Archivado en

23 de Septiembre, Día de la Visibilidad Bisexual

La bisexualidad existe


bisexualidad LGTB visibilidad
Luc√≠a Trenor L√≥pez. - En esta sociedad binaria donde vivimos, donde parece que todo es blanco o negro, bien o mal, dentro o fuera, homosexual o heterosexual?parece que no caben m√°s opciones, pero en realidad todos somos conscientes de que si las hay, de que si existen m√°s opciones, matices, colores, opiniones?y dentro de estas opciones, tambi√©n est√°n las sexuales, una gran parte de la sociedad considera que si no eres heterosexual deber ser homosexual, y que si no eres homosexual es porque eres heterosexual.


pdf
print
pmail
Seg√ļn algunos estudios, las tendencias sexuales van desde una franja de heterosexualidad pura a homosexualidad pura. ¬ŅY qu√© quiere decir esto? Pues que solo el que nunca ha tenido relaciones, ni ha fantaseado o imaginado relaciones con el mismo o distinto g√©nero, estar√° en esos extremos. Sin embargo, la gran mayor√≠a de las pol√≠ticas s√≥lidas e iniciativas para la inclusi√≥n y visibilizaci√≥n son destinadas a los colectivos de gays y lesbianas, excluyendo al colectivo bisexual.
Pero los bisexuales no son invisibles, son personas que mantienen relaciones afectivas y sexuales de forma indistinta con hombres o mujeres. Son capaces de disfrutar y amar sin la importancia excesiva de unos genitales determinados.
Pero la realidad es que sigue siendo un colectivo que sufre un gran rechazo, ya que esta capacidad de involucrarse emocional y sexualmente con ambos g√©neros, sumado a la falta de comprensi√≥n y conocimiento de la bisexualidad, suscita una doble discriminaci√≥n, tanto por personas heterosexuales como por homosexuales.
Es muy dif√≠cil para las personas bisexuales vivir fuera del armario, ya que son cuestionados constantemente y sienten que tienen que justificarse o contar sus historias, y al mismo tiempo o√≠r que se equivocan y que no pueden ser lo que son. Es estresante, no importa lo que sientan, han de elegir. Y las preguntas, no son sobre todos los aspectos de la bisexualidad, se centran solo en la pr√°ctica sexual en vez de la orientaci√≥n, porque la gente piensa que la bisexualidad no es tan seria como la homosexualidad o la heterosexualidad, como si se tratara de una moda o una perversi√≥n, tach√°ndolos de ?viciosos o viciosas?
Pero no podemos tildar de homofobia la mayor√≠a de estos rechazos, sino que yo lo considero estrechez de miras, pensamos en c√≥digo binario, como se suele decir.... ?carne o pescado?, pero tenemos que tener claro que ha de ser tratada como tal, y confrontada como tal, ya que la sensaci√≥n en la persona que la sufre es la misma, rechazo por su orientaci√≥n sexual.
Respecto al √°mbito laboral, el colectivo se queja de los prejuicios y de los estereotipos de la bisexualidad, y que sus compa√Īeros a menudo los retrataban como indignos de confianza, indecisos o problem√°ticos. Estas actitudes se derivan del hecho de que las personas bisexuales no pueden ser encasilladas, lo que hace que el resto de los compa√Īeros no sientan seguridad a su lado.
Estos estereotipos sobre las personas bisexuales, hacen que se les acuse de inciertos, indecisos e incluso inestables. Estos pensamientos acarrean actitudes acordes, rechazando a estos compa√Īeros y compa√Īeras, dificultando su d√≠a a d√≠a en el trabajo, e incluso bloqueando sus carreras profesionales impidi√©ndoles acceder a un ascenso.
Es por este motivo, por miedo a esta discriminaci√≥n, que no pueden hablar abiertamente de su vida, encerr√°ndose en el armario, fingiendo ser quienes no son, con el estr√©s que esto acarrea. Quedarse dentro del armario evitando hablar de su vida afectiva, tambi√©n genera desconfianza entre los compa√Īeros, por lo que no es una opci√≥n mucho mejor. La mentira acaba siendo la menos mala de las elecciones, con todo lo que puede acarrear esta alternativa, ya que si se descubre, las consecuencias pueden ser emocionalmente m√°s duras.
Los resultados de encuestas de satisfacci√≥n laboral, con visi√≥n de diversidad, realizados en varias empresas, revelan que el personal bisexual se encuentra entre los grupos menos satisfechos. En algunas empresas se han hecho grupos focales para analizar estos resultados, y se han puesto en marcha iniciativas y estrategias de inclusi√≥n espec√≠ficas, en lugar de tratar la diversidad sexual de la poblaci√≥n como grupos homog√©neos.
Se necesita visibilizar modelos de hombres y mujeres bisexuales, que promuevan la normalizaci√≥n del colectivo, alentando as√≠ al resto a poder vivir su sexualidad sin complejos ni miedos, pudiendo as√≠ entre todos y todas ofrecer apoyo y orientaci√≥n.