Archivado en

SINIESTRALIDAD LABORAL

CCOO acusa al Ejecutivo de falta de voluntad frente a la siniestralidad


El responsable de Salud Laboral de CCOO de Euskadi, Jesús Uzkudun, censuró ayer la "insumisión empresarial" en la protección de la salud de los trabajadores y la "falta de voluntad" del Gobierno para hacer frente al problema de la siniestralidad.


pdf
print
pmail
VISITANOS SI QUIERES ESTAR INFORMADO

SECCIÓN SINDICAL FRATERNIDAD MUPRESPA


El sindicato reclama que el Ejecutivo autónomo haga un listado público, a revisar cada seis meses, de las empresas sancionadas por infracciones graves y las vete en los concursos de obras públicas.

Uzkudun realizó estas manifestaciones en el transcurso de una rueda de prensa celebrada en Bilbao, en la que hizo balance de los 10 años transcurridos desde la entrada en vigor de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. En esta década se han registrado en Euskadi 1.025.956 accidentes, de los que, según los datos del sindicato, 1.016 fueron mortales, 4.998 graves y 455.754 leves. Además, se contabilizaron 20.597 enfermedades profesionales y 517.314 siniestros sin baja.

En su comparecencia, Uzkudun afirmó que estos datos "insoportables e inadmisibles" requieren una reflexión, propuestas y, sobre todo, reforzar la acción y la implicación sindical en la defensa de la salud en el trabajo. CCOO criticó que el hecho de que no se reduzcan los índices de siniestralidad no se puede achacar a que la ley no sea válida, ya que supuso "un avance", sino a la "insumisión empresarial al proteger la salud de sus trabajadores".

Falta de voluntad

Uzkudun afirmó que la siniestralidad está relacionada con las "precarias" condiciones de trabajo. Además, se evidencia que detrás de la mayoría de accidentes hay una "falta de medidas de seguridad". El Gobierno vasco, agregó, no puede continuar con la "excusa permanente" de la falta de competencias para hacer frente a la siniestralidad. A su juicio, "hay falta voluntad" para abordar este problema.

El dirigente de CC OO de Euskadi pidió al Ejecutivo autónomo que elabore un listado público de las empresas sancionadas por infracciones graves. Señaló Uzkudun que se ha demostrado que las actuaciones sancionadoras de la Inspección tiene efectos coercitivos "muy débiles" para las empresas. Por ello, apostó por dar a conocer a la empresas incumplidoras, ya que lo que más le puede afectar a una compañía es que se ponga en cuestión su "imagen". Asimismo pidió que "vete" a estas empresas en los contratos de obras públicas.

S.G.P., un trabajador de 31 años, resultó ayer herido grave al aplastarle el brazo una prensa en la empresa Estampaciones Vizcaya en Abadiño (Vizcaya), según la Ertzaintza. El accidente se produjo sobre las cuatro y media de la madrugada y, posteriormente, la víctima fue trasladada por una ambulancia de la DYA al Hospital de Galdakao. Uzkudun dijo que este accidente muestra cómo las empresas incumplen "el requisito obligatorio de instalar fotocélulas para que las máquinas se paren cuando detecten una presencia humana".

http://www.elpais.es