Archivado en

DIALOGO SOCIAL

Solbes frena el pacto entre Trabajo y sindicatos sobre el salario mínimo


• UGT y CCOO piden a Zapatero que "tome cartas en el asunto" y restituya la confianza en el proceso • El Gobierno aprobará hoy una subida del 4,5% del SMI en el 2005, que se sumará al 6,6% de junio


pdf
print
pmail

SECCION SINDICAL FRATERNIDAD MUPRESPA

VISITANOS SI QUIERES ESTAR INFORMADO

www.comfia.net/fraternidad

ROSA MARÍA SÁNCHEZ
MADRID

Solbes, con el permiso de José Luis Rodríguez Zapatero, ha vuelto a parar los pies al ministro de Trabajo, Jesús Caldera, con gran enfado de los sindicatos. El resultado es que ayer fue imposible firmar el acuerdo entre Gobierno, sindicatos y empresarios sobre el salario mínimo interprofesional (SMI). Los representantes de UGT y CCOO no están dispuestos a volver a negociar sobre nada hasta que el presidente del Gobierno, "tome cartas en el asunto", en palabras del secretario de Acción Sindical de CCOO, Ignacio Fernández Toxo.
Todo estaba listo para que, ayer, el Gobierno firmara con los representantes de UGT, CCOO, CEOE y Cepyme un acuerdo sobre evolución del salario mínimo interprofesional (SMI). El día anterior, Trabajo había remitido una copia del acuerdo a cada una de las partes, que fue discutida y aprobada por las ejecutivas de UGT y CCOO y que, según el ministerio, "tenía el OK de los empresarios".

BONIFICACIÓN EMPRESARIAL
El acuerdo incluía una subida del SMI del 4,5% para el 2005 (que se suma a la del 6,6% de junio), dentro del compromiso socialista de llegar a los 600 euros en el 2008, al finalizar la legislatura. El acuerdo también incluía una bonificación de 10 euros en la cuota empresarial de la Seguridad Social sobre cada contrato que cotice por la base mínima (para evitar que los empresarios asuman todo el coste de la elevación del SMI). Por último, el texto incorporaba una cláusula automática de revisión salarial para garantizar que, en el futuro, la subida del SMI nunca será inferior a la de la inflación.

MOTIVO DE LA DISCORDIA
Este último punto es el que no gustó en el Ministerio de Economía y el vicepresidente Pedro Solbes exigió retrasar su aprobación. Ayer, Caldera tuvo que retirar el texto del acuerdo y, según asistentes a la reunión, dijo que la decisión había sido consultada con Zapatero y avalada por éste.
Los representantes sindicales montaron en cólera y al salir de la reunión, Toxo y su homólogo de UGT, Toni Ferrer, explicaron que estaba en peligro el proceso de diálogo social, que tiene en la agenda temas tan importantes como la negociación colectiva, la precariedad de los contratos y las pensiones.
En la reunión de ayer también estaba presente el secretario de Estado de Economía, David Vegara, aunque, por parte del Gobierno sólo intervino Caldera. Al finalizar la reunión, el ministro de Trabajo eludió hablar de conflicto. Caldera dijo que el Consejo de Ministros aprobará hoy la subida del 4,5% del SMI y explicó que las partes habían decidido "darse más tiempo para seguir negociando" las otras dos cuestiones, sin perder de vista --dijo-- el objetivo de los 600 euros para el 2008 y que "nadie va a perder poder adquisitivo". Según Caldera, tampoco existe duda de que los empresarios serán compensados por el incremento de la base de cotización mínima.