Archivado en

SINIESTRALIDAD LABORAL

驴Por qu茅 va tan mal la siniestralidad?


Es una pregunta obligada para todos los agentes p煤blicos y privados que tienen que ver con la materia. Nuestros datos de siniestralidad laboral siguen estando muy por encima de la media europea, a pesar de la mejora producida en los 煤ltimos ejercicios en cuanto a los accidentes mortales se refiere.


pdf
print
pmail
VISITANOS SI QUIERES ESTAR INFORMADO

SECCI脫N SINDICAL FRATERNIDAD MUPRESPA

Llevamos a帽os trabajando en prevenci贸n y seguridad, nuestra legislaci贸n es id茅ntica a la de nuestro entorno europeo, emanada de la ley del 95 y de las consecuentes transposiciones de las directivas europeas, todas ellas acordadas por consenso entre los agentes sociales y las Administraciones central y auton贸micas en el seno de la Comisi贸n Nacional de Seguridad y Salud Laboral. Adem谩s de esta homologaci贸n normativa, me consta que las adecuadas medidas de prevenci贸n han sido una prioridad constante para nuestra Inspecci贸n de Trabajo. Consenso de todos, buenas leyes, inter茅s p煤blico, pero, sin embargo, los datos siguen siendo muy malos. 驴Qu茅 pasa?

Existen muchas respuestas. Que si la construcci贸n pesa mucho en nuestra econom铆a, que si nuestra temporalidad es muy alta, que si abusamos de la subcontrataci贸n, que si los empresarios no se toman en serio el asunto, que si los trabajadores no ponen inter茅s... 驴Cu谩l de ellas es la verdadera respuesta a nuestra pregunta? Pues probablemente todas en general, y ninguna de ellas en particular. En el fondo, lo que pasa es que nuestras normas de seguridad laboral se basaron en un supuesto b谩sico: que exist铆a una cultura de prevenci贸n. Y esa cultura, a pesar de los esfuerzos realizados todav铆a no existe. Por eso el sistema no funciona como debiera.

驴Pero qu茅 es cultura de prevenci贸n? Cultura es un conjunto de valores sobreentendidos que supone una escala de prioridades. La prevenci贸n, esto es, el arbitrar todas las medidas f铆sicas y personales para evitar accidentes, m谩s que solucionar sus efectos, todav铆a no es una cultura entre nosotros, aunque poco a poco vayamos avanzando hacia ella. Una cultura impregna a todos los intervinientes en la materia. Tambi茅n a los sistemas educativos, responsables de la creaci贸n de la conciencia primero, y de las t茅cnicas de prevenci贸n, despu茅s.

De todo ello se habl贸 en el IV Encuentro Nacional de Profesores Universitarios de Seguridad y Prevenci贸n, celebrado recientemente en Sevilla. Los profesores de las universidades espa帽olas se preguntaron c贸mo podr铆an mejorar, desde su tribuna, la educaci贸n en prevenci贸n de nuestros titulados universitarios, empe帽ados en mejorar esa deseada cultura de prevenci贸n.

Los profesionales reunidos en Sevilla llegaron a las siguientes conclusiones, que transcribo esquem谩ticamente: el nombre de la asignatura y de los departamentos deber铆a ser 'Prevenci贸n y Seguridad' y no 'Seguridad y Prevenci贸n', como est谩 actualmente establecido. La cultura de la prevenci贸n es la que garantiza la seguridad, y no viceversa. Recomiendan abordar la materia en su globalidad, recogiendo una realidad actual, que a las responsabilidades civiles ya se est谩n uniendo las penales.

Los futuros profesionales deben tenerlo muy claro desde su etapa universitaria. Hay que inculcar en el alumno que la seguridad es una materia que debe estar integrada en el proceso constructivo, y no, como hasta ahora, como una adenda paralela al proyecto. La ense帽anza de la seguridad debe realizarse de forma transversal, incluy茅ndola en todas las asignaturas, al menos en las carreras t茅cnicas. La aplicaci贸n de los cr茅ditos ECTS debe ir acompa帽ada de una mayor dotaci贸n de recursos por parte de las universidades. Se deber铆a estudiar la posibilidad de unificar los contenidos b谩sicos de los programas de las asignaturas en todas las escuelas t茅cnicas de Espa帽a.

El alumno debe salir convencido de sus conocimientos y ser un t茅cnico 煤til en materia de seguridad. El alumno debe ser consciente de que el conocimiento de la materia permite asumir las responsabilidades con tranquilidad. Se debe insistir en la realizaci贸n de trabajos de investigaci贸n en temas de seguridad. Al trabajo en equipo debe darse trato preferente, como se exige en el mundo empresarial. Se debe potenciar las actitudes sociales, para reforzar la cultura de la prevenci贸n en el seno de las organizaciones. Se tiene que potenciar el uso de las herramientas inform谩ticas en materia de prevenci贸n.

Esperemos que cuando vuelvan a encontrarse en quinta convocatoria en Barcelona, algunas de sus recomendaciones sean ya una realidad.

Cinco Dias