Lecturas contra el 'mobbing

Archivado en

LABORAL

Lecturas contra el 'mobbing


Una experta advierte de que el acoso ha de durar una media de 5 años para que el caso prospere judicialmente


pdf
print
pmail
VISITANOS SI QUIERES ESTAR INFORMADO

SECCIÓN SINDICAL FRATERNIDAD MUPRESPA

Las denuncias por casos de mobbing o acoso moral en el trabajo se han incrementado en los últimos años. Sin embargo, esto no se debe a que los casos de mobbing hayan aumentado, sino a que la gente utiliza este término de forma demasiado arbitraria, afirmaron la abogada Gloria Poyatos, el inspector de trabajo Manuel Velázquez y el antrópologo Julián Paniagua en la presentación de los libros que acaban de publicar sobre esta cuestión. Esta banalización es negativa para aquellos que realmente sufren mobbing.

Expertos en el tema definen el mobbing como un comportamiento negativo entre compañeros o superiores por el que el afectado es víctima de un acoso y ataque sistemático durante un largo periodo de tiempo. La denuncia por mobbing es muy difícil de plantear, ya que probar que hubo acoso es complicado. Por esta razón, Gloria Poyatos, autora del libro Mobbing, análisis multidisciplinar y estrategia legal, aconseja que, antes de entrar en la vía legal, se agoten los recursos internos.

LAS INSPECCIONES DE TRABAJO.

Si una persona cree ser víctima de mobbing,debe primero acudir a la empresa y, concretamente, a los delegados de prevención para hacerlos intervenir. Sin embargo, si el tratamiento interno no es satisfactorio, se traslada el problema a la Inspección de Trabajo que, según Manuel Velázquez, autor de Mobbing, violencia física y estrés en el trabajo. Aspectos jurídicos de los riesgos psicosociales,visita el centro, observa la realidad y emprende medidas que pueden ser tanto sancionadoras como mediadoras. "Las inspecciones se realizan sin previo aviso y muchas empresas consideran que no ayudan al buen funcionamiento del centro porque es abrir la caja de Pandora", afirma Velázquez.

LAS CONSECUENCIAS.

Aquellas personas que han padecido o que padecen acoso moral llegan incluso a necesitar ayuda piscológica, ya que pueden caer en depresiones y otras enfermedades que les llevan a pedir la baja. Es especialmente delicada la situación de aquellos trabajadores que se ven obligados a seguir en el puesto de trabajo hasta que se produce la resolución judicial.

EL JUICIO.

Cuando se llega al caso de poner una denuncia judicial, lo más importante es la puesta en escena. Sin embargo, no toda denuncia de mobbing puede ser llevada al juzgado, ya que se necesita que el caso esté muy maduro, porque no todos los indicios pueden ser apreciados por los jueces. Además, según la experiencia de la abogada Poyatos, el acoso debe haber tenido una duración media de cinco años y mínima de seis meses para lograr una resolución favorable al denunciante. Y el daño producido ha de estar objetivado, ya que, según Poyatos, si no se ve, no se aprecia el problema. La mejor manera de hacer patentes las consecuencias del mobbing es ser visitado por un psiquiatra, ya que no sólo constata los daños piscológicos, sino que teoriza sobre su origen. Para la puesta en escena es importante tener pruebas testificales que acrediten el acoso moral. En estos casos se aceptan grabaciones de vídeo o sonido que se hayan realizado en la empresa, en horario laboral y en las que participe el trabajador acosado.

LAS EMPRESAS. En el momento en el que se pierde el respeto a las normas de convivencia de una empresa es cuando se pueden originar casos de mobbing.El ejercicio del poder por parte de los dueños o superiores de una empresa puede desembocar en situaciones de acoso moral. La dirección de un centro suele fomentar la competitividad, según explica Julián Paniagua en Las dos racionalidades. Estudio antropológico de una empresa textil.En este momento pueden darse situaciones de acoso, ya que se rompen las reglas no escritas. Para detectar casos de mobbing o situaciones que puedan desembocar en acoso hay que analizar el cruce de las reglas con la realidad. Cuanto más se aleje la realidad de las reglas establecidas, más posibilidades hay de que se produzca mobbing.
FASES. Con la mala resolución de un conflicto puede comenzar el proceso de mobbing.Después de la generación del conflicto y el posterior inicio del acoso, está la fase de intervención del entorno. La respuesta de éste ante el acoso determinará su rápida resolución o su implantación permanente. Una vez el entorno ya ha intervenido, es el momento de la empresa, con sanciones o mediación. Cuando la situación de acoso ya es permanente, desemboca en la fase de marginación, en la que se excluye al acosado del mundo laboral.

La Vanguardia