Archivado en

SALUD LABORAL

Un juez califica accidente laboral el estrés de una funcionaria


El tribunal se√Īala que la funcionaria y sus compa√Īeros de trabajo est√°n enfrentados, ¬ęcon quiebra completa de sus respectivas relaciones personales y tensi√≥n permanente en las profesionales¬Ľ


pdf
print
pmail

VISITANOS SI QUIERES ESTAR INFORMADO

SECCI√ďN SINDICAL FRATERNIDAD MUPRESPA

El Juzgado de lo Social n√ļmero 1 de C√°ceres ha emitido una sentencia, en la que establece que el estr√©s laboral que sufre una funcionaria de la Junta de Extremadura es imputable a un accidente de trabajo. La funcionaria es jefe de un negociado de la Junta desde el a√Īo 1995, y ha tenido problemas en su trabajo antes del a√Īo 2003, en ese a√Īo acudi√≥ dos veces al servicio de Urgencias de un Hospital, una por tener una crisis de ansiedad y otra por 'depresi√≥n ex√≥gena de relaci√≥n laboral'. El tribunal se√Īala que la funcionaria y sus compa√Īeros de trabajo est√°n enfrentados, ¬ęcon quiebra completa de sus respectivas relaciones personales y tensi√≥n permanente en las profesionales¬Ľ, indica que esa situaci√≥n provoc√≥ en ella un trastorno depresivo mayor vinculado al estr√©s laboral. Los compa√Īeros han declarado que es ella misma la que propicia los problemas. Uno ha testificado que tiene un car√°cter conflictivo, otro que persigue a sus compa√Īeros y un tercero que quiere dividir a la plantilla en dos bandos, los que est√°n con ella y los contrarios. Frente a la opini√≥n de sus compa√Īeros est√° la de un psic√≥logo del SES (Servicio Extreme√Īo de Salud), que asegura que ella sufre un trastorno por estr√©s postraum√°tico cr√≥nico. Asegura que es una persona 'normal', no hipersensible y que no existe un padecimiento anterior al que quepa imputar su enfermedad. Reitera la sentencia que el trastorno mental de la empleada no es imputable a una especie de delirio, a la enfermiza percepci√≥n subjetiva de quien se cree perseguido sin estarlo. S√≠ndrome del quemado Un psiquiatra del SES confirma el estudio del psic√≥logo y abunda en la circunstancia de que no es una persona de sensibilidad extraordinaria que reacciona de modo anormal, enfermizo, ante lo que cualquiera soportar√≠a sin mayor problema. Considera que hay una clara vinculaci√≥n entre su enfermedad y su trabajo. El tribunal recalca que en este caso no se enjuicia un supuesto acoso laboral. Se centra en el llamado 's√≠ndrome del quemado', que define como un s√≠ndrome de agotamiento f√≠sico y mental intenso, resultado de un estado de estr√©s laboral cr√≥nico o frustraci√≥n prolongado. El juez opina que el 'quemado' por el trabajo tiene fuerzas pero no tiene ganas, y que es perfectamente compatible el estr√©s laboral incapacitante con la diligencia del empleador y la de los compa√Īeros del trabajador (jefes, iguales o inferiores). El Juzgado de lo Social de C√°ceres indica que ninguna responsabilidad afirma esta sentencia para el empleador, la Junta de Extremadura, ¬ęlimit√°ndose su alcance al de vincular causalmente el trastorno mental diagnosticado con el desempe√Īo del trabajo en condiciones probadamente estresantes¬Ľ. La funcionaria de la Junta ha ganado este caso, despu√©s de haber tenido un pronunciamiento desfavorable en el Juzgado de C√°ceres. http://www.hoy.es