr谩 optar por ser atendido en su entorno familiar y su cuidador recibir谩 una compensaci贸n econ贸mica por ello. Por tanto, el cuidador familiar deber谩 estar dado de alta en la Seguridad Social.

El apoyo a cuidadores conlleva programas de informaci贸n, formaci贸n y periodos de descanso para los cuidadores no profesionales, encargados de la atenci贸n de las personas en situaci贸n de dependencia.

2.3 Prestaci贸n de asistencia personalizada

Tiene como finalidad la promoci贸n de la autonom铆a de personas con gran dependencia. Su objetivo es contribuir a la contrataci贸n de una asistencia personalizada durante un n煤mero de horas, que facilite al beneficiario una vida m谩s aut贸noma, el acceso a la educaci贸n y al trabajo, y el ejercicio de las actividades b谩sicas de la vida diaria. Reglamentariamente se reconocer谩n las condiciones de acceso a esta prestaci贸n.

Por otra parte, aquellas personas que opten por contratar un seguro privado de dependencia obtendr谩n beneficios fiscales.

Calendario de implantaci贸n

El desarrollo del Sistema Nacional de Dependencia ser谩 gradual, con el fin de acompasar el desarrollo de prestaciones con la creaci贸n de la infraestructura necesaria para ello. El desarrollo de todas las prestaciones, debido a la creaci贸n de infraestructuras de servicios se realizar谩 de forma progresiva durante ocho a帽os; de acuerdo a las siguientes previsiones:

  • El primer a帽o se reconocer谩 el derecho a acceder a las prestaciones a quienes sean valorados en el grado III (niveles 1 y 2).
  • El segundo y tercer a帽o, a quienes sean valorados en el grado II, nivel 2
  • El tercer y cuarto a帽o, a quienes sean valorados en el grado II, nivel 1.
  • El quinto y sexto a帽o, a quienes sean valorados en el grado I, nivel 2.
  • El s茅ptimo y octavo a帽o, a quienes sean valorados en el grado I, nivel 1.

Financiaci贸n y retornos econ贸micos

La financiaci贸n del sistema correr谩 a cargo de la Administraci贸n General del Estado y de las Comunidades Aut贸nomas. El objetivo es pasar del 0,33 por 100 del PIB que se dedica en la actualidad a la dependencia a m谩s del 1 por 100 en 2015.

Para ello, y seg煤n la memoria econ贸mica de la Ley, la Administraci贸n General del Estado aportar谩 m谩s de 12.638 millones de euros nuevos hasta 2015 para garantizar las prestaciones y servicios del Sistema Nacional de Dependencia. Las Comunidades Aut贸nomas, que son las Administraciones competentes en la materia, deber谩n aportar una cantidad similar.

Para poner en marcha el sistema (2007-2015), el Gobierno se ha comprometido a aportar las siguientes cantidades:

Tabla Aportaci贸n Estado

 

El Gobierno financiar谩 铆ntegramente la cobertura b谩sica com煤n para todo el Estado. Adem谩s, el Gobierno establecer谩 anualmente convenios con las Comunidades Aut贸nomas para cofinanciar las prestaciones.

Los beneficiarios del Sistema participar谩n en la financiaci贸n del mismo en funci贸n de su renta y patrimonio de forma equilibrada y justa, teniendo en cuenta que ning煤n beneficiario dejar谩 de recibir atenci贸n por falta de recursos.

La aportaci贸n concreta de los beneficiarios ser谩 establecida por el Gobierno y las Comunidades Aut贸nomas en el Consejo Territorial del Sistema Nacional de Dependencia, una vez aprobada la Ley.

Adem谩s de los beneficios sociales, la creaci贸n en Espa帽a del Sistema Nacional de Dependencia supondr谩 una inversi贸n eficiente, por su impacto social, econ贸mico y laboral. De hecho, seg煤n el Libro Blanco de la Dependencia y el informe FEDEA, en 2015 se habr谩n creado cerca de 300.000 empleos y los efectos sobre el PIB de nuestra econom铆a podr铆an llegar a ser de un 1,56 por 100 m谩s en 2010, lo que implicar铆a, a su vez, un diferencial en tasa de crecimiento acumulativo anual real de m谩s de 0,28 por 100 a lo largo de todo el periodo. Igualmente, el retorno fiscal global, por impuestos generales y cotizaciones, llegar铆a a cubrir hasta dos terceras partes del gasto asociado al despliegue del Sistema Nacional de Dependencia, seg煤n el Informe FEDEA.


Trabajo y Asuntos Sociales

 

200 MILLONES A COMUNIDADES AUT脫NOMAS PARA PROYECTOS DE ATENCI脫N A PERSONAS DEPENDIENTES

  • Se incrementa en un 300 por 100 esta partida previa a la financiaci贸n de la Ley de Dependencia.
  • Las autonom铆as reciben un total de 421 millones, de los cuales 221 se dedican a otros programas sociales.

El Consejo de Ministros ha aprobado un Acuerdo por el que se destina un cr茅dito de doscientos millones de euros a las Comunidades Aut贸nomas para la realizaci贸n de proyectos dirigidos a la atenci贸n de personas dependientes, es decir, aquellas que no se pueden valer por s铆 mismas. La distribuci贸n fue acordada en la 煤ltima Conferencia Sectorial de Asuntos Sociales.

Este fondo, creado en 2005 por el Gobierno para financiar proyectos piloto de atenci贸n a la dependencia antes de la entrada en vigor del Sistema Nacional de Dependencia, ha experimentado este a帽o un incremento del 300 por 100, el pasado a帽o se destinaron cincuenta millones.

Con la partida de doscientas millones acordada hoy, el Gobierno financiar谩 durante este a帽o proyectos piloto de atenci贸n a las personas dependientes que deben presentar las Comunidades Aut贸nomas, las cuales destinar谩n la misma cantidad que les sea transferida.

El objetivo de estos proyectos es el de incrementar los servicios propios y concertados de las Comunidades Aut贸nomas para que, cuando se inicie el reconocimiento de situaciones de dependencia en el marco de la Ley, cuenten con el mayor n煤mero de servicios con los que prestar atenci贸n a las personas reconocidas como tales.

As铆, los programas financiados ser谩n los siguientes:

  • Apoyo a los servicios sociales y equipos de valoraci贸n para adecuar la infraestructura previa que exige la aplicaci贸n de la Ley.
  • Servicios para la promoci贸n de la autonom铆a personal y de atenci贸n y cuidado a personas dependientes:

a) Teleasistencia.

b) Servicio de ayuda a domicilio:

  • Atenci贸n de las necesidades del hogar.
  • Cuidados personales.

c) Servicio de Centro de D铆a y de Noche:

  • Centro de D铆a para mayores de 65 a帽os.
  • Centro de D铆a para menores de 65 a帽os.
  • Centro de D铆a de atenci贸n especializada.
  • Centro de Noche.

d) Servicio de Centro Residencial:

  • Residencia de personas mayores dependientes.
  • Centros de atenci贸n a dependientes con grave discapacidad ps铆quica.
  • Centros de atenci贸n a dependientes con grave discapacidad f铆sica.
  • Programas piloto dirigidos a la atenci贸n de personas en situaci贸n de dependencia iniciados en el 2005

Para la distribuci贸n de los fondos se ha tenido en cuenta un 铆ndice de dependencia que ha sido acordado por el Gobierno y las Comunidades Aut贸nomas, producto de los criterios seguidos en el reparto de cr茅ditos de los Planes de Acci贸n de Personas Mayores y de Personas con Discapacidad.

La distribuci贸n acordada es la siguiente:

Tabla Distribuci贸n de Fondos

Otros programas sociales

Adem谩s de la distribuci贸n de los cr茅ditos destinados a la atenci贸n a las personas dependientes, el Gobierno ha acordado tambi茅n destinar otros 221 millones de euros a las Comunidades Aut贸nomas para la realizaci贸n de diferentes programas y planes sociales.

Entre estos programas, se encuentra el Plan Concertado de Servicios Sociales, a trav茅s del cual el Gobierno y las Comunidades Aut贸nomas cofinancian proyectos cuyo objetivo general se concreta en proporcionar a la ciudadan铆a servicios sociales adecuados que permitan la cobertura de sus necesidades b谩sicas, procurar apoyo econ贸mico y asistencia t茅cnica a las corporaciones locales en el desarrollo de sus competencias y consolidar y ampliar la red b谩sica de servicios sociales municipales para dar respuesta a las necesidades sociales emergentes.

Tambi茅n se encuentran en estos cr茅ditos las partidas del Plan de Desarrollo Gitano, del Plan para la Erradicaci贸n de la Pobreza, del Plan del Voluntariado, de programas de apoyo a la infancia, la familia, las personas mayores y las personas con discapacidad.

Tabla de otros programas sociales

Trabajo y Asuntos Sociales

LOS TRABAJADORES DE CENTROS ESPECIALES DE EMPLEO TENDR脕N SERVICIOS DE APOYO PARA MEJORAR SU INTEGRACI脫N LABORAL

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se regulan las unidades de apoyo a la actividad profesional en el marco de los servicios de ajuste personal y social de los Centros Especiales de Empleo.

Estos Centros tienen como objetivo proporcionar a los trabajadores minusv谩lidos un trabajo productivo y remunerado, adecuado a sus caracter铆sticas personales y la prestaci贸n de servicios de ajuste personal y social, que les facilite la integraci贸n laboral en el mercado ordinario de trabajo.

En la actualidad existen alrededor de 1.150 Centros Especiales de Empleo, que ocupan a una plantilla de aproximadamente 40.000 trabajadores.

Equipos multiprofesionales

La Ley de medidas fiscales, administrativas y del orden social de 1997 define los servicios de ajuste personal y social como 聯de rehabilitaci贸n, terap茅uticos, de integraci贸n social, cultural y deportivos que procuren al trabajador minusv谩lido del Centro Especial de Empleo una mayor rehabilitaci贸n personal y una mejor adaptaci贸n de su relaci贸n social聰.

Posteriormente, el Acuerdo firmado entre el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales y el Comit茅 Espa帽ol de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), en 2002 para mejorar las oportunidades de empleo de las personas con discapacidad, reconoc铆a el papel fundamental de los servicios de ajuste personal y social en los Centros, por lo que el Gobierno se compromet铆a a financiar los costes laborales y de Seguridad Social de los trabajadores que los componen.

Con la aprobaci贸n de este Real Decreto se regulan, por vez primera, las unidades de apoyo, que se configuran como equipos multiprofesionales que, mediante el desarrollo de distintas funciones, permiten ayudar a superar las barreras, obst谩culos o dificultades que los trabajadores con discapacidad de los Centros tienen en el proceso de incorporaci贸n a un puesto de trabajo, as铆 como la permanencia en el mismo.


Integrar a las personas con mayor dificultad

El n煤mero de profesionales que integrar谩n las Unidades de Apoyo se calcula en, aproximadamente, 2.500, distribuidos en funci贸n del n煤mero de trabajadores de cada Centro. Atender谩n prioritariamente a aquellos trabajadores con discapacidad de los Centros con especiales dificultades para el acceso al mercado de trabajo, es decir, personas con par谩lisis cerebral; con enfermedad mental o con discapacidad intelectual con un grado de minusval铆a reconocido igual o superior al 33 por 100, as铆 como personas con discapacidad f铆sica o sensorial con grado de minusval铆a reconocido igual o superior al 65 por 100.

Entre sus tareas estar谩n las de detectar, a trav茅s del an谩lisis de la persona y de su puesto de trabajo, las necesidades de apoyo para que el trabajador pueda desarrollar su actividad; establecer las relaciones precisas con el entorno familiar y social para que sirva de est铆mulo en su incorporaci贸n al puesto; favorecer su autonom铆a e independencia, desarrollar cuantos programas de formaci贸n sean precisos para su adaptaci贸n al puesto de trabajo y asistir al trabajador en su incorporaci贸n al mercado ordinario de trabajo.

Por cada trabajador con especiales dificultades para el acceso al mercado de trabajo atendido, los Centros Especiales de Empleo recibir谩n de los Servicios P煤blicos de Empleo una subvenci贸n para financiar costes laborales y de Seguridad Social, que se establece en 1.200 euros anuales, con cargo al presupuesto del Servicio P煤blico de Empleo Estatal.