Archivado en

LABORAL

La Seguridad Social prepara la 'biografía laboral' de los españoles


Con el apoyo del Instituto de Estudios Fiscales, analizará los datos de los 25 millones de personas que tiene registrados para poder extraer conclusiones


pdf
print
pmail
VISITANOS SI QUIERES ESTAR INFORMADO

SECCIÓN SINDICAL FRATERNIDAD MUPRESPA

El mercado laboral español ha experimentado grandes transformaciones en los últimos años, y el sistema público de la Seguridad Social necesita adecuarse a esos cambios para garantizar su viabilidad futura. ¿Qué consecuencias tendrá, por ejemplo, el retraso en el acceso de los jóvenes a un trabajo estable, o la elevada temporalidad que se está generalizando en los últimos años?. Y, en primer término, ¿cómo se reflejan esos cambios en la sociedad actual?.

Los registros de la Seguridad Social proporcionan abundante información. Además, y puesto que la pensión está en función de las cotizaciones realizadas a lo largo de toda la vida, los datos se guardan durante mucho más tiempo que en cualquier otra entidad pública o privada. Pero resulta necesario preparar toda esa documentación para analizar la 'biografía laboral' de los ciudadanos y extraer conclusiones.

La dirección de la Seguridad Social, con apoyo del Instituto de Estudios Fiscales, han emprendido esa tarea. La población que tiene alguna relación con el sistema al margen de la asistencia sanitaria, supera los 25 millones de personas.

Abarca a los cotizantes, tanto los ocupados como los desempleados (en la medida en que el Servicio Público de Empleo paga por ellos) y a los pensionistas, excluidos aquellos que tienen sistemas de protección distintos, como, por ejemplo, los funcionarios de clases pasivas.

Para el estudio se está elaborando una muestra que cubrirá aproximadamente al 4% de aquellos que a finales de 2004 tuvieron esas relaciones de pago de cuotas o cobro de prestaciones con la Seguridad Social, lo que representa algo más de un millón de personas.

De los detalles del trabajo han informado sus coordinadores en la publicación 'Índice', que elaboran el Instituto Nacional de Estadística y la Universidad Autónoma de Madrid.

Estudios de estas características pueden servir para analizar la equidad y eficiencia del sistema público de pensiones, o para conocer el impacto de determinadas políticas públicas, pero eso ya corresponde a otras instancias. El análisis de los 'micro-datos' de vidas laborales ayudará, eso sí, en la toma de decisiones de los parlamentarios que han de revisar el Pacto de Toledo para garantizar la viabilidad de las pensiones, por ejemplo.

'Mini-contratos'

En el estudio se ha optado por seleccionar un periodo, y no una fecha concreta, dada la importancia de los contratos de muy corta duración, explican. Por una parte, estos 'mini-contratos' no se distribuyen aleatoriamente entre la población, y justamente, conocer su incidencia es uno de los propósitos del análisis. Se ha estimado, además, que si se opta por una fecha, se quedarían fuera el millón largo de personas que mantienen una relación laboral en alguna etapa del año y que cotizan por ella.

La muestra se obtiene por selección aleatoria de algunos dígitos en los números de identificación de las personas que componen la población analizada, utilizando un método que garantiza la representatividad para cada uno de los años y permite dar continuidad al trabajo a lo largo del tiempo.

De todas las personas seleccionadas se va a recuperar la historia de su relación con la Seguridad Social, bien como afiliado bien como preceptor de prestaciones. Pero, además, y puesto que las consecuencias de una vida laboral se prolongan más allá de la existencia del cotizante -al extenderse a su familia, a través de las pensiones de orfandad y viudedad- también se van a extraer muestras de fallecidos: personas que tuvieron en su identificación los mismos dígitos en otras épocas.

Además se proyecta una muestra de extranjeros, porque el especial interés del fenómeno migratorio reciente y de los aspectos ligados a su integración laboral así lo aconseja.

Para garantizar la confidencialidad, los códigos identificadores de las personas de las muestras serán anónimos, y se ha previsto modificar técnicamente algunas variables -sin alterar con ello los resultados- con el objetivo de evitar que a través de la 'biografía laboral' se pueda llegar a saber quien es la persona concreta.

Proyectos

La idea inicial -explican los técnicos del Instituto de Estudios Fiscales y la Seguridad Social- es actualizar anualmente la muestra general y de inmigrantes, alargando la historia de los seleccionados en el periodo anterior e incorporando las biografías de personas que inician sus relaciones con el sistema. Pero la continuidad del trabajo exige recursos, que se obtendrán si la iniciativa tiene éxito entre los investigadores.

Diario Montañés www.eldiariomontanes.es