Archivado en

Los salarios españoles son un 28% inferiores a la media de la UE


Los salarios en España son inferiores a la media europea en todos los sectores de actividad, sobre todo en la construcción. La diferencia se da en todos los niveles de formación, incluidos los estudios superiores.


pdf
print
pmail
Los salarios medios españoles son un 28,4% más bajos que la media de la Unión Europea, según destaca un informe presetnado por Comisiones Obreras de Catalunya que recoge datos de la oficina europea de estadísticas Eurostat. El salario medio español es de 19.220 euros brutos al año, frente a los 26.850 euros de media de la UE, y sólo supera a los de los países recién incorporados del antiguo bloque del Este (Portugal, Grecia y Malta no han facilitado sus datos).

El informe, realizado con datos del 2002, reconoce que la diferencia es algo menor si se tiene en cuenta la capacidad de compra de cada salario en los diferentes países. En ese caso, el salario medio español sería equivalente a 22.550 euros, pero aun así inferior en un 16% a la media europea.

El diferencial se mantiene en todos los niveles de formación, más acusado incluso entre el colectivo de asalariados con estudios superiores, que se encuentra un 31% por debajo de la media europea. Igualmente, la diferencia se da en todas las actividades económicas. La mayor, en la construcción, con 15.300 euros brutos al año, casi un 35% por debajo del promedio de la UE. Por el contrario, en el sector de actividades financieras es bastante menor, del 15%, y 36.950 euros al año, más de lo que se paga en países como Dinamarca y Finlandia.

Los salarios medios más elevados se encuentran en el Reino Unido (36.200 euros), Luxemburgo (35.000), Alemania (34.600), Irlanda (30.800), Suecia (30.200) y Holanda (30.100). Si se tiene en cuenta el impacto del tipo de cambio y la capacidad real de compra, el Reino Unido se sitúa en tercer lugar, superado por Luxemburgo y Alemania. En el antiguo bloque del Este es donde los salarios son menores: Letonia (3.200 euros), Lituania (3.600), Estonia (4.400), Eslovaquia (5.000), Hungría (5.900), República Checa (6.470) y Polonia (7.000).

En toda Europa, hay diferencias notables entre hombres y mujeres. De media, las mujeres vienen a cobrar un 25% menos que los hombres y las mayores diferencias relativas entre los dos colectivos -de más de un 30%- se dan en el Reino Unido, Dinamarca y Chipre. Por el contrario, los menores desfases se encuentran en Eslovenia, Hungría, Polonia, Lituania, Bélgica, Suecia y Finlandia. En España, el desequilibrio es del 29% (21.200 euros los hombres por 15.030 las mujeres).

Los técnicos de Eurostat argumentan que hombres y mujeres no tienen la misma presencia en todos los sectores de actividad ni ocupan los mismos puestos. Igualmente, señalan que las mujeres asalariadas tienden a ser más jóvenes que los hombres y, por lo tanto, no tienen la misma antigüedad ni han podido tener la misma promoción.

La Vanguardia