LA ACTUACIÓN DE CC.OO. MODIFICÓ EL PROYECTO TITÁN

Archivado en

LA ACTUACIÓN DE CC.OO. MODIFICÓ EL PROYECTO TITÁN


El proyecto Titán supone la renovación progresiva de los teclados de todos los centros de trabajo y algunos cambios operativos. UGT ha emitido una información distorsionada sobre este asunto, por lo que aclaramos algunos aspectos.


pdf
print
pmail
Recordamos que la Caja presentó hace casi un año a los sindicatos los nuevos teclados para las oficinas, en paralelo a la instalación de otros teclados en los edificios centrales. La actuación de CC.OO. ha sido esta:
1.- CC.OO. criticó que la Caja nos presentara este proyecto en su fase de ejecución, en lugar de hacerlo a tiempo para realizar aportaciones que lo enriquezcan y eviten problemas posteriores, tal y como, además, prevé la Ley.
2.- Asimismo, exigimos negociar ciertos aspectos operativos, de seguridad y de protección de derechos de los empleados, ya que existían riesgos derivados de la necesidad de mantener la tarjeta insertada en todo momento en el terminal, prevista en el proyecto.
3.- CC.OO. ha emitido 5 hojas informativas sobre este asunto, ha mantenido diversas reuniones con la Dirección y lo ha llevado hasta el Consejo de Administración.
Todo ello ha permitido modificar el uso inicialmente previsto de la tarjeta de empleado, obteniendo una mejora significativa en la operativa, en la seguridad y en la protección de la confidencialidad del empleado. A medida que se vayan instalando estos teclados, la operativa será la siguiente, en todos los centros:
- El empleado inserta su tarjeta para iniciar la sesión. - El sistema le pide una contraseña. - Al reconocer al usuario, podrá retirarse la tarjeta y operar sin ella el resto e la jornada. – En caso de no pulsar tecla alguna o mover el ratón durante 20 minutos, el ordenador se bloqueará, debiendo activarlo del mismo modo. – Además, se va a habilitar una opción de bloqueo del ordenador por el empleado, que será el único que podrá desbloquearlo.
Sin embargo, UGT asegura en su información que “este proyecto obliga a mantener introducida la tarjeta en el terminal durante la jornada laboral para evitar bloqueos” (?). Nada más lejos de la realidad.
La seguridad es también un asunto de buenas prácticas. En cuanto a este aspecto fundamental, CC.OO. sólo puede promover las prácticas que redundan en nuestra mayor seguridad; por ello, lo que recomendamos es, precisamente, no mantener insertada la tarjeta en el terminal ni a la vista encima de la mesa, porque no es necesario, multiplica los riesgos y nos devuelve a la situación de inseguridad anterior a que la Caja rectificara.
Desde hace años, la tarjeta de empleado es también una tarjeta de débito, acumulando utilidades comerciales, que se sitúan en el ámbito privado; otras de carácter laboral, como pasar los tornos en edificios centrales; otras relacionadas con las nuevas formas de comunicación, como el acceso a e-personas ...
La razón por la que esta vez ha habido una polémica no es tanto por la acumulación de funciones en una tarjeta (algo que viene de antiguo), sino porque la nueva operativa introducía riesgos objetivos. Por ello, CC.OO. ha intervenido hasta modificar la operativa. No obstante, CC.OO. también ha señalado desde el principio la necesidad de respetar la opinión de empleados que no quieren ver asociadas otras funciones en tarjetas que tienen por su condición de clientes.
Madrid, 1 de diciembre de 2004