Archivado en

ECONOMIA

Edimburgo se blinda con los preparativos de la reunión del G-8


La policía escocesa ha detenido este lunes a un centenar de manifestantes en Edimburgo durante las protestas previas a la cumbre de líderes del Grupo de los Ocho (G-8), entre los próximos miércoles y viernes en Gleneagles.


pdf
print
pmail
VISITANOS SI QUIERES ESTAR INFORMADO

SECCI√ďN SINDICAL FRATERNIDAD MUPRESPA

El enfrentamiento entre los manifestantes y las fuerzas del orden, en el centro de la capital escocesa, también ha dejado varios heridos leves en ambos bandos.

Hasta un millar de simpatizantes de grupos anarquistas, seg√ļn la polic√≠a, han protagonizado lo que han denominado "El Carnaval para el disfrute total" en las calles de Edimburgo, una ciudad pr√°cticamente tomada por las fuerzas del orden. Lo que hab√≠a empezado con un cruce de palabras acab√≥ finalmente en una refriega entre agentes y manifestantes, que avanzaban disfrazados y a ritmo de tambores por el centro de la ciudad.

La Policía ha recomendado a los comercios que cerrasen y que su personal permaneciese dentro y alejado de las ventanas. Los radicales, en su mayoría jóvenes de la región, han destrozado partes de la acera y han lanzado ladrillos contra una línea de oficiales protegidos con armaduras y cascos en Rose Street, una zona lujosa repleta de cafés y bares populares.

La Policía cargó en repetidas ocasiones contra la muchedumbre, haciendo uso de sus escudos para empujar hacia atrás a los manifestantes. Acto seguido, los agentes se han visto sorprendidos por una lluvia de botellas y latas de cerveza vacías.

Contra la pobreza

M√°s de 10.000 polic√≠as patrullan las calles de Edimburgo, donde miles de personas se congregan ya para participar en las protestas contra la pobreza y la injusticia social, con motivo de la cumbre del G-8, los siete pa√≠ses m√°s ricos y Rusia. El plato fuerte de las manifestaciones ser√° el mi√©rcoles en Edimburgo, con la marcha convocada por el activista Bob Geldof y el √ļltimo concierto de los once Live 8 contra la pobreza.

El pasado s√°bado, Londres centr√≥ la serie de diez conciertos simult√°neos en todo el mundo, que reuni√≥ a algunos de los mejores artistas de los √ļltimos 30 a√Īos para presionar a los l√≠deres del G-8 para que aumenten su ayuda a Africa, cancelen la deuda externa de todos los pa√≠ses e impulsen el comercio justo.

Con una audiencia de 2.000 millones de espectadores que siguieron los recitales por televisi√≥n e Internet, el Live 8 ha dado a los l√≠deres mundiales "el mayor mandato de la historia para acabar" con la extrema pobreza, seg√ļn Geldof.