Archivado en

CONCILIACION VIDA LABORAL

Trabajo advierte de que la conciliación de la vida laboral es un problema social y no sólo de la mujer


La secretaria general de Políticas de Igualdad del Ministerio de Trabajo, Soledad Murillo, advirtió hoy de que la conciliación de la vida laboral y familiar y el peso que soportan las mujeres como responsables de las tareas familiares es un "problema social y de orden público" y no sólo un asunto que compete a las mujeres.


pdf
print
pmail
VISITANOS SI QUIERES ESTAR INFORMADO

SECCIÓN SINDICAL FRATERNIDAD MUPRESPA

Durante su participación junto a Cándido Méndez en unas jornadas de UGT sobre el equilibrio de la representación sindical entre hombres y mujeres, Murillo consideró un "desperdicio y una torpeza importante" el que las fuerzas políticas no presten suficiente atención a la necesidad de conciliar la vida laboral y familiar.

La responsable de Igualdad del Ministerio de Trabajo subrayó que la actual tasa de paro femenino que registra España es "inasumible" para un país que se considera "moderno" y señaló que el 60% del desempleo de la mujer tiene en las responsabilidades familiares "su principal factor indicativo".

Murillo insistió en que el reparto de las tareas familiares sigue siendo una "asignatura pendiente" en Europa. "No hemos dado aún el gran salto. El reparto de las responsabilidades familiares supone ligar el empleo femenino a la productividad, no a que las mujeres tengan cabida en el mercado laboral. El capital humano de las mujeres no puede depender de cómo se negocie el reparto del tiempo con los hombres", denunció.

La secretaria general de Igualdad abogó por introducir en las empresas planes de igualdad "en términos de productividad e inversión", así como por incorporar el concepto de género a la estrategia empresarial y a la formación. "Tenemos instrumentos, como el diálogo social, para modernizarnos y evitar que el empleo femenino sea lo primero que Europa nos echa en cara", concluyó.

UGT RECLAMA ATENCIÓN A LAS PERSONAS DEPENDIENTES.

Por su parte, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, afirmó que el impulso a la igualdad de género debe "impregnar" los objetivos del diálogo social marcados en la Declaración de La Moncloa, así como el proceso de renovación del Acuerdo Interconfederal de Negociación Colectiva (ANC).

Además de emplear estos instrumentos, el dirigente sindical señaló que existen otros mecanismos para contribuir a la conciliación de la vida laboral y familiar, como es la atención a las personas dependientes.

Según dijo, del millón de hogares españoles donde hay personas con algún grado de dependencia sólo el 13% cuanta con alguna ayuda por parte de las instituciones públicas. A ello se suma que en el 75% de los casos de dependencia, la atención recae especialmente sobre las hijas, que "en un porcentaje significativo" se han visto obligadas a abandonar un empleo para poder asistir a sus familiares.

Para Méndez, el establecimiento de un marco general en el que se reconozca el derecho universal de atención a las personas dependientes permitiría "remover los obstáculos" que existen para la incorporación plena de la mujer al mercado laboral.

En el transcurso de estas jornadas, UGT -sindicato que tiene paridad entre hombres y mujeres en su Comisión Ejecutiva Confederal- presentó una guía de buenas prácticas que ha realizado junto a sindicatos alemanes, británicos y holandeses para aumentar y consolidar, a largo plazo, la representación de la mujer en todas las estructuras sindicales, en las mesas de negociación colectiva y en las mesas de diálogo social.

Europa Press