Archivado en Legal, Salud Laboral

SINIESTRALIDAD LABORAL

Informe sobre el Plan de actuaciones para la mejora de la seguridad y salud en el trabajo y la reducción de los accident


PLAN PARA MEJORAR LA SEGURIDAD Y LA SALUD EN EL TRABAJO Y REDUCIR LA SINIESTRALIDAD LABORAL Recoge la Estrategia Española en materia de seguridad y salud en el trabajo, cuya elaboración fue aprobada en la Mesa de Diálogo Social.


pdf
print
pmail
VISITANOS SI QUIERES ESTAR INFORMADO

SECCIÓN SINDICAL FRATERNIDAD MUPRESPA

Mejorar las condiciones de seguridad y salud en el trabajo y, en particular, la reducción de la siniestralidad laboral constituye una de las prioridades del Gobierno. Por ello, el Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales ha presentado al Consejo de Ministros un informe sobre un Plan de actuación cuyo objetivo es lograr una mayor y más rápida reducción de la siniestralidad laboral.

En 2005 se ha producido una considerable caída de los índices de siniestralidad laboral; pero esta reducción es, a juicio del Gobierno, insuficiente y está convencido de que ganar la batalla contra la siniestralidad laboral es posible. Los requisitos para ello son:

  • Disponer de una verdadera Estrategia.
  • Contar con el consenso y la colaboración de todos los agentes implicados.

Por ello, el Gobierno propuso a los interlocutores sociales, primero, y a las Comunidades Autónomas y a las fuerzas políticas en el Parlamento después, la elaboración entre todos de una Estrategia en esta materia.

La iniciativa del Gobierno fue aprobada en la Mesa de Diálogo Social y constituye uno de los tres elementos del Plan de actuación para la mejora de la seguridad y salud en el trabajo y la reducción de los accidentes laborales que hoy se ha presentado a informe.

El Plan de actuación, que traza las líneas a seguir en los próximos años, está basado en tres elementos fundamentales:

  1. Elaborar, con la participación de todos, una Estrategia española en materia de seguridad y salud en el trabajo.
  2. Abordar un conjunto de medidas específicas, coherentes con la Estrategia, adoptadas por el Gobierno.
  3. Movilización importante de recursos.

Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo 2005-2008

La Estrategia se plantea ante la necesidad de:

  • Dar respuesta a la demanda de la sociedad española de que se reduzca la siniestralidad y de que mejore la seguridad y la salud en el trabajo.
  • Cumplir un compromiso asumido con las fuerzas políticas, con las Comunidades Autónomas y con los interlocutores sociales en el marco del Diálogo Social.
  • Atender a la obligación de los poderes públicos de desarrollar políticas que protejan la seguridad y la salud de los trabajadores.

La Estrategia se basa en la construcción de una política global, coherente y que implique a todos los agentes tanto públicos como privados. Por tanto, las características que la definen son:

  • Consenso: debe surgir del acuerdo entre todos.
  • Transversalidad: debe impregnar el diseño de todas las políticas.
  • Políticas integradas que consideren todos los ámbitos e interlocutores.
  • Política laboral coherente basada en la calidad en el empleo.
  • Sensibilizar a la sociedad como garantía de éxito para reducir la siniestralidad laboral.

Entre las líneas de actuación de la Estrategia hay que resaltar el cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales, perfeccionar los mecanismos de participación de los trabajadores y de sus representantes e impulsar la investigación.

Otra línea de actuación es promocionar la responsabilidad social de las empresas en materia de prevención de riesgos laborales.

Medidas específicas

Las medidas se dirigen a conseguir un refuerzo de la prevención, de la vigilancia en el cumplimiento de las normas y de la lucha contra los accidentes de trabajo.

Las principales medidas son:

  • Fortalecer la Inspección de Trabajo mediante un incremento presupuestario de los créditos para 2005 de un 11 por 100. En este mismo año se reforzará los recursos humanos con 55 inspectores y 45 subinspectores. Además 300 técnicos de las comunidades autónomas reforzarán la Inspección, en materia de Prevención de riesgos laborales.
  • La Inspección actuará en sectores de alta siniestralidad y durante 2005 se visitarán 12.000 empresas. Se llevará a cabo un programa de actuaciones en actividades con mayor índice de contrataciones temporales. En el sector de la construcción se realizarán 80.000 visitas y 300.000 actuaciones.
  • Se reforzarán los recursos materiales y humanos del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo poniendo fin al debilitamiento producido desde el año 1996, que ha perdido el 30 por 100 de sus efectivos técnicos.
  • El Plan contiene una serie de medidas normativas que ya se están tramitando y otras que se desarrollarán tras el proceso de Diálogo Social.
  • Reforzar la colaboración entre la Administración General del Estado y las Comunidades Autónomas.
  • Se incrementan los fondos destinados a acciones de formación continua en prevención de riesgos laborales en un 10 por 100, respecto a 2004. Se establece un presupuesto extraordinario de seis millones de euros.
  • Otras actuaciones inmediatas contemplan un Plan de lucha contra los accidentes in itinere. También se abordará, en el marco del Diálogo Social, la finalización del nuevo listado de enfermedades profesionales.

Recursos disponibles

Para desarrollar el Plan se movilizarán por parte del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales 450,7 millones euros. En 2005 los recursos puestos a disposición de estas políticas superan en 127 millones de euros los del año anterior, prácticamente un 40 por 100 más.

TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES

SE INCREMENTAN LAS BONIFICACIONES A LAS EMPRESAS

PARA LA FORMACIÓN DE SUS TRABAJADORES

  • Con la aprobación de esta norma se da cumplimiento al acuerdo alcanzado en la Mesa de Diálogo Social sobre Formación Continua.

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto Ley por el que se modifica la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2005, en materia de financiación de formación continua. El objetivo prioritario de esta norma es mejorar el crédito para la formación de los trabajadores en las empresas, incrementando el porcentaje de las bonificaciones.

Con la aprobación de este Real Decreto Ley se da cumplimiento al acuerdo alcanzado en la Mesa de Diálogo Social sobre Formación Continua, celebrada el pasado 21 de marzo, en la que los interlocutores sociales propusieron al Gobierno la tramitación de esta norma.

Los objetivos de la nueva normativa son:

  1. Estimular a las empresas para que desarrollen acciones de formación continua para sus trabajadores, e impulsar el incremento de la productividad y competitividad de las mismas.

Los nuevos porcentajes de bonificaciones son los siguientes:

  • Para empresas de 6 a 9 trabajadores será del 100 por 100.
  • De 10 a 49 del 75 por 100.
  • De 50 a 249 del 60 por 100.
  • De 250 o más del 50 por 100.

En la actualidad los porcentajes son del 90 por 100, 65 por 100, 52,5 por 100 y 42,5 por 100, respectivamente.

Las empresas de uno a cinco trabajadores dispondrán de un crédito anual de 420 euros, en lugar de los 350 establecidos hasta ahora. Además, aquellas empresas que abran nuevos centros de trabajo en 2005, así como las de nueva creación, dispondrán de una bonificación media por trabajador que se incorpore de 65 euros, en lugar de 62 euros.

La revisión de los porcentajes se realiza con carácter urgente dado que sus efectos se refieren al 1 de enero de 2005 y las empresas deben conocer los créditos de los que disponen para organizar los programas de formación de sus trabajadores.

  1. Anticipar a este año el objetivo previsto para 2006 de incrementar los fondos a transferir a las Comunidades Autónomas para la gestión de la formación continua. Con ello se da cumplimiento a las sentencias del Tribunal Constitucional de abril y octubre de 2002.
  2. Poner en marcha con carácter experimental un programa de subvenciones para la dotación y equipamiento de Centros de Formación Profesional, que garantice el desarrollo eficaz de los planes de formación continua amparados en la negociación colectiva sectorial. A través de esos planes se pretende dar cobertura a todas las necesidades de formación demandadas por los distintos sectores productivos.

El Servicio Público de Empleo Estatal podrá regular el establecimiento de subvenciones de capital, hasta una cuantía máxima de seis millones de euros para un programa experimental.

  1. Declarar ampliable el crédito destinado a la financiación de las bonificaciones en las cotizaciones de la Seguridad Social acogidas a medidas de fomento de empleo por contratación laboral, de forma que se pueda dar respuesta a los acuerdos que se adopten en el marco del Diálogo Social sobre la reforma del mercado de trabajo.

Hay que tener en cuenta que, cuando se tramitó la Ley de Presupuestos, no se habían concretado los temas a abordar, en materia de empleo, en el Diálogo Social. Actualmente, al haberse iniciado ya, han surgido posibilidades de cambios normativos.

TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES

ANTEPROYECTO DE LEY DE PARTICIPACIÓN DE LOS

TRABAJADORES EN LA SOCIEDAD EUROPEA

  • Se completa el marco normativo de las Sociedades Anónimas Europeas domiciliadas en España.

El Consejo de Ministros ha recibido un informe del Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales sobre el Anteproyecto de Ley que regula la implicación de los trabajadores en las Sociedades Anónimas Europeas domiciliadas en España y ha acordado iniciar la tramitación de dicha disposición y solicitar los informes y dictámenes preceptivos de determinados órganos consultivos: Consejo Económico y Social, Consejo General del Poder Judicial y Consejo de Estado.

En la elaboración del indicado Anteproyecto de Ley el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales ha consultado ampliamente a los interlocutores sociales y ha incorporado al mismo determinadas propuestas formuladas por los mismos. Con ello se ha dado cumplimiento al compromiso asumido en la Declaración del Diálogo Social suscrita por el Gobierno, las organizaciones sindicales UGT y CCOO y las organizaciones empresariales CEOE y CEPYME el 8 de julio de 2004.

Con la aprobación de esta disposición se incorporará al Derecho español la Directiva europea aprobada en 2001 sobre dicha materia y se completará el marco normativo de las Sociedades Anónimas Europeas que se vayan a domiciliar en España.

Nueva forma de sociedad

La Sociedad Anónima Europea es una nueva forma societaria que puede actuar en cualquiera de los países de la Unión Europea y del Espacio Económico Europeo si se ha constituido en cualquiera de ellos de acuerdo con su legislación específica.

El régimen de este tipo de sociedad es mixto, en la medida en que es en parte comunitario y en parte nacional; por otra parte, dicho régimen aparece desdoblado en dos normas: una que regula los aspectos mercantiles, que está en este momento en trámite parlamentario, y otra los aspectos laborales, que son los que se regulan en esta norma. Ambos proyectos están adecuadamente coordinados.

La participación de los trabajadores

La implicación de los trabajadores en las sociedades europeas que se contempla en el Anteproyecto de Ley no responde a un modelo único ni se impone imperativamente a los trabajadores. En este sentido, da prioridad absoluta a la negociación entre las partes para determinar los mecanismos de implicación que se establezcan; es decir, serán los representantes de la sociedad y de los trabajadores los que decidirán dichos mecanismos, que podrán consistir en:

  • La creación de un órgano de representación de los trabajadores de la sociedad europea (una especie de comité de empresa europeo) que será informado y consultado, con carácter previo a la adopción de determinadas decisiones empresariales.
  • La participación de los trabajadores en los órganos sociales de la Sociedad, Consejo de Administración o, en su caso, el Consejo de Vigilancia.

Sólo en caso de falta de acuerdo se aplicarán las normas subsidiarias que se contienen en el Anteproyecto de Ley que se basan en el principio "antes/después", en virtud del cual se respetarán los derechos de los trabajadores.

Con la nueva regulación se avanza hacia un modelo de implicación de los trabajadores más moderno y más acorde con una economía globalizada en la que actuarán las Sociedades Europeas, así como más comprometida en la medida en que favorece la existencia de un mayor compromiso con los objetivos y resultados de la empresa.